Las profesiones lideran en España la inversión en I+D durante el 2019

En el marco del Pacto por la Ciencia y la Innovación, al que Unión Profesional se adhirió la semana pasada, analizamos los datos principales publicados por el INE sobre I+D

 

Con el propósito de trasladar la perspectiva de las profesiones en la renovada estrategia de refuerzo y desarrollo de ámbitos clave del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia  como son la ciencia y la innovación, Unión Profesional, entidad que agrupa a 34 Consejos Generales y Colegios Profesionales de ámbito estatal, se adhirió la semana pasada —por aprobación del Ministerio de Ciencia e Innovación— al Pacto por la Ciencia y la Innovación. Una iniciativa  que tiene entre sus objetivos aumentar los recursos, reforzar el papel de las agencias financiadoras, así como atraer y retener talento, tanto en el ámbito de la ciencia como en el de la innovación, ambas áreas indisociables del contexto de las profesiones colegiadas.

En este marco, Unión Profesional ha analizado los datos principales extraídos de la Estadística sobre actividades en I+D, publicada el pasado 27 de noviembre por el Instituto Nacional de Estadística (INE), enfocando en el subsector de servicios profesionales, que generó el 17,73% del gasto en Investigación y Desarrollo (I+D) en España durante el 2019, frente al 17,15% del 2018, con casi 2.800 millones de euros. Una cuantía que supone un incremento del 7,72% anual más, en comparación con el 4,19% anual que subió en el conjunto del país cuyo porcentaje subió una centésima anual hasta el 1,25% del Producto Interior Bruto (PIB).

 

El subsector de servicios profesionales, que generó el 17,73% del gasto en Investigación y Desarrollo (I+D) en España durante el 2019, frente al 17,15% del 2018, con casi 2.800 millones de euros.

 

 

I+D destinada a mejorar la salud y la competitividad

En lo que respecta al objetivo socioeconómico del gasto en I+D, sobresale que en la administración pública, la enseñanza superior y las instituciones privadas sin fines de lucro se haya dedicado mayoritariamente a la protección y mejora de la salud humana. Mientras, en el caso de las empresas esta inversión se ha dirigido, de forma esencial, a la producción así como al desarrollo de tecnología industrial.

Salud y competitividad son objetivos en los que las profesiones tienen un papel protagonista, sea este desde diferentes ámbitos y modelos de ejercicio, para lograr mejoras sustanciales en el bienestar social y en la competitividad de la economía. Como fuerza tractora de la I+D en nuestro país, las profesiones requieren de apoyo financiero e institucional para su potenciación, siendo un horizonte al que aspirar el 2,4% del PIB que de media invierten en I+D los países de la OCDE.

 

Como fuerza tractora de la I+D en nuestro país, las profesiones requieren de apoyo financiero e institucional para su potenciación, siendo un horizonte al que aspirar el 2,4% del PIB que de media invierten en I+D los países de la OCDE.

 

Casi un tercio del gasto en I+D en el tejido empresarial

Si enfocamos en términos sectoriales, los datos también fueron favorables para el subsector de servicios profesionales pues realizó el 31,59% del gasto en I+D por el conjunto de las empresas en España, superior al 30,35% del año anterior. Incluso, dentro del sector terciario, las empresas de servicios profesionales efectuaron el 61,78% de todo el gasto en I+D respecto al 60,18% previo. Otros subsectores destacados fueron la industria farmacéutica con el 19,33%, el más destacado dentro de la industria, o los de información y comunicaciones con una relevancia del 22,58% en el gasto en I+D que se hizo en el sector servicios. 

Por su parte, de las 11.096 empresas, públicas y privadas que llevaron a cabo gasto en I+D, el 26,67% pertenecen al subsector de servicios profesionales, casi un punto porcentual más que hace un año. Es decir, una de cada cuatro empresas que realizaron gasto en I+D en el 2019 se dedicaban a la prestación de servicios profesionales. 

 

Se reduce la brecha de mujeres en I+D en las profesiones

Otro de los datos más destacados es que, de las 45.646 personas que trabajan en I+D en las empresas que prestan servicios profesionales, el 38,10% son mujeres, cuyo número creció un 9,91% respecto al año anterior, casi dos puntos más que sus compañeros. Datos superiores a los que presenta el conjunto en España, donde las mujeres que trabajan en I+D son el 30,70% y aumentaron un 3,96% anual. 

También es interesante apuntar que dentro del agregado de mujeres que trabajan en I+D en el subsector de servicios profesionales, el 59,09% de ellas son investigadoras, el 28,79% técnicas, y el 12,12% auxiliares, datos que contrastan ligeramente con sus compañeros cuyos porcentajes son el 62,19%, el 30,72% y el 7,08%, respectivamente.

Además, el 75,06% de ellas que trabajan en I+D en profesiones lo hacen a jornada completa, frente al 75,76% de ellos; aún así, casi un punto porcentual menos para todos que en el 2018.

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo