La formación continua en ética ambiental, clave para avanzar hacia un futuro sostenible

Día Mundial de la Educación Ambiental (26 de enero)

En el día Día Mundial de la Educación Ambiental, Unión Profesional y la Cátedra de Ética Ambiental de la Universidad de Alcalá quieren poner de manifiesto el valor de una formación continua en ética ambiental de las y los profesionales presentes y futuros.

En línea con lo sugerido por la Comisión Europea el pasado 14 de enero en la publicación de su propuesta de Recomendación, relativa al aprendizaje para la sostenibilidad ambiental en la que se describen las competencias necesarias para la transición ecológica, tales como el pensamiento crítico, la toma de iniciativas, el respeto de la naturaleza y la comprensión del impacto que tienen las acciones y decisiones cotidianas en el medio ambiente y en el clima planetario, ambas entidades recuerdan la alianza que hicieron pública con motivo del Día Internacional para la Protección de la Naturaleza  (18 de octubre) con el objetivo fundamental de promover el compromiso con la preservación del medio ambiente, tanto desde la perspectiva del ejercicio profesional, como a nivel institucional y corporativo.

 

Se pretende que todas las profesiones colegiadas tengan una mayor implicación y compromiso con los problemas ambientales, haciendo de estos problemas un eje prioritario de actuación.

 

Sobre la base de la excelencia profesional, ambas instituciones trabajan desde hace varios meses en un documento que ofrece un conjunto de orientaciones amplias, así como previsiones normativas adaptables a las particularidades de cada corporación colegial, con el propósito de facilitar la inclusión de presupuestos concretos en los códigos deontológicos de cada profesión. De esta manera, quedarán recogidos adecuadamente ámbitos de actuación profesional así como comportamientos ambientales de obligado cumplimiento. Se pretende que todas las profesiones colegiadas tengan una mayor implicación y compromiso con los problemas ambientales, haciendo de estos problemas un eje prioritario de actuación.

Así, partiendo de la premisa de que el cuidado del entorno debe ser un valor transversal a todas las actividades profesionales, la formación continua durante toda la vida profesional en sostenibilidad medioambiental supone ser la clave fundamental para avanzar de una vez por todas hacia el único futuro posible, además de deseable: el sostenible.

La formación continua en ética ambiental se cimenta en la solidaridad intergeneracional, aquella imprescindible para la supervivencia de nuestro planeta y que propone comportamientos adecuados para la preservación de nuestro entorno, tanto a nivel individual como colectivo, esenciales a la hora de llevar a cabo la labor profesional, cumpliendo fielmente con los propósitos recogidos en el ODS 4 (Educación de Calidad), tan vinculado con el aniversario que se celebra hoy: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo