Las profesiones mejoran sus datos de ocupación y paro en el segundo trimestre

Breve análisis de Unión Profesional sobre la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre del 2018

 

El segundo trimestre del año finalizó con 469.900 ocupados más sobre el primero, un 2,49%, que supone el mayor aumento, en número, en la serie histórica de la Encuesta de Población Activa (EPA) y deja una cifra total de ocupados de 19.344.100, el dato más alto desde el cuarto trimestre del 2008. Así, en los últimos doce meses, hay 530.800 personas ocupadas más, un 2,48%. En términos desestacionalizados, para más precisión, el crecimiento de ocupados fue del 1,00%. Por su parte, la población activa, aquella trabaja o busca empleo, subió en 163.900 personas, un 0,72%. Con todo, la tasa de paro se redujo un 1,47% hasta el 15,28%.

La época central del año acostumbra a mostrar los datos de empleo más positivos para la economía española. Si bien, al tirón del turismo encabezado por el comercio y la hostelería, en esta ocasión, se añade el renovado ímpetu del sector de la construcción. Por ello, la subida de la población activa respondería también a un creciente interés en lograr un empleo. Es la síntesis general que deja la EPA publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que analiza Unión Profesional con especial interés para el subsector de los servicios profesionales.

 

El sector servicios tira de la ocupación liderada por el turismo y la construcción

En la estructura de la ocupación creada, el patrón fue el de los asalariados (465.100 más, un 2,94%) con contrato temporal (233.700 más, un 5,67%) en el sector privado (457.800 más, un 2,90%) siendo hombres en una jornada a tiempo completo (214.400 más y un 2,24%) y en el tramo de edad más destacado entre 20 y 24 años (31.700 más y un 7,52%) dentro del sector servicios (371.400 más, un 2,61%). Por tanto, se trata de un perfil de empleo que podría estar más asociado al sector turístico y de la construcción. En esta línea, es interesante apuntar que la ocupación de las mujeres creció más que la de los hombres en los tramos de edad entre los 25 y los 39 años.

Por el contrario, la agricultura fue el sector que anotó una caída en la ocupación con 11.300 personas menos, un 1,36% por el ajuste de campañas. También es relevante señalar la atonía en el empleo del sector público con solo 12.100 ocupados más en el segundo trimestre y el estancamiento de los autónomos que registró únicamente 3.500 ocupados más e incluso descendió el número de autónomos empleadores en 1.400. Por tanto, el efecto de la ley de autónomos podría estar diluyéndose. El sector de la construcción apuntó una subida de 63.400 ocupados, un 5,50%, y la industria hizo lo mismo con 46.400 y un 1,73%.

 

Más ocupación en las profesiones

En relación a los epígrafes sobre profesiones contemplados por el INE, la tónica fue de ligero avance en la ocupación. Las actividades sanitarias y servicios sociales fueron las más destacadas en número de ocupados (22.900 más, un 1,46%). Un comportamiento en el que cabe el comienzo de la demanda de personal ante las sustituciones de verano y la cobertura de más empleo en el ámbito sanitario de las poblaciones más turísticas que se incrementan durante esta época.

En cuanto a las actividades profesionales, científicas sumaron también ocupación (14.900 más, un 1,52%) y mejoran su dato registrado del primer trimestre. El buen tono de la actividad económica explica en gran medida los datos positivos de estas profesiones. El dato más modesto fue el mostrado por el sector de la educación (13.800 más y un 1,04%) debido a su carácter más estacional, pues de cara al verano el empleo suele reducirse ante el final del periodo lectivo que solo se recupera ya en septiembre.

 

Las mujeres suponen todo el aumento del empleo en las profesiones sanitarias y sociales

En el detalle de la ocupación de hombres y mujeres en las profesiones, los resultados fueron más dispares. La imagen más ilustrativa se observa en las actividades sanitarias y servicios sociales dado que el incremento de la ocupación fue exclusivamente en mujeres (23.500 más, un 1,94%) concentradas entre los 25 y 29 años (8.600 más, un 7,91%), por un descenso en hombres (700 menos y un 0,19%). La feminización de estas profesiones y la precarización en los contratos de verano podría estar entre las explicaciones.

En el resto, el reparto en la generación de ocupación se balanceó más hacia el crecimiento de la ocupación en los hombres. En las actividades profesionales, científicas y técnicas, los hombres sumaron 9.000 más con un 1,81%, entre los 25 y 29 años (7.700, un 7,47%), por solo un 1,19% y 5.700 mujeres, pero también con la mayor cuantía en la misma cohorte de edad (2.800, un 5,15%). Y en el sector de la educación la diferencia fue aún más notable con 12.200 hombres más, un 2,87%, entre los 25 y 29 años (2.900, un 9,51%) frente a 1.700 mujeres más, un 0,19%, pero con una caída de ocupación en el mismo tramo de edad de 12.200, y un 14,58%.

 

Descenso generalizado en las tasas de paro de las profesiones

Con el enfoque en las tasas de paro dentro de las profesiones, se puede afirmar una bajada general. La excepción vino en las mujeres dedicadas a las actividades profesionales, científicas y técnicas, cuya tasa de paro se situó en el 4,92% desde el 4,10% registrado en el primer trimestre. Una situación que ha hecho repuntar el paro en estas profesiones hasta el 4,66% desde el 4,42% a pesar de la bajada de tres décimas en los hombres al 4,40% actual. El crecimiento de la ocupación de las mujeres en estas actividades podría haber incrementado el interés en la búsqueda de empleo. Las profesiones sanitarias y sociales son las que muestran las mayores tasas de paro. El dato agregado fue una caída del 5,34% al 5,08%. En los hombres, este porcentaje se redujo del 5,28% al 3,98% y en sus compañeras del 6,30% al 5,86%. Por último, en el sector de la educación la tasa de paro disminuyó hasta el 2,56% desde el 2,71% anterior y dejó igualados los porcentajes para hombres y mujeres también en el 2,56% respecto al 2,85% y al 2,65% anteriores, respectivamente.

Los datos, como es habitual, presentan ligeros movimientos y se mantienen contenidos. Cabe recordar que las tasas de paro en torno al 5% suelen asociarse a situaciones próximas a la plena ocupación al reflejar fenómenos como el tránsito de un empleo a otro cuando se realiza la estadística.

 

Más empleo a tiempo completo en las profesiones

Asimismo, al contemplar el empleo en las profesiones discriminado por el tipo de jornada, también se obtienen datos interesantes. La única caída se produjo en el sector de la educación que en este trimestre redujo su número de ocupados a tiempo parcial en 10.100 personas, un 3,85%. El contraste tuvo lugar en las actividades profesionales, científicas y técnicas, con 14.400 personas más y un 14,39%. No obstante, las actividades sanitarias y servicios sociales con 33.000 personas más y un 2,52% lideraron el avance de la ocupación a tiempo completo en las profesiones.

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo