Unión Profesional continúa con su participación en el Grupo de Trabajo de Emprendimiento y profesiones liberales de la Comisión Europea

La organización que agrupa las profesiones colegiadas en España, Unión Profesional (UP) participaba ayer en una nueva reunión del Grupo de Trabajo coordinado por la Comisión Europea (CE) para ocuparse de los temas de emprendimiento en relación con las profesiones liberales en la Unión Europea, en Nápoles (Italia). Esta reunión fue organizada en el contexto de la Semana Europea de la Pequeña y Mediana Empresa, cuya apertura ha tenido lugar hoy con la presencia del Presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano y el apoyo del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, quien ha expresado la intención de la Unión Europea de continuar apoyando a este sector económico.

«La coordinación sigue adelante. Estamos preparando expedientes para la nueva Comisión que tomará el relevo próximamente». De esta manera se expresaba el moderador del Grupo de Trabajo, Kiril Nikolov, de la Dirección General de Emprendimiento y Economía Social de la CE. La idea, continuaba Nikolov, es que a principios del año 2015 este tema reciba un nuevo impulso gracias a los nuevos comisarios, cuyas reacciones parecen positivas con respecto a las profesiones liberales.

Plan de Acción

El nuevo informe sobre el Plan de Acción para reforzar el emprendimiento de las profesiones liberales ha centrado el participativo debate que tuvo lugar entre las profesiones liberales de los estados miembros y algunas otras entidades vinculadas a las mismas, cuyas propuestas y comentarios han sido escuchados atentamente por la institución europea que será quien finalmente ponga en marcha dicho Plan, de modo que «necesitamos un ‘producto’ que sirva de base para las acciones». Una de las propuestas planteadas y apoyadas por la mayoría de las organizaciones profesionales reunidas en Nápoles tiene que ver con la ausencia de estadísticas sobre las profesiones liberales, por lo que uno de los objetivos para un futuro cercano será, según la CE, el desarrollo de las mismas. En este punto, Gonzalo Múzquiz, secretario técnico de UP, proponía «estudiar en teoría económica cuál va a ser el comportamiento del sector profesional con el fin de que todas las acciones vayan alineadas. De esta manera, los riesgos disminuyen».

Otro de los temas abordados en esta reunión ha sido la necesidad de financiación, debido a la dificultad que las profesiones liberales poseen a la hora de solicitar algún tipo de ayuda económica, cuando esta proviene de los fondos públicos europeos. El consejo del representante de la Dirección General de Emprendimiento y Economía Social ha sido la proactividad: «Yo les recomiendo que sean proactivos. Se trata de una nueva oportunidad para las profesiones liberales, para que puedan mostrar sus potencialidades». Trabajar con una definición común del concepto de ‘profesión liberal’ así como plasmar la confianza en los profesionales en modo positivo en el futuro Plan, deben ser dos de los puntos más prioritarios de la CE. Algo que ha sido apuntado por todas las organizaciones reunidas en Nápoles así como por CEPLIS (Consejo Europeo de las Profesiones Liberales), presente también en la sala. «Es imprescindible mantener la confianza en los servicios y evitar que se consideren ‘carga administrativa’», apuntaba la representante de la BFB, asociación profesional alemana.

El representante del Comité Económico y Social Europeo (CESE) tomaba la palabra para recordar la existencia de dos dictámenes emitidos por este organismo, donde ya se sugería la prioridad de conseguir llegar a una definición común y también de unos valores comunes para las profesiones liberales, tal y como se expone en el último estudio elaborado para el CESE por la Universidad de Colonia. En este sentido, CEPLIS trabaja en un documento desde el año 2006 que está siendo revisado y que será aprobado previsiblemente, según anunciaba el representante de este Consejo, en el mes de noviembre.

«Las profesiones son otra cosa», apuntaba Gonzalo Múzquiz, para después solicitar a las instituciones europeas, un «avance en el reconocimiento de las profesiones tal y como está haciendo en los últimos tiempos con la elaboración de distintos estudios e informes», porque no debe olvidarse que «las profesiones son operadores económicos con otro vector que las hace precisamente específicas», finalizaba el representante de UP, para quien, volviendo al tema de la definición común, debemos partir de la aportación en este sentido del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Este justamente debe ser el «punto de partida», apoyaba Kiril Nikolov (CE). El objetivo de convertir este Grupo de Trabajo en un Foro Permanente es la consecución de la conexión entre las partes interesadas –las profesiones liberales y la Comisión Europea. Se trata de «mejorar la comunicación entre dichas partes y las instituciones europeas. Conseguir la sostenibilidad del diálogo».

Durante la reunión, el CESE apostó por encontrar un sistema para facilitar el intercambio de buenas prácticas de las profesiones liberales europeas. Este aspecto como el del concepto de Desarrollo Profesional Continuo (DPC) ha sido protagonista también de la reunión de este Grupo de Trabajo, tipología de formación en la que «debe tener en cuenta que también se trata de una cuestión de inversión», apuntaba el representante del CESE.

Movilidad profesional

El Grupo de Trabajo de Emprendimiento estuvo coordinado por la tarde por Marko Curavic, jefe de la Unidad de Emprendimiento y Economía Social de la Dirección General de Empresa e Industria de la CE, quién agradeció los comentarios aportados al Plan de Acción por las organizaciones profesionales de los diferentes países que conforman este Grupo de Trabajo, entre ellos, los de Unión Profesional, que tienen que ver con el intercambio de información con terceros países con la finalidad de descubrir mejores formas de proceder en cuanto a regulación administrativa, tal y como explicó Elena Córdoba, representante de UP.

El Jefe de Emprendimiento y Economía Social recomendó a las organizaciones profesionales reunidas en este encuentro aprovechar estos días de la Asamblea Europea de las PYMES para intercambiar experiencias. Además, anunció que en el primer semestre del próximo año tendrá lugar dos laboratorios dedicados a los emprendedores senior y animó a las profesiones liberales a aportar buenas prácticas en este sentido, todo con la idea de mejorar las oportunidades de empleo para los profesionales.

Encuentro de las profesionales liberales en Italia

Bajo el título de ‘European Resources for Liberal Professionals, key players in innovation and development’, la organización que representa las profesiones liberales en Italia, Confprofessioni, organizaba ayer una jornada en Nápoles con varios paneles, entre los cuales hubo uno dedicado a las profesiones liberales en Europa, al que fue invitado Unión Profesional, como representante de las profesiones colegiadas en España. Dicho encuentro fue enmarcado en la presidencia italiana del Consejo de la UE y de la Semana Europea de la Mediana y Pequeña Empresa, que se celebra en la misma ciudad desde hoy hasta el próximo 3 de octubre.

Inaugurada por el presidente de Confprofessioni, Gaetano Stella, para quien «el mundo profesional puede ser una ayuda para revitalizar Europa», esta jornada contó con la presencia de representantes del ámbito político como Ignazio Abrignani, del Comité de Actividades Productivas, Comercio y Turismo o Walter Rizzetto, del Comité de Empleo. Ambos reconocían la necesidad de voluntad política para que el profesional pueda acceder a la financiación que solicita cualquier sujeto porque posee las mismas necesidades, muy especialmente en situaciones de crisis económica.

«Queremos que los profesionales liberales sean reconocidos como emprendedores». Así comenzaba la intervención del representante de la Dirección General de Empresa e Industria, de la Comisión Europea, Marko Curavic, jefe de la Unidad de Emprendimiento y de la Economía Social. Además, Curavic informó a los presentes del avance del grupo de trabajo que coordina sobre emprendimiento y profesiones liberales,  que será transformado en «un foro permanente».

Durante este encuentro se debatieron las propuestas más destacadas para las profesiones liberales desde focos diferentes como el de la salud o la contribución de este sector al empleo joven.

Panel de las profesiones liberales en Europa

Confprofessioni dedicó la mesa de cierre de la jornada a las organizaciones profesionales de Alemania, Rumanía, Inglaterra y España, moderada por Mariano Magnabosco. En dicha mesa se contó también con la presencia del director general de CEPLIS (Consejo Europeo de las Profesiones Liberales), Theodoros Koutroubas, quien presentó el trabajo sobre «los valores comunes de los profesionales liberales europeos».

Por parte de Alemania, Nadine Dauer, de la Bundesverband des Freie Berufe (BFB), puso toda la atención en conceder la misma importancia a los servicios que a las personas y culminaba resaltando que «las profesiones liberales son en estos momentos imprescindibles para la economía y la sociedad».

Nicolae Mirica, de la Romanian Union of Liberal Professions, planteó los problemas a los que se enfrentan las profesiones liberales a la hora de solicitar financiación, tales como la evaluación de proyectos o la diferencia en la interpretación entre las entidades convocantes y los solicitantes.

Por su parte, Peter Swindlehurst, de la United Kingdom Inter-Professional Group, repasó la situación en la que el sector profesional se encuentra con respecto a las restricciones propuestas por Reino Unido, donde se «es más restrictivo con las profesiones que con las ‘ocupaciones’ o los ‘trabajos’».

En esta misma mesa, Elena Córdoba, de Unión Profesional, hizo un recorrido por la labor que las profesiones liberales llevan a cabo en España, en la actualidad, volcadas en trabajar con las autoridades gubernamentales a favor de una regulación equilibrada. Elena Córdoba también centró su intervención en la necesidad de obtener una identidad común, lo que justifica la específica regulación y que precisamente «servirá para avanzar hacia la Europa de las Profesiones».

La revista Profesiones cumple 150 números

Tras 21 años, la revista Profesiones llega a su número 150. La dirección y la redacción de esta publicación ha querido celebrar esta cifra con un cuadernillo especial en el que se incluyen artículos de personalidades relevantes que muestran su parecer sobre la función de las profesiones, los colegios y sus Consejos en nuestra sociedad.

(más…)

Profesiones 149: Los colegios profesionales miran al futuro

El nuevo número de la revista Profesiones lanza su quinto Especial sobre el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales, en un escenario donde los colegios profesionales no han dejado ni un solo momento de mirar al futuro.

(más…)

La Comisión Europea presenta las líneas de acción para fomentar el emprendimiento en las profesiones liberales

Tras un año de intenso trabajo, la Comisión Europea (CE) daba a conocer hoy, 9 de abril, las principales líneas del Plan de Acción que pretende llevar a cabo desde la Dirección General de Empresa e Industria para reforzar el emprendimiento de las profesiones liberales. La educación y formación; el acceso a los mercados; la simplificación de las normas administrativas; el acceso a la financiación y el fomento de la representación y participación de las profesiones liberales en el ámbito europeo, son las cinco líneas previstas para potenciar el emprendimiento en las profesiones liberales, un sector que representa —como pusieron de manifiesto los representantes comunitarios— alrededor del 14% del Producto Interior Bruto (PIB) en los respectivos países.

Estas líneas de actuación son fruto de las conclusiones e ideas obtenidas durante las reuniones del grupo de trabajo creado específicamente por la CE para esta materia. Este grupo de trabajo sobre Emprendimiento y Profesiones Liberales ha contado con la activa participación de algunas organizaciones profesionales europeas, entre las que se encuentra el Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS) y Unión Profesional (UP), organización que agrupa a las profesiones colegiadas españolas.

Durante la conferencia celebrada en Bruselas para debatir este Plan de Acción, Antonio Tajani, vicepresidente de la Comisión Europea, ha destacado que por primera vez se ha puesto en el centro de la estrategia europea a las profesionales liberales como esenciales para el crecimiento. «Por primera vez, Europa considera a los profesionales como protagonistas de una realidad que tiene como objetivo que el 20% del PIB sea producto de la actividad empresarial», afirmó el vicepresidente.

Entre otras cuestiones, en relación con el acceso al crédito, el Plan contempla, como ha resaltado Tajani, la posibilidad de que los profesionales liberales puedan acceder a los fondos regionales, a los que proporciona el Horizonte 2020 y al Programa COSME.


Intervención de Unión Profesional

Durante la conferencia, Unión Profesional ha agradecido la especial atención que se ha prestado desde la Comisión Europea a las profesiones liberales, sector intrínsecamente relacionado con el emprendimiento: «las profesiones liberales son dinamizadoras de la actividad emprendedora y creadoras de empleo». A modo de reflexión global, Gonzalo Múzquiz, secretario técnico de UP, puso de manifiesto el valor de la profesionalización de las actividades como elemento determinante para la eficiencia, la viabilidad y la optimización de la asignación de recursos.

Además, se destacó que la calidad de los servicios profesionales prestados por profesionales liberales son el ingrediente fundamental de todo sector de actividad ya que aportan los conocimientos más cualificados y actuales para el mejor resultado, garantizando el mejor servicio a los consumidores y usuarios. Elementos como la deontología profesional y el Desarrollo Profesional Continuo son esenciales para el emprendimiento y para garantizar la calidad de los  servicios profesionales.


Sobre el Grupo de Trabajo de Emprendimiento y Profesiones Liberales

Enmarcado en el Plan de Acción de Espíritu Empresarial 2020, la Comisión Europea creaba en el mes de mayo de 2013 un grupo de trabajo para evaluar las necesidades específicas de las profesiones liberales en relación con cuestiones como la simplificación, la internacionalización o el acceso a la financiación. Este grupo de trabajo, en el que se invitó a participar a algunas organizaciones profesionales europeas —como es el caso de Unión Profesional— se reunió cuatro veces en 2013-2014, con el objetivo de identificar las necesidades de las profesiones liberales y realizar propuestas. La Comisión tiene como objetivo apoyar a los profesionales liberales para acceder a la financiación en este momento de crisis y beneficiarse de los mercados en crecimiento fuera de Europa. Además, este grupo pretende facilitar el intercambio de buenas prácticas, difundir métodos y herramientas a través de la UE y formular recomendaciones para el desarrollo de acciones en el ámbito europeo y en los Estados miembros en relación con esta materia.


>> Entrevista realizada a Marko Curavic, jefe de Emprendimiento de la Dirección General de Empresa e Industria (CE).
>> Crónica de la conferencia en ‘El Blog de las Profesiones’.

 

Garantías para la movilidad de nuestros profesionales

El pasado 22 de noviembre el Consejo de Ministros aprobaba un acuerdo sobre el plan de mejora del proceso interno de transposición de Directivas de la Unión Europea (UE). Según se indicaba, este nuevo sistema de elaboración de los Planes de Transposición de las directivas contribuirá a «una mayor calidad, claridad y seguridad jurídica de nuestras transposiciones», una cuestión extremadamente necesaria e imprescindible en nuestras sociedades democráticas.

Aunque a menudo pase desapercibido, sobre todo, en el ámbito mediático, son numerosas las normativas emitidas desde Bruselas que, luego, deben ser incorporadas a los ordenamientos jurídicos de los Estados miembros de la UE. Este es el caso de la nueva Directiva de Reconocimiento de Cualificaciones Profesionales, cuyo texto definitivo era aprobado el pasado 15 de noviembre por el Consejo de la UE y que tendrá que ser transpuesta en nuestro país a partir del año que viene. Tras un proceso largo pero fructífero, veía la luz finalmente el texto que vendrá a modernizar la regulación hasta ahora existente en materia de reconocimiento de cualificaciones, mejorando sustancialmente la movilidad de nuestros profesionales por la UE. Con ello, estaremos potenciando la competitividad y el crecimiento económico, conceptos claves para el presente y futuro del mercado único europeo.

Consciente de que la salida de unos más que formados profesionales al exterior supone una hemorragia intelectual para nuestro país pero, a su vez, se presenta como la única forma de ganarse la vida, debemos facilitar que esta movilidad se realice en las mejores condiciones. Este ha sido el objetivo prioritario marcado por las instituciones comunitarias a la hora de emprender la revisión de la Directiva 2005/36/EC en el año 2010. Desde su aprobación en 2005, la situación del mercado laboral y de la contratación de servicios profesionales ha evolucionado significativamente y, por ello, era necesario adaptar la normativa europea según las «nuevas» necesidades generadas por esta «nueva» realidad. A ello se añade la constatación de que tan solo un 2,4% de la población de la UE trabajaba en un Estado miembro diferente al de origen, lo que provocó un serio cuestionamiento acerca la eficacia de los mecanismos de reconocimiento de cualificaciones.

Con estos planteamientos, se iniciaba en el año 2010 un proceso de modernización que bien podría constituirse como referente en lo que a diálogo y trabajo conjunto se refiere. Durante tres años se ha procedido a un escrupuloso análisis por parte de las instituciones europeas, organizaciones representativas de las profesiones liberales, grupos de interés y ciudadanos para alcanzar la mejor y más eficiente normativa. Dadas las implicaciones que dicho texto tiene para nuestros profesionales, desde las organizaciones colegiales españolas se ha participado activamente en cada una de las consultas públicas, foros y reuniones organizadas en Bruselas. Les puedo asegurar que los kilómetros que nos separan no constituyeron impedimento alguno tanto para que contaran con el sector colegial español como para que obtuvieran la más que constructiva opinión por nuestra parte.

El resultado: una norma europea moderna y adaptada para garantizar en este nuevo entorno y, como bien figura en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, «la libre circulación de personas, bienes, servicios y capitales, así como la libertad de establecimiento». Pero esta normativa no beneficia únicamente a los profesionales cualificados —gracias, sobre todo, a la agilización y simplificación de trámites y requisitos— sino a toda la ciudadanía europea en tanto que viene a reforzar su seguridad con respecto a los servicios que le ofrecen los profesionales, independientemente de su lugar de procedencia. Como ya vienen haciendo, las organizaciones profesionales españolas seguirán ejerciendo su papel en el buen funcionamiento de los procesos de reconocimiento de cualificaciones.

No obstante, la estrecha colaboración prevista en el nuevo texto entre las administraciones públicas y las organizaciones representativas de las profesiones los facilitarán en mayor medida. Porque en la «Europa de las Profesiones» en la que nos hallamos inmersos, una movilidad real y con plenas garantías nos beneficia a todos.

>>  Artículo de opinión publicado en el diario Expansión el 7 de enero de 2014