Enero deja una leve reducción de la afiliación en las profesiones ante el deterioro económico y la atonía en sanidad

Análisis de Unión Profesional sobre los datos de afiliación y paro registrados en enero del 2021 

 

Enero concluyó para el subsector de servicios profesionales con el menor descenso de afiliación en este mes desde el 2015. Si bien, es un dato engañoso pues estuvo más provocado por una menor caída de la ocupación de las profesiones sanitarias y sociales que, por carácter estacional, suelen finalizar más contratos después de la campaña de Navidad y, sin embargo, este año habrían fluctuado menos, pero sin llegar a sumar más personal necesario como se demanda. 

 

La incertidumbre y daño económico afectan a la actividad de las profesiones 

A ello se añadió una menor actividad en las profesiones que dependen más del flujo económico por lo que advierten una ralentización de la economía en el inicio del año debido a la evolución negativa de la pandemia y las nuevas restricciones.

Más concretamente, se reflejó en las profesiones jurídicas y económicas en materia de consultoría y asesoramiento con peores desempeños que hace un año después de optar por ajustes preventivos, cuando menos. Además del recorrido de la pandemia, la destrucción empresarial acumulada, la menor ocupación típica de este mes, y las dificultades operativas que han provocado los sucesivos temporales podrían haber pospuesto ligeramente ciertas actuaciones por parte de las empresas y los hogares cuyo contenido sería la mayor conflictividad social, económica y laboral presente.

Solo la división de investigación y desarrollo pareció esquivar algo la caída al depender fundamentalmente de la ocupación pública y ser profesionales demandados para ciertas actividades demandadas en estos momentos relacionadas, fundamentalmente, con la ciencia y la sanidad. 

 

La arquitectura y la ingeniería acusan el invierno y una tenue contracción en la industria

La división de arquitectura e ingeniería fue una de las que más acusó la pérdida de afiliación en este mes. Entre las causas de enero sobresalen las malas condiciones de la climatología que cebó con una mayor caída en el sector construcción respecto al pasado año, y una ligera contracción de la industria debido a retrasos en las entregas de insumos y cierta elevación de sus precios como refleja el índice de referencia PMI de Markit Services. Solo la división de programación y consultoría informática mostró un leve crecimiento que podría apuntar una ligera recuperación de los proyectos. 

 

Las profesiones sanitarias y sociales retrocedieron menos en afiliación que otros años por la menor influencia estacional del fin de la Navidad, pero no sumaron ocupación neta en el contexto de pandemia

 

La caída se produjo sobre todo en la ocupación asalariada

En conjunto, el subsector de servicios profesionales cayó un 0,52% mensual de afiliación, curiosamente, el mejor dato en este mes en su serie histórica que arranca en el 2009 debido a la menor fluctuación cíclica negativa descrita de las profesiones sanitarias y sociales. Un contexto que ha impulsado el ritmo anual total de las profesiones hasta el 2,85%, el mejor dato desde abril del 2020, y que supera, por el momento, la mínima ralentización que experimentó en diciembre.   

Con todo, el dato mensual de la economía fue inferior con un 1,15% menos de afiliación, una décima mejor que en el 2020 en la que destaca una destrucción ligeramente menor en el comercio, la hostelería y las actividades administrativas que no tuvieron casi efecto estacional al verse mermada la campaña de navidad y además parten de niveles de afiliación inferiores. Ello ha producido que su ritmo anual mejore una décima hasta solo anotar una reducción del 1,75%, el mejor dato desde febrero del 2020. En cualquier caso, no se debe olvidar el efecto de los ERTE puesto que, sin ellos, la caída real es mucho mayor. Únicamente, en términos desestacionalizados se apreció una subida de la afiliación del 0,21%, ligeramente mejor que hace un año. 

 

Las profesiones de arquitectura e ingeniería, y las económicas y jurídicas acusaron las peores condiciones climatológicas y la incertidumbre creciente en los agentes socioeconómicos

 

Al mismo tiempo, la caída de la afiliación se registró con mayor intensidad para las profesiones en el Régimen General (RG) con un 0,57% mensual menos, después de dos meses en crecimiento. Mientras, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) retrocedió un 0,27% mensual después de cuatro meses de subida. Con todo, la evolución anual del RG permanece en subida con un 3,11%, el mejor dato desde abril del 2020. En cuanto al RETA con un 1,47% anual registra el mejor ritmo desde marzo del 2020. 

 

Los profesionales en ERTE se reducen al 3,75% del total

En relación con los trabajadores reconocidos con Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el subsector de servicios profesionales, disminuyeron a 27.747 en total en enero, un 9,27% menos que en diciembre. Las divisiones de arquitectura e ingeniería, y de actividades jurídicas y contabilidad fueron las que más restaron profesionales de sus listas de ERTE con un 22,61% y un 16,02% mensual menos, respectivamente. 

La división de publicidad y estudios de mercado permanece como la más afectada con el 4,63% de su afiliación media en esta situación, aunque casi un punto menos que el mes previo. En el resto, las profesiones sanitarias y sociales son las que menor impacto presentan con porcentajes en torno a solo el medio punto porcentual de su afiliación media en ERTE.

 

Los profesionales en ERTE suponen el 3,75% del total. Su número se redujo un 9,27% mensual mientras que la cifra total en la economía solo bajó un 2,20%

 

En términos agregados, los profesionales en ERTE suponen el 3,75% del total de la economía enero, tres décimas menos que hace un mes. Entretanto, el dato global total descendió un 2,20% hasta sumar 738.969 personas en ERTE, una contenida caída que aún es pronto para tomar como una señal clara de recuperación si la comparamos con la caída general de ocupación en este mes.

 

El paro registrado registra la menor subida en enero desde el 2018

En cuanto al paro registrado, en enero aumentó en 76.216 personas, un 1,96% mensual más hasta cuantificar 3.964.353 parados. Es la evolución más positiva en un mes de enero desde el 2018. Además, en términos anuales hay 710.500 parados más, un 21,84%. De todas formas, no se debe olvidar que en estos datos no están consideradas las personas en ERTE con lo que los datos son aún más elevados. 

Por sectores, solo cayó en la construcción, en 871 parados, un 0,27% mensual, y en el colectivo sin empleo anterior con 5.397 menos, un 1,53% mensual. En el resto, subió más en servicios con 78.089 más, un 2,87%, seguido de la agricultura con 3.272 más y un 1,80%, y en la industria con 1.123 más y un 0,36%. Igualmente, este mes el paro se localizó más en las mujeres con 48.254 más, un 2,17%, por solo un 1,68% en los hombres, 27.962 más. 

En relación con los contratos registrados, se firmaron 1.302.429, un 26,20% anual menos, de los cuales, solo el 9,54% fueron indefinidos, un 30,61% anual inferior. La cobertura de protección por desempleo cerró en el 66,30%, y el número de beneficiarios creció un 17,1% anual hasta los 2.299.575.  

 

 

ANÁLISIS DEL SUBSECTOR DE SERVICIOS PROFESIONALES POR DIVISIONES DE ACTIVIDAD PERTENECIENTES O RELACIONADAS CON EL MISMO.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo