Por un entorno colegial atento a las necesidades de profesionales y ciudadanía

Día Internacional de las Personas Cuidadoras – 5 de noviembre

 

En el día en que se busca visibilizar la labor de las personas que, de manera profesional pero también desde el ámbito informal o familiar, se dedican al cuidado, desde Unión Profesional queremos apelar a su reconocimiento haciendo una llamada a la acción colegial.

Como nos recuerdan desde la filosofía del cuidado, la fraternidad revolucionaria que se constituyó en puente de unión entre libertad e igualdad es considerada claro antecedente del cuidado como principio universal que ha de unir a la ciudadanía. Más aún, cuando las discriminaciones son patentes y la responsabilidad, tanto individual como colectiva, está ligada a la consciencia de que, como humanidad, formamos parte de un contexto social y medio ambiental que nos precede, y que solo nos sobrevivirá si cuidamos que así sea.

Un compromiso inherente a la labor profesional, reflejado de manera particular en la revista Profesiones en su sección ‘Profesiones y Cuidados’.


CORRESPONSABILIDAD COLEGIAL

En tiempos de corresponsabilidad, el desarrollo del potencial de cuidado de la red que conforman los Consejos y Colegios Profesionales es una prioridad, así como el avance en políticas que fomenten la participación en el entorno colegial, así como en la sociedad, de aquellos y aquellas profesionales que encuentren cualquier tipo de trabas para su realización profesional y personal por razón de género, edad o diversidad funcional.

Desde Unión Profesional se están explorando posibles modelos en el marco de los Grupos de Trabajo dedicados a la Igualdad de Género, Protección de las Personas Mayores o la Acción Climática, entre otros, con el objeto de poder ser extrapolados al entorno colegial.

En esta línea, se han firmado recientemente convenios con la Fundación ONCE, la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) o la Asociación Profesional Nacional de Especialistas en Género, Igualdad, Acoso y Violencia de Género (Apregen).

 

Cuidar nuestro entorno; cuidar a los y las profesionales y a la ciudadanía; cuidar al que cuida.


ÉTICA HUMANA

Desde Unión Profesional también se quiere destacar cómo la semántica del cuidado, y su visibilidad, han estado tradicionalmente asignadas a género; es decir, ha recaído -y todavía recae- en las mujeres, tanto en el espacio privado como en el público.

Cuestión abordada desde las corporaciones colegiales, sabedoras de que «el problema de la cobertura de cuidados se asentó históricamente con la división social del trabajo entre hombres y mujeres: el trabajo fuera del hogar, en la sociedad, asignado a los hombres; y el trabajo dentro del hogar, en la familia, asignado a las mujeres, lo que ha continuado reproduciéndose posteriormente en nuevas formas de patriarcado contemporáneo, sosteniendo así en el tiempo la discriminación de las mujeres».

En palabras de la filósofa del cuidado, Carol Gilligan, mientras «en un contexto patriarcal, el cuidado es una ética femenina; en un contexto democrático, el cuidado es una ética humana». Conscientes de esta herencia, desde Unión Profesional se trabaja para que las estructuras colegiales amparen a sus profesionales en el cuidado de su labor desde una perspectiva institucional consciente y preocupada en articular las herramientas necesarias que garanticen una inclusión justa, plena e igualitaria.

 

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo