Victoria Ortega: «Las profesiones han demostrado un nivel de compromiso elevadísimo»

Entrevista a Victoria Ortega, presidenta de Unión Profesional y vicepresidenta del Consejo Europeo de las Profesiones Liberales (CEPLIS), en el contexto de la crisis del COVID-19. 

 

La siguiente entrevista forma parte de una serie de encuentros propuestos desde el CEPLIS con el propósito de dar a conocer a cada uno de los miembros de la organización:

 

  • ¿Ha sido complejo para Unión Profesional adaptarse al periodo de confinamiento durante la actual pandemia? (teletrabajo, videoconferencias, sedes cerradas, etc)

Unión Profesional ha hecho un esfuerzo mayúsculo, tanto su equipo técnico como sus miembros, para adaptarse a una situación extraordinaria que ha acelerado muchos procesos. Como bien recoge la consulta realizada a nuestros miembros durante el estado de alarma, en lo que respecta a la adaptación digital de las organizaciones colegiales, el 80% aseguró tener plataforma digital de servicios, y el 90% se plantea un funcionamiento más digital en el futuro. En la fase más intensa del estado de alarma, el 100% de la plantilla de los miembros de Unión Profesional teletrabajó.

 

  • ¿Hasta qué punto se ha interrumpido el funcionamiento de su asociación?

Nuestra asociación no ha interrumpido su actividad. Dadas las circunstancias y el contexto de gravedad que ha traído aparejada esta situación tan grave, el equipo técnico de nuestra asociación se ha volcado con sus miembros así como estos se han volcado con la ciudadanía; todo ello con el objetivo de trasladar a la sociedad la importancia de la labor profesional en la contención de la pandemia. 

 

  • ¿Ha acercado esta crisis el papel de su asociación como interlocutor ante las autoridades públicas?

Las autoridades públicas han sido especialmente conscientes durante esta pandemia de la imprescindible labor de las profesiones. La labor de todas ellas —tanto las que han estado en primera línea como las que han permanecido en la retaguardia— ha contado con un reconocimiento social generalizado, y que ha sido más concreto en los ámbitos relacionados con lo sanitario, lo económico y lo social; todos ellos en estrecha relación con los poderes públicos.

 

  • ¿Han podido sus miembros valerse de Unión Profesional como fuente de información y como medio para enviar sus aportaciones a las autoridades?

Unión Profesional se ha volcado en informar a sus miembros de todas las novedades que se iban sucediendo en el tiempo por diversos canales. En ese sentido, ha propiciado espacios virtuales donde alentar a la conversación (videoconferencias) y ha diseñado materiales como guías y repositorios web que han albergado protocolos y buenas prácticas llevados a cabo por nuestros miembros y que podían ser de ayuda e inspiración para otros actores profesionales, así como para la ciudadanía.  

La actividad en este periodo ha sido intensa, también en lo que respecta a trasladar a las autoridades las necesidades de nuestros profesionales; necesidades que fueron recogidas en el Manifiesto de las Profesiones, un documento de plena vigencia.

 

Las profesiones han demostrado un nivel de compromiso elevadísimo, y desde Unión Profesional entendemos que ha revertido en una mayor confianza y valoración del papel de las mismas en la sociedad.

 

  • ¿Considera que este complicado periodo ha tenido un impacto en las relaciones entre las profesiones y sus clientes y pacientes, en particular en lo que se refiere a la confianza en los profesionales y la valoración de su papel en la sociedad? 

Las profesiones han demostrado un nivel de compromiso elevadísimo, y entendemos desde Unión Profesional que ha revertido en una mayor confianza y valoración del papel de las mismas en la sociedad. Las profesiones no solo han estado a la altura de su compromiso ético con la ciudadanía, sino que lo han sobrepasado con creces, poniendo en no pocas ocasiones el interés general por delante del propio. Algo que, sin duda, ha calado en nuestra sociedad.

 

  • Somos todos conscientes, por ejemplo, de que las profesiones sanitarias se han beneficiado de una enorme gratitud por su buen trabajo. ¿Y otras profesiones, como por ejemplo los notarios y los abogados a quienes se ha recurrido, por ejemplo, en materia testamentaria o para defender a personas que han sufrido abusos durante el confinamiento?

En lo que respecta a la Abogacía, que es lo que conozco de primera mano, ha habido una intervención muy pronunciada fundamentalmente en asistencia jurídica en aquellos procedimientos penales que eran de tramitación necesaria, en violencia de género, en temas familiares, y en temas laborales ante la situación de los ERTEs y EREs. Estos serían los que han necesitado de una intervención más directa, profesionales en primera línea. Ahora que parece vamos recuperando la normalidad,  estamos trabajando en sacar adelante cuestiones en el ámbito laboral, en el ámbito mercantil (concursos de empresas) y en el ámbito contencioso-administrativo, por el número de sanciones y multas impuestas en este periodo.

 

Las profesiones no solo han estado a la altura de su compromiso ético con la ciudadanía, sino que lo han sobrepasado con creces, poniendo en no pocas ocasiones el interés general por delante del propio. Algo que, sin duda, ha calado en nuestra sociedad.

 

 

  • ¿Considera que la situación actual tendrá un impacto en la salud financiera de las pymes/autónomos de profesionales liberales?

Ya la está teniendo. Los datos no son nada halagüeños para algunos sectores, pero confiamos en que el periodo de reestructuración que hemos iniciado, así como las medidas y subsidios que se han puesto en marcha de manera extraordinaria por el Gobierno puedan paliar, en parte, esta situación en el corto plazo. En el medio/largo plazo toca ponerse a trabajar de manera conjunta para articular estrategias de la mano de todos los actores implicados. 

 

  • ¿Han sido las profesiones de su país y sus pymes/autónomos tenidas en cuenta cuando su Gobierno ha adoptado medidas para equilibrar el daño financiero?

El proceso de negociación de las ayudas europeas ha sido un muy buen ejemplo de cómo sería interesante que el Gobierno procediera con el tejido profesional español para garantizar mecanismos de préstamos, por ejemplo, sin dejar de lado las reformas necesarias para asegurar que ninguna persona se queda atrás, sobre todo en sectores que necesitan de una mejor inversión pública, más si cabe en el actual contexto de pandemia, como pueden ser el social o el sanitario.

Las medidas llevadas a cabo hasta el momento se han enfocado en distintos ámbitos transversales, primando áreas estratégicas presentes en Unión Profesional, como son la digitalización o el medio ambiente. Las profesiones tienen que ser cada vez más conscientes de la importancia de desarrollar estas líneas de innovación para adaptarse a las nuevas realidades complejas, y Unión Profesional es el espacio idóneo para hacer que ello suceda. 

 

  • ¿Han sido las especificidades de las profesiones liberales tenidas en cuenta cuando su gobierno anunció medidas para el relanzamiento de la economía general de su país?

Las profesiones que han estado en la primera línea, —y que persisten aún hoy pues estamos hablando de una pandemia que no ha sido solucionada—, así como las que permanecen en la retaguardia, han estado presentes en el proceso de debate de  reconstrucción llevado a cabo en nuestro país, y están siendo tenidas en cuenta en este posterior periodo de transformación, cada una en su ámbito. 

Sí sería interesante que la esfera pública comprendiera de manera generalizada la importancia de la transdisciplinariedad profesional en estos procesos.

 

  • Ahora que el confinamiento ha pasado, ¿cómo ve a nuestro sector en general en el futuro en su país? ¿Será una vuelta a la vida normal o una vuelta profundamente marcada por nuevos hábitos?

Todo futuro pasa por el cambio, y nuestras organizaciones han de estar abiertas a las transformaciones. Desde Unión Profesional apostamos por potenciar un espíritu innovador que nos permita analizar el presente y proyectar hacia el futuro. Este esfuerzo es clave en estos momentos para poder prever, en la medida de lo posible, planes de contingencia que vayan más allá de la supervivencia; se trata de idear planes de futuro desde los que  evolucionar a partir de un proyecto común.

 

 

Entrevista publicada en el Telegram de agosto del Consejo Europeo de las Profesiones Liberales (CEPLIS). A continuación puedes leer la versión en inglés.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo