03/09/2021 | COVID-19
Las profesiones colegiadas como activos de la sociedad

A propósito de la serie “Valor social de las profesiones colegiadas”, publicada en la revista Profesiones, su autora, Miriam Benavides, abunda en el espíritu de la iniciativa.

 

Dedicadas a la mejora de nuestra calidad de vida mediante la búsqueda del bienestar común, las profesiones liberales se afianzan como uno de los principales activos de toda sociedad, gracias al saber de sus colegiados. Un conocimiento, fruto de un desarrollo profesional continuo que, amparado por un código deontológico, busca dar respuesta a aquellas necesidades que van surgiendo y que cada vez precisan de una mayor actuación de las profesiones. En un contexto como el actual, marcado por un gran sentimiento de incertidumbre, la ciudadanía ve en las y los profesionales colegiados la figura a la que acudir en momentos donde la responsabilidad y el profesionalismo marcan la diferencia de todo servicio. 

La COVID-19 se ha constituido como un problema de gran envergadura, suponiendo un riesgo para la salud pública global y habiendo hecho tambalear hasta las estructuras más sólidas de nuestros sistemas. Ante una cuestión de tales características, surge la necesidad de adoptar una estrategia conjunta mediante la que poder reducir los efectos de la enfermedad epidémica y proceder a la reconstrucción del país. Crear sinergias entre profesiones se posiciona como la principal vía por la que adoptar soluciones multidisciplinares a los retos planteados por la pandemia, precisando, a su vez, de una interlocución real entre dichas corporaciones y los poderes públicos, a fin de que el conocimiento extraído de tal colaboración pueda verse reflejado en la adopción de políticas que tengan en cuenta el saber y la experiencia de las y los profesionales colegiados.

 

Crear sinergias entre profesiones se posiciona como la principal vía por la que adoptar soluciones multidisciplinares a los retos planteados por la pandemia, precisando, a su vez, de una interlocución real entre dichas corporaciones y los poderes públicos

 

A lo largo de los últimos meses, los treinta y siete Consejos Generales y Colegios Profesionales de ámbito estatal que integran Unión Profesional, a través de la puesta en marcha de diferentes acciones, han ofrecido un acompañamiento continuo tanto a la ciudadanía, como a sus profesionales, actuando como intermediarios entre la sociedad civil y las administraciones públicas. Actuaciones que, principalmente estuvieron orientadas a suplir aquellos vacíos comunicativos presentes en gran parte de las informaciones emitidas por los poderes públicos, lo que habría llegado a generar cierto desconcierto entre la población. Para revertir tal situación, desde las presidencias y decanatos de los Consejos Generales y Colegios Profesionales se han puesto en marcha diferentes iniciativas orientadas a reforzar tanto la comunicación interna como externa mediante las que dotar de una mayor claridad al mensaje y convertir a estas instituciones en una fuente de referencia a la que acudir ante las posibles dudas que puedan surgir. 

 

Aportación de las profesiones colegiadas a la sociedad

Bajo el fin de dar cabida a aquellas acciones desempeñadas por estas corporaciones de derecho público, Unión Profesional —por medio de su revista Profesiones— ponía en marcha en su número 186 la serie “Valor social de las profesiones colegiadas”, cuyo principal objetivo, además de dar a conocer las principales iniciativas que se están llevando a cabo desde los diferentes sectores —jurídico, económico, docente, sanitario, científico, arquitectónico, ingeniería o social—, gira en torno a favorecer las sinergias entre las instituciones, creando un espacio común en el que poder reflejarse.

Integrar en nuestra sociedad el conocimiento que desprenden las profesiones colegiadas se plantea como una cuestión de estricta necesidad, más aún en situaciones como la actual, en la que falta de rigor y criterio profesional acompañan a muchas de las informaciones emitidas sobre la enfermedad epidémica. Solo mediante la puesta en marcha de una estrategia común, lograremos sortear las dificultades traídas por la pandemia y conseguiremos avanzar hacia el progreso que nos brindan las profesiones colegiadas.

 

Miriam Benavides, autora de la serie “Valor social de las profesiones colegiadas” en revista Profesiones, dedicada a la aportación de las profesiones colegiadas a la sociedad. 

 

 

Economías resilientes y un crecimiento sostenible e inclusivo.

Rehabilitar en clave verde, el cambio que precisan nuestras ciudades.

Garantía jurídica ante situaciones inéditas.

La esperanza llega de la mano de la ciencia.

Vacunas de prevención frente a sistemas reactivos.

De Platón a las profesiones colegiadas, sinergias que sellan brechas.