El volumen de horas trabajadas en la economía y las profesiones reduce su ritmo trimestral frente al 2021

Breve análisis de Unión Profesional sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del 2022 con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

El subsector de servicios profesionales sumó un 0,84% trimestral más de ocupación en el segundo trimestre, tres décimas menos que hace un año en el mismo periodo. Este crecimiento estuvo soportado de forma esencial por la sanidad con un 1,85% trimestral más a causa del comienzo de las contrataciones de verano y refuerzo de personal en los centros de lugares con mayor concentración turística que este año recibirán más afluencia tras el periodo más intenso de la pandemia. No obstante, esta subida trimestral en sanidad se quedó por debajo de la mostrada en el 2021 y será preciso observar si marca algún tipo de tendencia los próximos trimestres.

 

Buen tono general para el ámbito de la arquitectura y la ingeniería

Asimismo, gracias al mejor comportamiento del comercio y la hostelería, así como a la necesidad de búsqueda de otros mercados por el tejido empresarial se visualizó un aumento de la ocupación en el terreno de la consultoría informática con un 1,91% trimestral, y de la publicidad y la prospección de mercados con un 12,54% trimestral.

La arquitectura, ingeniería y algunas profesiones científicas crearon más ocupación durante el segundo trimestre gracias a las ramas de alimentación, química, textil, productos farmacéuticos, metalurgia y obra pública en construcción.

 

El ámbito de las profesiones de arquitectura, ingeniería y algunas profesiones científicas también reflejó un crecimiento trimestral de la ocupación del 0,69%, mucho mejor en comparación con el mismo dato del pasado año. Un movimiento que traería causa en el buen pulso general de la actividad manufacturera, (encabezado por las ramas de alimentación, química, textil, productos farmacéuticos y metalurgia, y pese a los retrocesos en la industria del vehículo, la reparación e instalación de maquinaría y equipos), y en la construcción que estuvo apoyada, sobre todo, en la ingeniería civil durante este segundo trimestre. 

 

Ralentización en las profesiones más vinculadas a la consultoría económica y jurídica

En cuanto al resto de divisiones del subsector, aparecen algunas señales preocupantes de cierta ralentización y caída de la ocupación. En las profesiones jurídicas y de contabilidad restó un 1,87% trimestral, en la consultoría de gestión empresarial un 8,53% trimestral, en las actividades inmobiliarias un 7,24% trimestral y en las actividades relacionadas con los servicios financieros y de seguros un 0,85% trimestral. En todos estos casos, con peores datos trimestrales que hace un año. Un escenario que podría dejar entrever un menor pulso en la demanda de estos servicios por parte del tejido empresarial si este, ante la creciente inflación y la reducción de márgenes que conlleva, ya está experimentando cambios en sus preferencias y retraso en algunas decisiones de inversión que precisan asesoría profesional.

Las profesiones sanitarias y sociales incrementaron su ocupación en sanidad durante el segundo trimestre gracias a las contrataciones de verano y refuerzo de personal en zonas turísticas. Si bien, este año la subida menor que en el 2021.

 

Igualmente, el sector de la educación cayó un 0,07% trimestral de ocupación cuando en el mismo periodo del 2019, justo antes de la pandemia cayó un 1,76%. En este sentido, la nueva reforma laboral, ya plena en el segundo trimestre, podría haber amortiguado el factor estacional de caída en este sector de cara al verano. 

 

El paro registrado en las profesiones cae al 3,78%

En cuanto al paro registrado, el subsector de servicios profesionales volvió a registrar una caída hasta situarse en el 3,78%, su nivel más bajo desde el tercer trimestre del 2021. En esta línea, entre las divisiones principales que atañen al subsector de servicios profesionales solo superan el 5% de desempleo las actividades veterinarias con un 7,51%, la asistencia en establecimientos residenciales con un 6,69%, las actividades de servicios sociales sin alojamiento con un 5,99%, y las actividades inmobiliarias con un 5,14%. A tal efecto, cabe recordar que los niveles de paro inferiores al 5% son considerados desempleo friccional o cercanos al pleno empleo.

El paro registrado en las profesiones cayó al 3,78%, el dato más bajo desde el tercer trimestre del 2021. Un porcentaje cercano al pleno empleo o desempleo friccional.


Por su parte, en el conjunto de la economía la tasa de paro se redujo hasta el 12,48%, el porcentaje más contenido desde el tercer trimestre del 2008. 

 

Horas trabajadas en las profesiones: suben por cuenta propia, caen en el sector público

Un elemento de interés en el análisis de la EPA para contemplar el pulso de la actividad económica es el número total de horas efectivas semanales trabajadas. En el caso del subsector de servicios profesionales se observó una ralentización al registrar una caída del 0,07% trimestral y solo subir un 0,19% en términos anuales. En contraste, en el conjunto de la economía, el volumen de horas trabajadas anotó un incremento trimestral del 1,82% que supone un 3,35% anual. Un avance trimestral que estuvo soportado sustancialmente por el buen impulso de la hostelería y la industria manufacturera. 

En una mayor desagregación, los datos refieren que en el subsector de servicios profesionales el descenso trimestral de horas trabajadas fue explicado de forma principal por la ocupación asalariada en el sector público y, particularmente, en las profesiones sanitarias y sociales que vieron amortizados un volumen de contratos considerable en el primer trimestre por encima de lo esperado que podría encontrar parte de razón en la mejora de la situación de la pandemia. 

Las horas trabajadas en el subsector de servicios profesionales disminuyeron en el ámbito asalariado del sector público debido a la mayor amortización de contratos de sanidad durante el primer trimestre.

 

Por el contrario, el empleo por cuenta propia mostró un estado más vigoroso en las profesiones con un aumento trimestral de las horas trabajadas del 3,84%. Un ritmo trimestral mucho mejor que el anotado en el 2021. Si bien, es un dato a tomar con prudencia pues podría indicar un mayor impulso hacia el emprendimiento ante la menor expectativa de contratación en el sector asalariado.

Más modesto fue el montante de horas trabajadas en el ámbito asalariado del sector privado al exponer un crecimiento del 0,94% trimestral de horas trabajadas respecto al 3,85% mostrado hace un año. Señal de una posible ralentización de la actividad económica que precisa servicios profesionales como bienes intermedios para la producción.  

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo