Sanidad, construcción y algunas ramas industriales sostienen la afiliación de las profesiones en octubre

Análisis económico de Unión Profesional a raíz de los datos de afiliación y paro registrados en octubre del 2022


El subsector de servicios profesionales anotó una caída de la afiliación del 0,82% mensual, una disminución inferior a la habitual antes de la pandemia en este mes de octubre y que tiene mayor corroboración en la creación desestacionalizada de empleo del 0,33% mensual. La menor reducción estacional de ocupación en las profesiones sanitarias y sociales, y el mantenimiento del pulso en la contratación del conjunto de profesiones que dependen más de la actividad económica explican este desempeño menos desfavorable. Con todo, ello no fue suficiente para que el crecimiento anual de la afiliación se moderase una décima hasta el 3,93%. 

 

La economía ralentiza la creación de empleo: al alza, la construcción; a la baja, el turismo

Sin embargo, este balance de las profesiones se encuentra por encima del 3,01% anual que registró la economía este mes. El mercado laboral experimentó un crecimiento de la afiliación de medio punto porcentual (0,51% mensual), tres décimas por debajo del dato de hace un año (+0,81% mensual), por lo que puede advertirse cierta ralentización en la creación de empleo. Ello se reflejaría en términos desestacionalizados con una señal de estancamiento, puesto que la afiliación solo añadió un 0,08% mensual frente al 0,52% mensual de hace un año.

Dicha ralentización respondería, fundamentalmente, a la destrucción más intensa de ocupación en el turismo con los servicios de alojamiento y los servicios de comida y bebidas, el comercio minorista y las actividades de alquiler. Hecho que llama la atención, sobre todo, en la medida que el mes de octubre presentó un tiempo meteorológico favorable, por lo que el curso continuado de la elevada inflación podría ser la causa principal de este deterioro.

 

 

Las profesiones de arquitectura, ingeniería y científico-técnicas registraron un incremento de afiliación en octubre superior al del 2021, gracias, sobre todo, a la rehabilitación y las reformas, y las ramas industriales de reparación y electrónica.

 

En la parte positiva de la creación de ocupación sobresalió la construcción y, singularmente, las actividades de construcción especializada como las reformas mostraron un crecimiento destacado por encima del mes de octubre del 2021. Es posible que los fondos destinados a la rehabilitación por el Plan de Recuperación tengan una creciente influencia. Al mismo tiempo, la enseñanza presentó un incremento de afiliación superior al del año pasado en un mes donde la contratación para el comienzo del periodo lectivo alcanza de forma estacional su punto máximo al coincidir con el inicio del calendario universitario.

 

La sanidad contiene su reducción habitual de ocupación en octubre 

La sanidad mostró un descenso (-2,34% mensual) de la afiliación inferior a la habitual en octubre antes de la pandemia, entonces, más cercano al 3%. El patrón suele ser de un mes donde se finaliza el mayor volumen de contratos creados durante el verano para cubrir sustituciones y refuerzo de personal en los centros sanitarios de las zonas turísticas. Como en septiembre, esta menor reducción de la ocupación sociosanitaria respondió a la contratación más limitada de lo previsto que se realizó durante la época estival en el sector privado de la sanidad. Además, se observa que la ocupación creció en términos desestacionalizados. En contexto, aún hay alrededor de un 3% anual más de empleo en sanidad.

Hay otros factores próximos que podrían alterar el curso próximo de la afiliación en el ámbito sanitario. Entre ellos, la prevista Ley de Equidad sanitaria que limitaría los conciertos del sector privado con la sanidad pública a solo los más imprescindibles. Un proyecto de ley que espera ser aprobado antes de finalizar la presente legislatura. Además, en enero del 2023 se realizarán los exámenes de Formación Sanitaria Especializada, con lo que en mayo se prevé más incorporación de empleo. 

 

La construcción y las industrias de reparación y electrónica tiran de la afiliación en las profesiones de arquitectura, ingeniería y científico-técnicas

La división que recoge la afiliación de las profesiones de arquitectura, ingeniería y algunas áreas de las científico-técnicas expuso un crecimiento (1,09% mensual) de la afiliación en octubre más elevado de lo habitual antes de la pandemia, y por encima del dato del 2021. El buen tono del sector de la construcción y algunas ramas industriales explicarían buena parte de este comportamiento más positivo. 

Ello guardaría soporte en la mejora generalizada de las expectativas de pedidos y empleo en la obra civil, la construcción de edificios y las actividades especializadas como recoge el Índice de Clima de la Construcción (ICC) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En consecuencia, el impacto de la inflación en los costes de construcción no parece afectar, por el momento, al curso agregado de los proyectos e inversiones. Por el contrario, el índice PMI de la industria manufacturera que publica S&P Global apuntó a una intensificación en la caída de la producción y los pedidos este mes por el encarecimiento de costes que se reflejaría en una menor demanda de empleo.

 

 

Las profesiones del ámbito jurídico, de consultoría empresarial, informática, financiero y asegurador, inmobiliario y de I+D crecieron en afiliación, aunque a menor ritmo que en octubre del 2021. Posible señal de ralentización económica.

 

 

Las ramas industriales que aglutinaron el mayor deterioro en la caída de afiliación en comparación con octubre del 2021 fueron la fabricación de bebidas, y la recogida, tratamiento y eliminación de residuos. En contraste, la reparación e instalación de maquinaria y equipo, la fabricación de otro material de transporte, el suministro de energía eléctrica, la fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos, y de material y equipo eléctrico recogieron la mayor mejoría en demanda de ocupación respecto al 2021. Entretanto, el sector de la construcción exhibió una mejoría generalizada, especialmente, en el terreno de las reformas y rehabilitación, seguido de la obra pública, y de la construcción de edificios.

 

Buenos datos en el ámbito jurídico, consultor y financiero

La afiliación de las divisiones de profesiones del ámbito jurídico, de la consultoría empresarial e informática, financiero y asegurador, inmobiliario, y de I+D manifestó crecimientos por encima de su patrón en un mes de octubre antes de la pandemia, aunque quedaron por debajo de los incrementos registrados en el 2021. Ello podría señalar que el pulso de la actividad económica, especialmente, de las empresas, aunque también de los hogares, se mantiene con suficiente vigor para demandar los servicios que ofrecen estos profesionales. 

Sin embargo, el menor ritmo de contratación generalizado para estas profesiones respecto al 2021 abonaría la tendencia de ralentización debido a las dudas sobre el crecimiento económico más contenido de los próximos trimestres como se ha anunciado por los principales organismos nacionales e internacionales. 

 

La sanidad anotó un descenso de la ocupación en octubre inferior al habitual antes de la pandemia. Ello trae en causa en el menor número de contratos de sustitución, refuerzo y de otra índole firmados por el sector privado en verano. 

 

 

Además de la construcción y parte de la industria que sostendrían parte del buen comportamiento en el empleo de estas profesiones, se encontrarían otras ramas como la venta y reparación de vehículos y la actividad de la administración pública. Entretanto, el flujo del crédito se mantendría según el Banco de España en la medida que en septiembre la financiación a las familias creció un 1,2% interanual y un 1,1% interanual a las empresas. Incluso, el Indicador de Sentimiento Económico (ESI) que publica la Comisión Europea mejoró ligeramente para nuestro país en octubre. 

Otros elementos como el aumento previsto de concursos ante la entrada en vigor de la reforma concursal en septiembre y su procedimiento especial para microempresas a partir de enero del 2023; el grado de ejecución del Plan de Recuperación; o la evolución del nivel de precios en conjunción con la subida de los tipos de interés por parte de los bancos centrales para contener la inflación son elementos de especial relevancia a seguir los próximos meses.

 

Se mantiene el pulso favorable de la afiliación autónoma en las profesiones

Tanto el Régimen General (RG), como el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) reflejaron un mejor comportamiento del esperado antes de la pandemia en un mes de octubre. El RG solo restó un 1,08% mensual, por debajo del punto y medio habitual, y el RETA creció un 0,63% mensual, solo una décima por debajo de lo previsto para este mes.

En cualquier caso, será preciso esperar al próximo año para valorar, por ejemplo, el impacto del sistema de cotización de autónomos sobre la afiliación. Concretamente, a partir del 1 de enero del 2023 cuando entré en vigor el Real Decreto-ley 13/2022. 

 

Caída más intensa de los ERTE en las profesiones 

Los trabajadores en ERTE se redujeron un 6,45% mensual en octubre hasta sumar 19.990 personas el último día del mes. Tras el repunte del mes pasado, permanecería la tendencia a la baja de los meses precedentes. El 3,37% de este volumen fueron profesionales, 674 en esta situación. Además, la reducción de los ERTE en el subsector de servicios profesionales fue casi el doble de la economía con un 12,24% mensual menos. El 50,14% de los ERTE en las profesiones se localizan en publicidad y estudios de mercado, las actividades de servicios sociales sin alojamiento, y los servicios de arquitectura e ingeniería.

 

Bajada histórica del paro en octubre con un peso destacado de agricultura y servicios

El paro registrado en octubre disminuyó en 27.027 personas, un 0,92% mensual, el mejor dato en un mes de octubre en la serie histórica y cuando, de forma habitual, el desempleo crece tras el verano. Además, en términos desestacionalizados el paro descendió en 104.915 personas. Y hay 342.176 personas menos en paro en el último año, un 10,51% anual. Al mismo tiempo, el paro cayó con mayor intensidad en los hombres con 14.889 menos y un 1,26% mensual, por un 0,69% mensual en las mujeres con 12.128 menos. 

Dentro de los sectores principales, la agricultura con un 8,47% mensual, y los servicios con un 0,77% mensual aglutinaron el grueso de la caída del paro. La construcción con un 2,00% mensual y la industria con un 0,23% también restaron desempleo. Por el contrario, el colectivo sin empleo anterior expuso otra vez un crecimiento del paro del 2,27% mensual al añadir más de 5.500 personas, lo que podría ser reflejo del incentivo a incorporarse al mercado laboral para paliar el efecto de la inflación en las economías domésticas.

Los contratos registrados en octubre llegaron a 1.524.139, lo que supone una caída del 19,47% anual. De este monto, el 45,75% fueron indefinidos con un crecimiento del 251,31% anual debido a las modificaciones que introdujo la reforma laboral al transformar muchos contratos temporales en fijos discontinuos y limitar la temporalidad a circunstancias de las producción o por sustitución de la persona. Por otro lado, hay 1.698.523 personas beneficiarias de la cobertura por desempleo, un 7,4% anual menos, y la tasa de cobertura de las personas en paro se sitúa en el 61,02%.

 

ANÁLISIS DEL SUBSECTOR DE SERVICIOS PROFESIONALES POR DIVISIONES DE ACTIVIDAD PERTENECIENTES O RELACIONADAS CON EL MISMO.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo