Malmström y Planas hacen un balance favorable de la política comercial europea que profundizará en el multilateralismo

Encuentro entre la comisaria europea de Comercio y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en la sede de la Comisión Europea en Madrid

 

La Comisión Europea (CE) celebró el 10 de septiembre un nuevo Diálogo Ciudadano que contó con la presencia de la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Ambos coincidieron en señalar la labor positiva en materia comercial realizada por la CE en la legislatura a punto de concluir, y apostaron por atajar los riesgos que acechan como el brexit y la guerra comercial sobre la base de defender los valores europeos de democracia, igualdad, tolerancia y justicia transparente.

 

Un desempeño centrado en fomentar el multilateralismo, el respeto a las reglas y estándares internacionales, y una política de libre comercio justo y sostenible para las empresas y los ciudadanos es el balance consensuado a nivel político de la labor liderada por la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström. Su sucesor propuesto por la futura presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, es Phil Hogan, actual comisario de Agricultura, que seguiría la misma línea trazada por el mandato anterior para hacer frente a los desafíos de los próximos años. Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, alabó el trabajo realizado por la comisaria pues se ha logrado dar un salto cualitativo en el comercio multilateral basado en reglas que España apoya.

 

Ratificación del acuerdo de la UE con Mercosur y Vietnam

En cuanto al proceso de puesta en marcha del tratado entre la Unión Europea (UE) y Mercosur, Planas expuso que la finalización técnica y la ratificación parlamentaria del acuerdo, podría suponer dos años y medio. Después, habría un periodo transitorio aproximado de diez años. Sobre ello, apuntó que «las posibilidades de adaptación de los sectores y subsectores a la realidad de Mercosur es muy amplia». Sobre las reticencias de Francia a firmar el acuerdo, ambos cargos confiaron en que finalmente lo ratificará al serle beneficioso. Asimismo, señalaron que el acuerdo supondrá una palanca para proteger el Amazonas pues se podrá presionar más a Brasil para que cumpla sus compromisos adquiridos en el Acuerdo de Paris sobre los aspectos medioambientales.

Mientras, con el acuerdo con Vietnam, una vez firmado, traducido y ratificado por los países miembros, solo resta la aprobación del Parlamento Europeo que se producirá con probabilidad este otoño según la comisaria.

 

Brexit y relación con EE.UU.

Respecto a la situación del brexit, Malmström expuso que la UE está abierta a recibir más alternativas por parte del Reino Unido, siempre y cuando no suponga un daño al Mercado Interior ni a la situación de acuerdo con Irlanda. Además, aventuró que lo más probable una vez que se consume la salida de la UE, es que el RU efectúe acuerdos de libre comercio con otros países y regiones como EE.UU., sobre lo cual, destacó que lo deseable es que haya un acuerdo amplio y ambicioso con la UE.

Al mismo tiempo, sobre la relación de la UE con EE.UU. recordó que actualmente se está en conversaciones para lograr un acuerdo muy focalizado en el ámbito industrial y en cuestiones reglamentarias. Si bien, no descartó la posibilidad de configurar en el futuro un nuevo acuerdo comercial similar al famoso TTIP que no llegó a cerrarse.

 

Hacia una corte internacional de arbitraje sobre los acuerdos comerciales

Malmström también abordó la cuestión de los mecanismos de resolución de controversias entre inversores y Estados, los denominados tribunales ISDS, creados en la década de los 50 y que aún están presentes en los 4.000 acuerdos bilaterales actuales que hay en el mundo. La comisaria sostuvo el compromiso ya aplicado en acuerdos entre la UE con Canadá, Vietnam, México, y previstos con Chile, Singapur y Japón de modernizar estos tribunales para que los Estados miembros de la UE tengan la posibilidad de defender su regulación protectora de sus ciudadanos ante conflictos con inversores.

A su vez, apuntó que la UE trabaja ya con Naciones Unidas para crear en el futuro una futura corte internacional de arbitraje que pueda asumir todos los acuerdos comerciales entre el conjunto de países del mundo. Una corte que también contaría con profesionales independientes y un catálogo limitado de cuestiones a tratar centradas en la protección de la sociedad.

 

Retos del futuro mandato de la Comisión Europea

Posteriormente, sobre los retos a los que se enfrenta la UE como la desaceleración económica, la digitalización, las migraciones, las relaciones internacionales o el cambio climático, entre otros, Malmström defendió que se han de afrontar por la Comisión Europea a partir de la solidez de los valores europeos como son la democracia, la igualdad entre hombres y mujeres, la tolerancia, la libertad de prensa y la justicia transparente.

Asimismo, Planas citó dos retos esenciales sobre los que habrá de trabajar la próxima Comisión Europea que asumirá el cargo en noviembre: acometer una «transición justa económica y medioambiental» y avanzar en la gestión humana de las migraciones que llegan a la UE.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo