Profesiones liberales europeas: lecciones aprendidas y retos futuros

El Comité Económico y Social Europeo (CESE) celebra en Bruselas el Día Europeo de las Profesiones Liberales

 

El pasado 10 de mayo, la vicepresidenta del Parlamento Europeo, Evelyn Regner, participó en la sexta edición del Día Europeo de las Profesiones Liberales, sesión organizada por la Categoría de Profesiones Liberales del Comité Económico y Social Europeo (CESE).  Regner se refirió a las profesiones liberales como «esenciales» para nuestra sociedad: «Planifican y construyen nuestras casas, nos cuidan cuando estamos enfermos y protegen nuestra democracia a través de su labor investigadora».

En el marco de la sesión de apertura de la conferencia anual, titulada ‘Profesiones liberales: lecciones aprendidas y retos futuros’, la vicepresidenta aseguró que, «dado que muchos profesionales liberales sufrieron grandes pérdidas económicas durante la pandemia de COVID-19, es hora de hacer un balance y encontrar soluciones para ser más resistentes a futuras crisis». En este contexto, Regner subrayó la importancia de la democracia participativa, en particular el papel del CESE y todos sus representantes de las profesiones liberales.

Los diferentes paneles abordaron temas cruciales para el futuro, desde la digitalización hasta el desarrollo sostenible y la educación. Oradoras y oradores analizaron los desafíos y oportunidades que los tiempos actuales ofrecen para el futuro de las profesiones liberales. Entre ellos, Rudolph Kolbe, co-portavoz de la Categoría Profesiones Liberales del CESE, que quiso destacar el papel crucial de las profesiones liberales en la superación de los desafíos sociales. «Urge retomar el debate sobre su plena implementación como interlocutores sociales a nivel nacional e internacional; concretamente, de la Unión Europea».

Victoria Ortega, presidenta de Unión Profesional y vicepresidenta del Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS), por su parte, quiso trasladar la importancia de una cultura profesional basada en la autoexigencia ética como un deber reflejado en los códigos deontológicos de cada profesión, y que a su vez promueven un modelo homogéneo de Desarrollo Profesional Continuo, «un compromiso del profesional por mantener actualizadas y mejorar sus competencias, conocimientos y habilidades. Ello implica una responsabilidad basada en la propia deontología inherente a las profesiones y un clima en el que prima el aprendizaje permanente, lo que garantiza la buena praxis profesional».

Al respecto, aludió a los valores profesionales que CEPLIS «ha venido formulando desde hace años, y que abarcan todos los aspectos principales del comportamiento profesional, a lo que convendría añadir la preservación del medio ambiente y la garantía de la igualdad de género. Porque sin igualdad no hay profesión».

La preocupación por las vocaciones STEAM en el actual proceso de transformación digital, la adopción ética de tecnologías de Inteligencia Artificial al servicio de la ciudadanía, o el cuidado del «factor humano» en los servicios profesionales fueron algunos de los temas de futuro debatidos, junto a la prospección de escenarios post covid y el potencial de la cooperación entre disciplinas. Marina Calderon, co-portavoz de la Categoría Profesiones Liberales del CESE, quiso destacar el papel estratégico de las profesiones liberales europeas, «en ellas residen los valores éticos y competencias necesarias para reiniciar y construir un mercado económico y social digitalizado, justo y sostenible».

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo