ODS 17: Alianza profesional para una sociedad mejor, un reto y un compromiso

Por Alfredo Bohórquez Rodríguez

 

Vivimos en una sociedad y momento histórico donde las actuaciones basadas en la individualidad, inmediatez, competitividad y el corto plazo, generan un escenario donde el bien común, los objetivos compartidos o la colaboración estructural de la sociedad, pierden terreno.

Queremos compartir la experiencia de ACEB (Alianza científico-profesional para el Estado de Bienestar), conformada por 16 Consejos profesionales y sociedades científicas de Educación, Sanidad y Servicios Sociales. Vamos a abordar nuestra experiencia en los tres momentos clave de la creación de una alianza: el nacimiento de la idea, la construcción inicial del reto compartido y el crecimiento del compromiso a largo plazo.

 

Nuestras grandes oportunidades pasan por construir un proyecto común desde la diferencia y el diálogo, por ser corresponsables de la realidad que estamos viviendo, por reforzar el papel del Estado de Bienestar y por construir una sociedad civil colaborativa, proactiva, más conectada y consciente de nuestra fuerza y poder para construir el bien común.


2014, el nacimiento

Toda alianza nace de una conversación o idea, generada por una necesidad y un compromiso compartido por varias personas u organizaciones que la quieren abordar. El momento del nacimiento de la idea es muy importante, ya que puede pasar de largo o ser descartada por su dificultad o falta de tiempo para afrontarla.

En nuestro caso, en 2014 tras múltiples conversaciones informales y reuniones entre varias organizaciones científico-profesionales, detectamos que con la entrada del baby-boom al colectivo de personas mayores de 65 años, era necesario abordar mejoras estructurales para poder mantener los 4 pilares del Estado de Bienestar —Educación, Sanidad, Servicios Sociales y Pensiones—. Por otra parte, éramos conscientes de la gran diversidad de la sociedad civil y el distanciamiento existente entre los ámbitos de las decisiones políticas y el del conocimiento y experiencia de los principales agentes de la sociedad civil (empresarial, sindical, profesional y ciudadano).

En la primera fase de explorar la necesidad y conocer la realidad, generamos un acuerdo de colaboración entre las organizaciones científico-profesionales, para analizar la sostenibilidad y mejora del Estado de Bienestar a medio y largo plazo. En el momento en que decidimos firmar el acuerdo y estudiar este aspecto, nacía nuestra alianza y asumimos y firmamos un compromiso a largo plazo con la sociedad.

 

Tras un año de diálogo, nuestras conclusiones fueron las siguientes:

  1. Somos corresponsables del modelo de sociedad en el que vivimos, tenemos que impulsar un diálogo desde la lealtad institucional, teniendo el foco en el bien común. Debemos mejorar las estructuras que no funcionan. El modelo de Estado y de Sociedad, no solo es un problema de los partidos políticos y gobernantes, es un tema de toda la sociedad. Las organizaciones científico-profesionales somos corresponsables de esta realidad.
  2. Es necesario crear un nuevo espacio de diálogo civil y político-parlamentario para abordar las soluciones a medio y largo plazo del Estado de Bienestar. Debemos impulsar un diálogo desde la diversidad y con todas las partes implicadas. Nuestro reto es ser proactivos, conectar el talento, colaborar respetando nuestra diversidad, asumir los retos comunes, generar confianza e impulsar un diálogo constructivo dentro de la propia sociedad civil.
  3. Los agentes de la sociedad civil tenemos un reto común. No se trata de un tema de tamaños, de derechas o izquierdas, de público o privado, de religioso o laico, ni de empresas o tercer sector. Tenemos un problema con nuestra forma de dialogar y con el tamaño pero de nuestro ego. Cada uno expone su libro y busca el beneficio propio, competimos y no colaboramos, criticamos y no construimos, exponemos y no escuchamos, atacamos lo que es diferente.En nuestra sociedad tenemos el talento desconectado, somos endogámicos, falta diálogo desde la diversidad, construir sobre nuestra diversidad nos hará mejores, tenemos que crear espacios de trabajo conjuntos, es necesario reforzar la comunicación y plantear objetivos y retos comunes entre los diferentes agentes civiles (empresariales, sindicales, científico-profesionales y ciudadanos).

Tenemos que aportar los mejores talentos de forma incansable y diseñar el modelo educativo, sanitario y social que queremos tener en 30 años. El Estado de Bienestar es nuestra responsabilidad.


2015 y 2016, la construcción del reto compartido

En 2015 decidimos dar el siguiente paso y tomamos la decisión de constituirnos como una entidad jurídica y creamos ACEB en 2016. Trabajamos conjuntamente elaborando un marco estratégico y comenzamos a  realizar reuniones con referentes civiles y políticos de ámbito estatal, para compartir nuestras reflexiones y enriquecer la idea.

En ACEB estamos comprometidas 16 organizaciones muy diversas y hemos sido capaces de dialogar, de construir un proyecto común y crear consensos entreEducación física y el deporte, Biología, Ciencias políticas y sociología, Educación social, Enfermería, Equinoterapia, Especialidades médicas (FACME), Farmacia, Fisioterapia, Geriatría y Gerontología (SEGG), Logopedia, Medicina, Pedagogía y psicopedagogía, Pedagogía Social (SIPS), Psicología y Terapia ocupacional.

En estos años realizamos las siguientes acciones y estudios:

  • Realizamos encuentros de diálogo con Presidencia del Gobierno de España, IMSERSO, los partidos políticos (PP y PSOE), Asociación de Exparlamentarios y la Plataforma del Tercer Sector.
  • Creamos nuestra web y redes sociales.
  • Publicamos los siguientes documentos (disponibles en alianzaestadobienestar.com):
    • 10 propuestas de ACEB. Nuevo diálogo civil para la mejora y sostenibilidad del Estado de Bienestar.
    • Profesionales del Estado de Bienestar. Somos 1,7 millones de profesionales universitarios (más de 780.000 colegiados/as) en los sectores del Estado de Bienestar.
    • Sistema actual de diálogo civil con Gobierno deEspaña y Parlamento: 4 Comisiones legislativas en el Congreso de los Diputados (participan 195 representantes políticos o parlamentarios y comparecientes) y 7 Consejos y Comisiones en los Ministerios (participan 327 personas) en educación, sanidad, servicios sociales y pensiones.
    • En 2016 el 63% del gasto de todas las administraciones públicas está destinado al Estado de Bienestar (Pensiones y prestaciones sociales 39%, Sanidad 14% y Educación 10%).


2017 y 2018, el crecimiento del compromiso a largo plazo

A lo largo de estos tres años de diálogo, hemos identificado y reforzado dos ideas muy sencillas, pero que lo pueden transformar todo: somos corresponsables del modelo de Estado de Bienestar y debemos mejorar nuestra forma de dialogar, especialmente de escucharnos, para construir consensos y soluciones para un sistema fuerte y mejor.

Nuestro reto es impulsar el siguiente cambio de paradigma en el diálogo civil y parlamentario, compartir el reto e inspirar una idea colectiva en la sociedad:

  • Modelo actual partidista de corto plazo: El Estado de Bienestar es un tema de competencia política partidista, se aborda en el corto plazo de una legislatura y cada vez es redefinido por el partido político que gobierna. La sociedad civil solo es consultiva.
  • Nuevo modelo colaborativo de largo plazo: El Estado de Bienestar es un tema estratégico y de pactos de Estado, con corresponsabilidad entre los grupos parlamentarios y la sociedad civil. Su mejora estructural y sostenibilidad se diseña a lo largo de varias legislaturas, afrontando los retos del sistema a corto medio y largo plazo, con el objetivo de avanzar hacia una sociedad mejor para todas las personas y generaciones.

Nuestra sociedad española es muy diversa, con una gran riqueza de personas, de organizaciones y con un tejido social muy potente. Nuestras grandes oportunidades pasan por construir un proyecto común desde la diferencia y el diálogo, por ser corresponsables de la realidad que estamos viviendo, por reforzar el papel del Estado de Bienestar y por construir una sociedad civil colaborativa, proactiva, más conectada y consciente de nuestra fuerza y poder para construir el bien común.

 

Por Alfredo Bohórquez Rodríguez, presidente de la Alianza Científico-profesional para el Estado de Bienestar (ACEB)

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo