02/08/2022 |
VIII Congreso Estatal de Educación Social: Dignidad & Derechos  – El éxito de un formato innovador

Lourdes Menacho, presidenta del Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales y Carlos Sánchez-Valverde, presidente del Comité Científico.

 

En Sevilla, el 2 de junio, dábamos cierre a los actos físicos de este VIII Congreso Estatal de Educación Social; un singular congreso de formato híbrido, descentralizado, corresponsable, que ha dado de sí imágenes, discurso, propuestas… y mucha palabra. Un formato mixto fruto de una apuesta arriesgada. Porque nos atrevimos a proponer que fuera a la vez presencial y online, desarrollado en nueve jornadas —la primera con dos sesiones— en nueve localizaciones diferentes y en un registro temporal de dos meses, del 31 de marzo al 2 de junio de 2022. Todos creemos que este formato ha venido para quedarse.

Hemos recorrido Madrid, Cuenca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Valencia, Murcia, San Pelayo (Valladolid) y Sevilla., y los resultados y las valoraciones han sido muy positivos: 708 personas han asistido presencialmente a las diferentes jornadas y más de 1.900 conexiones totales online para verlo en streaming. En las encuestas de valoración, los asistentes han concedido una valoración media por encima de 4 sobre 5, destacando estructura (4,23) e interés de las ponencias (4,29). El balance en redes sociales ha significado más de 200 entradas en Facebook, 180 en Instagram y más de 200 tuits en Twitter, incorporando casi cien nuevos seguidores.

 

¿Para qué queríamos este congreso?

Los congresos no se hacen porque toca. Cada congreso ha significado para la educación social puntos de referencia de ese caminar juntos y juntas que evoca la etimología. Murcia, en 1995: un colectivo único, titulados y habilitados; Madrid, en 1998: referentes ante los desafíos de una sociedad cambiante; Barcelona, en 2000: una mirada ética en clave europea; Santiago de Compostela, en 2004: puntal de las políticas sociales del siglo XXI juntos, profesión y academia; Toledo, en 2007: documentos profesionalizadores; Valencia, en 2012: experiencia práctica fundamental en el cambio de época; Sevilla, en 2016, respondemos a derechos de la ciudadanía.

En este, que debería haberse realizado en Zaragoza en 2020 y que el destino se empeñó en posponer dos veces, el lema ha sido Derechos & Dignidad. Que hemos tejido y desarrollado del siguiente modo: Profundizar en la educación social como derecho y necesidad de una Ley de Educación Social y asegurar la dignidad de las personas a las que acompañamos, así como la de las y los profesionales.

Asimismo, tres han sido los temas emergentes que han acompañado a los principales:


– La relación de la educación social con la escuela-sistema educativo.
– La ética aplicada y la deontología de la profesión.
– La educación social en el medio rural.


La historia juzgará el resultado de nuestros esfuerzos, como una bella obra coral, pero, sobre todo, les dará sentido.

 

Puedes acceder a los videos de las jornadas en el siguiente enlace