Formación (permanente) en valores comunes profesionales y sostenibles

Con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental (26 de enero)

Según la Carta de Belgrado (1975), documento que recoge las reivindicaciones fundamentales de la educación ambiental, el objetivo prioritario de esta acción educativa es: «formar una población mundial consciente y preocupada con el medio ambiente y con los problemas asociados, y que tenga conocimiento, aptitud, actitud, motivación y compromiso para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones para los problemas existentes y para prevenir nuevos».

Cuarenta y cinco años después, en un presente más climático que nunca, pues esta misma semana el Gobierno declaraba la emergencia climática en nuestro país, este objetivo se hace especialmente relevante en la conmemoración del Día Mundial de la Educación Ambiental, en el marco estratégico del Objetivo de Desarrollo Sostenible 13: Acción Global por el Clima.

Para las profesiones reunidas en Unión Profesional, atender esta urgencia necesita de una estrategia común que tenga la formación en valores sostenibles y profesionales su punta de lanza. Así se convino el pasado 10 de diciembre tras un coloquio titulado ‘Profesiones ante la emergencia climática en el que se consideraron las alianzas climáticas entre profesiones con el fin de tejer un mapa de relaciones transversales e interprofesionales.

 

Para las profesiones reunidas en Unión Profesional atender a la urgencia climática necesita de una estrategia común que tenga la formación en valores sostenibles y profesionales su punta de lanza

 

EDUCACIÓN AMBIENTAL Y DERECHOS HUMANOS

Para identificar y abordar esta problemática, la educación ambiental es parte de la solución, en un contexto de justicia climática, donde se tenga en cuenta el derecho a ser protegido pero también el deber de proteger, así como vincular las cuestiones ambientales a los derechos humanos, a la preservación de la seguridad de la vida de todas las especies, incluidos los seres humanos en un planeta respetado, en el que prevalezca el derecho internacional, ya que hablamos de una cuestión, el medio ambiente, que no posee fronteras.

En la era de la resiliencia, las profesiones colegiadas están de acuerdo en hacer realidad el lema de la recientemente celebrada en Madrid COP25, ‘Tiempo de actuar’, proponiendo una estrategia común, en la que las metas propuestas en el ODS 13 (Acción por el clima) sean la hoja de ruta a seguir.

 


Los participantes en este coloquio —el Consejo General de Ingeniería Técnica Agrícola, el Colegio Oficial de Geología, el Consejo General de Abogacía, el Consejo General de Psicología, el Consejo General de Arquitectura y el Consejo General de Arquitectura Técnica—coincidieron en resaltar en sus conclusiones la necesidad de actuar cuanto antes y así comenzar por incluir, si no se ha hecho ya, en el código deontológico un apartado específico sobre sostenibilidad y medio ambiente, definiendo adecuadamente la consecución de un comportamiento profesional responsablemente sostenible y alineado con los valores comunes profesionales, en consonancia con los ODS y con el objetivo prioritario de la educación ambiental.

 

Ver coloquio completo Profesiones ante la emergencia climática’ en nuestro Canal de Youtube

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo