Liderazgo feminista, alianzas profesionales y comunidad colegial

Victoria Ortega, presidenta de Unión Profesional

 

El término «liderazgo» suele generar rechazo en ciertos contextos, pues se asocia a un modelo jerárquico y autoritario de organización. Es un lugar común que las mujeres profesionales hemos aprendido a reinterpretar desde la igualdad y la sororidad hasta llegar a la idea revolucionaria de un Buen Gobierno feminista donde el liderazgo se ostente en horizontalidad y los cuidados se vean facilitados siguiendo la lógica de la corresponsabilidad. Nos lo marca la Agenda 2030 de Naciones Unidas, concretamente el compromiso institucional adoptado tiempo atrás por Unión Profesional con el Objetivo de Desarrollo 5, dedicado al trabajo y promoción de la Igualdad de Género. 

Puede que suene utópico, pero entender que, de una u otra manera, todas las personas somos líderes trabajando con otras líderes con el objetivo de lograr un entendimiento común sobre los asuntos a tratar, las opciones disponibles y las decisiones a adoptar a partir de una visión compartida y un propósito común es una aspiración legítima. En el caso de las profesiones colegiadas, ese propósito radica en garantizar un entorno habitable, justo e igualitario para todas las personas. 

 

Liderazgo es feminismo y sororidad

En este proceso, desde Unión Profesional vemos urgente poder facilitar espacios de diálogo colectivo en el entorno colegial; espacios que nos permitan establecer dinámicas empoderantes para las compañeras, también en el ámbito profesional. Nos encontramos ahora mismo en un proceso de escucha activa, pues necesitamos saber por qué existe una menor participación en los órganos de gobierno colegiales por parte de las mujeres. Tenemos detectadas las problemáticas de conciliación y corresponsabilidad; una corresponsabilidad que los Consejos y Colegios Profesionales también debemos acometer desde nuestras políticas, pero queda trabajo por hacer. 

Por el momento, estamos en conversaciones con el Instituto de las Mujeres para establecer un Observatorio de Género de las Profesiones que nos permita detectar con mayor precisión estas y otras necesidades para poder intervenir. Necesitamos tener más mujeres en el entorno colegial, no solo por una cuestión de representación, también porque queremos que más profesionales entiendan que el liderazgo es sororidad, un rasgo que implica empoderar a otras mujeres y contar con hombres como aliados en la tarea de empoderar. Hablamos de un liderazgo que sugiera y no imponga; cuya participación en el mismo signifique delegar, favorecer la rotación de responsabilidades, compartir perspectivas. Un empoderamiento generado a través de la participación y la búsqueda de consensos; de lo individual a lo colectivo. 

 

Liderazgo es comunidad colegial

El proyecto a medio plazo es hacer de los Consejos y Colegios Profesionales espacios de oportunidad y foros de discusión abiertos y participativos donde las profesionales puedan desarrollarse, tejer redes y acompañar a otras profesionales en sus procesos. No hemos de olvidar que es el interés general principio vertebrador de las profesiones colegiadas y que, tras la pandemia, se ha hecho todavía más evidente la importancia de asegurar los mecanismos de igualdad de nuestras organizaciones a partir de la adopción transversal de la perspectiva de género, una demanda generalizada en nuestra sociedad porque, sin perspectiva de género en los ámbitos de la justicia, la sanidad, la ingeniería, la ciencia, la economía o la arquitectura estaremos prescindiendo de la visión de más de la mitad de la población profesional, algo que no podemos permitir. Introducir la perspectiva de género en todos los niveles de la educación, en la formación continuada, en la cultura colegial es necesario, de la misma manera que es necesario transformar los espacios colegiales para que sean más horizontales y porosos, más dialogantes y participativos, y así poder considerar nuestra red de Consejos y Colegios Profesionales una comunidad plenamente inclusiva. 

Para ello hemos de contar, además, con todas las generaciones; jóvenes y seniors reunidas en hermandad profesional. Las 37 profesiones agrupadas en Unión Profesional somos conscientes de que la unión hace la fuerza, y de que tan importante es reconocer a nuestras pioneras como motivar a las futuras profesionales. Es un compromiso sostenido en el tiempo, el de tejer alianzas intergeneracionales que, como profesora universitaria, entiendo fundamental para proyectar en dirección a un futuro más justo, sostenible y, sí, feminista.

 


Victoria Ortega, presidenta de Unión Profesional, fue invitada el 14/10/21 a la IV edición del Ciclo de Seminarios de Igualdad, Empleo, Conciliación y Violencia de Género, organizado por la Universidad Complutense de Madrid, la Escuela de Relaciones Laborales y el Instituto de las Mujeres.
La mesa redonda dedicada al Buen Liderazgo contó entre sus ponentes con Paula Ruiz Torres, coordinadora confederal de la Unión de Técnicos y Cuadros de la Unión General de Trabajadores; Eva Antón, del Centro 8 de Marzo; y Ana Benita Aramendia, directora corporativa de RRHH del Grupo FCC y fundadora de la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo