26/03/2019 | Asuntos Humanitarios
Asuntos Humanitarios, Asuntos Profesionales

En el año 2018 la Declaración Universal de los Derechos Humanos cumplía su 70 aniversario. Históricamente es en el siglo XVII cuando empiezan a contemplarse declaraciones explícitas con base en la idea contemporánea del “derecho natural” y será en Francia como consecuencia de la Revolución francesa, donde por primera vez se hace pública, en 1789, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

 

Independientemente de la raza, el sexo o el lugar geográfico en el que nos encontremos, entre otros, debemos poder gozar del ejercicio de los derechos humanos, pues se trata de derechos inherentes al ser humano. En este deber, en el que están implicados desde Gobiernos hasta ciudadanos de a pie, las profesiones colegiadas tienen también su parcela de responsabilidad.

Desde el grupo de trabajo de Asuntos Humanitarios, dentro del Plan Estratégico de Unión Profesional, se abordan las cuestiones que más tienen que ver con esta cuestión, pero sobre todo, con todas aquellas vinculadas a las causas que conllevan a la vulneración de los derechos humanos en cualquiera de las sociedades actuales, una preocupación que ha estado anexa a la evolución de la propia asociación de profesiones colegiadas, así como a la de los Consejos Generales y Colegios de ámbito nacional que la componen, desde su creación, allá por 1980.

De ahí que todos los miembros de Unión Profesional cuenten con fundaciones, ongs propias o vínculos con otras organizaciones con el fin de cooperar en la implementación de la protección de los derechos humanos de todos los habitantes del planeta.

 

Grupo de Trabajo de Asuntos Humanitarios de Unión Profesional

Así, uno de los principales mensajes a trasladar desde este grupo de trabajo es que «se conseguirá la realidad de los Derechos Humanos si existe el efectivo acceso de todas las personas a los servicios profesionales básicos, por tanto, con carácter universal. Ello proporcionará justicia y bienestar, y como consecuencia, la erradicación de la pobreza que es factor esencial para la paz».

Esto es, derechos humanos y profesionales vinculados en favor de la realidad efectiva de los primeros, desde un punto de vista global y planetario.

En el grupo de trabajo, el análisis de las causas conllevará a la puesta en común de la problemática, considerando un espacio conceptual que recoja y ampare estas ideas procedentes de los diferentes ámbitos profesionales —multidisciplinariedad—, dando así un enfoque potenciado por el tratamiento conjunto, teniendo en cuenta las diferentes realizaciones y acciones que se llevan a cabo por otras entidades, particularmente los asociados a Unión Profesional.

Los coordinadores generales de este grupo, Victoria Ortega, presidenta de Unión Profesional y del Consejo General de la Abogacía y Manuel Regueiro, presidente del Colegio Oficial de Geólogos, han considerado fundamental contar con las aportaciones de las ongs y fundaciones de los miembros de Unión Profesional, volcados en muchos casos, en su necesaria labor de cooperación, vinculada gracias al enfoque basado en derechos humanos propuesto tanto por la ONU como por la AECID, al imprescindible análisis reflexivo sobre las causas de vulneración de cualquier derecho humano.

«Este análisis nos permitirá identificar los factores que originaron la vulneración del derecho. Todas las acciones que definamos deberán ir dirigidas a las causas identificadas, de forma que si estas desaparecen, desaparecen sus efectos», apunta la AECID.

Dicho análisis, tal y como recomienda la ONU, deberá partir de un planteamiento holístico, además, «la cooperación para el desarrollo debe contribuir a la mejora de las capacidades de los ‘titulares de deberes’ para el cumplimiento de sus obligaciones y las capacidades de los ‘titulares de derechos’ para reclamar estos».

Finalmente y no por ello en último lugar, sino quizá enmarcando y contextualizando los asuntos humanitarios: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), planteados en el año 2015 por la misma organización supranacional. Diecisiete requisitos y 169 metas cuya consecución supondría un avance más que significativo en asuntos humanitarios.

 

Esther Plaza Alba, coordinadora técnica del Grupo de Trabajo de Asuntos Humanitarios de Unión Profesional