El subsector de las profesiones amortigua la caída estacional en agosto y crece gracias a la mayor contratación en el ámbito sanitario y social

Análisis de Unión Profesional sobre los datos de afiliación y paro registrados en agosto del 2021 

 

El subsector de servicios profesionales saldó el mes de agosto con un aumento de la afiliación del 0,54% mensual, un avance que supone el mayor en este mes desde el 2009 y también si exceptuamos el registrado en el 2020 por la pandemia cuando rozó el 1%. Destacó un patrón estacional de caída de la afiliación más contenido en la mayoría de divisiones del subsector gracias al mantenimiento de parte de la actividad socioeconómica que demanda estos servicios y, a su vez, una contratación más estable en el ámbito sanitario y social.

 

Mayor contratación en el ámbito sanitario y social 

Precisamente, las profesiones sanitarias y sociales mostraron un incremento de afiliación prácticamente igual al pasado año y superior en un tercio al volumen habitual previo a la pandemia en este mes. En la medida que la campaña turística parece haber sido más estable durante agosto ante el descenso de la intensidad de la quinta ola pandemia, las sustituciones de verano y el refuerzo de personal en los centros sanitarios de las poblaciones más turísticas podrían haberse concentrado más este periodo. Y sin olvidar el avance de la vacunación que también precisa una cuantía determinada de profesionales. En cualquier caso, no todo el crecimiento fue estacional, pues en términos desestacionalizados también hubo ligeros incrementos de la afiliación que podrían señalar el inicio de una mayor consolidación en el crecimiento de algunas plantillas. 

El resto de divisiones del subsector de servicios profesionales anotó ligeros descensos de afiliación en torno al 1% que, en la mayoría de los casos, fueron más contenidos si los comparamos con los que mostraban antes de la pandemia. En tal línea, se trató de caídas más relacionadas con el carácter estacional de la economía que demanda estos servicios.

 

Las profesiones sanitarias y sociales aumentan su afiliación en un tercio superior al volumen habitual previo a la pandemia. Las sustituciones de verano y el refuerzo de personal en las zonas más turísticas se habrían concentrado en agosto gracias a la suavización de la pandemia respecto a julio. 

 


El ritmo de la construcción y la industria en vilo por los costes crecientes de producción

Igualmente, es interesante señalar algunas notas sobre el sector de la construcción y la industria. Los Índices de Producción de la Industria de la Construcción (EIPIC) del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, muestran que en junio continuó la recuperación de la actividad, pero con una escalada creciente en los costes. Por su parte, el Índice de Producción Industrial (IPI) publicado por el Instituto Nacional de Estadística avanzó un 11,2% anual en junio, segundo mes de moderación. 

A ello se añade, el índice PMI de referencia proporcionado por Markit Services que el 1 de septiembre apuntó de nuevo el ritmo favorable de la industria en nuestro país en el mes de agosto. Sin embargo, también añadió que los problemas en las cadenas de suministro, ante la mayor demanda de materias primas a nivel internacional, está provocando que muchos productores hagan acopio de insumos para amortiguar la inflación y continuar las entregas, entre otras cuestiones. 

En consecuencia, a pesar de que los datos de afiliación en las profesiones de arquitectura e ingeniería, mostraron incluso un crecimiento de la afiliación en términos desestacionalizados en agosto, conviene ser prudentes de cara a los próximos meses en la generación de ocupación si los costes de producción siguen creciendo. También es interesante mencionar el ámbito de la ingeniería informática que mostró el mayor crecimiento de la afiliación en la serie histórica del 2009 y podría responder a una mayor demanda en cuestiones de digitalización y de nuevos proyectos.

 

La industria y la construcción moderan su caída de ocupación estacional, aunque la escalada de los costes de producción y la inestabilidad de las cadenas de suministro podrían afectar su pulso favorable.

 


Menor ocupación en la actividad jurídica y de consultoría empresarial

En otro plano, pero también relacionado, se encuentran las divisiones de servicios jurídicos y de consultoría empresarial que experimentaron ciertos retrocesos de afiliación con patrones más parecidos a los años previos a la pandemia. No obstante, en la consultoría la destrucción de afiliación fue algo mayor y podría ser una señal de un mayor freno estacional en la actividad de algunos sectores económicos. 

Por último, el sector de la educación mostró la mayor caída de afiliación en agosto, esperada según el comportamiento de despido en verano y contratación a la vuelta del comienzo de curso de los últimos años en parte de la ocupación. Aún así, se trata de la menor bajada en este mes desde el 2011 a excepción de la pandemia. 

 

La afiliación desestacionalizada crece más en las profesiones que en la economía

El crecimiento del 0,54% mensual de la afiliación del subsector en agosto, produjo que su ritmo anual registre un 5,22%. Se trata de la primera moderación del avance anual después de seis meses de mejora continuada. Esta progresión anual tenderá a ser más real en los próximos meses e incluso lo esperable es que pueda seguir suavizándose debido a varios factores. Entre ellos, destaca que hasta ahora los datos debían compararse con la situación de los meses del año 2020 en los que hubo más restricciones de movilidad y actividad debido a la pandemia y, por ello, los crecimientos se han mostrado algo más acentuados. 

Por su parte, la economía restó un 0,60% mensual de afiliación, si descontamos el 2020, es el menor retroceso en un mes de agosto desde el 2014 y podría hablar de una cierta mejora en el tono de la recuperación. En cualquier caso, estos datos no contemplan las personas en ERTE, entre otros colectivos.

 

El volumen de profesionales en ERTE disminuyó en agosto hasta suponer el 0,38% de la afiliación media al subsector de servicios profesionales, y el 4,23% del total que están en esta condición en el país.

 

De esta forma, si examinamos los datos desestacionalizados, la economía registró una subida del 0,39% mensual, mientras que para el subsector de servicios profesionales se calcula en un 0,44% gracias, principalmente, al buen tono de las profesiones sanitarias y sociales, y de las profesiones de arquitectura e ingeniería. 

Respecto a los regímenes principales de afiliación, el subsector registró un 0,69% mensual más de afiliación en el Régimen General, mientras que cayó un 0,30% en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), una caída más localizada en la actividad privada de las profesiones que más depende del ciclo estival. No obstante, fue una bajada inferior a los años previos a la pandemia. En la progresión anual, los profesionales por cuenta propia son un 4,48% más, y aquellos que operan por cuenta ajena han aumentado un 5,36%.

 

Menos profesionales en ERTE: son el 0,38% de la afiliación media del subsector

Si analizamos los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el subsector de servicios profesionales hubo una caída del 8,97% hasta sumar 11.588 personas en esta situación. Una cuantía que constituye el 4,36% del volumen de trabajadores en ERTE en todo el país, medio punto porcentual más que en julio, fruto de una reducción más intensa de esta condición en el conjunto de la economía. 

El promedio en el descenso de profesionales en ERTE se situó alrededor del 10%. Si bien, cuando relacionamos los profesionales en esta tesitura como ratio sobre el montante de la afiliación media por cada división de ámbito profesional se encuentran por debajo del 1% de afectación. Solo sobresale de forma especial la división de publicidad y estudios de mercado con un 2,03% del total en ERTE sobre su afiliación media.

Al observar los datos agregados, se muestra que el conjunto de personas en ERTE en el país cayó un 17,89% mensual con 272.190 en total. Igualmente, suponen el 1,43% de la afiliación media de la economía, tres décimas menos que el mes previo. Entretanto, los profesionales en ERTE representan el 0,38% de la afiliación media al subsector, una décima menos que en julio.

 

El mayor descenso de paro en agosto en la serie histórica; solo sube en construcción

El paro registrado anotó un descenso de 82.583 personas, un 2,42% mensual, que supone la mayor caída en un mes de agosto en la serie histórica iniciada en el 2010. De tal manera, el mejor probable pulso turístico durante el mes de agosto podría haber impulsado la recuperación. El montante de parados quedó situado en 3.333.915 personas, con una disminución del 12,33% anual. Hay que citar que en esta cuantía no se recoge el volumen de personas en ERTE.  

Entre los sectores agregados, solo la construcción registró un aumento del volumen de parados con 1.139 más y un 0,42% mensual. Por el contrario, en el resto hubo caídas notables como las experimentadas por el sector de la agricultura con 13.449 parados menos, un 7,71% mensual, y por el colectivo sin empleo anterior que anotó un descenso de parados de 22.873 personas, un 7,47% mensual. Por su parte, los retrocesos más modestos tuvieron lugar en la industria con 1.126 parados menos, un 0,41% mensual, y en servicios con 46.223 parados que salieron de las listas, un 1,93% mensual. Asimismo, se notificó que el paro en los hombres se redujo 37.080, un 2,65% mensual y también en las mujeres con 45.503 menos, un 2,26% mensual.

Mientras, los contratos registrados ascendieron a 1.407.563, un 23,43% mensual menos, de los cuales, el 8,45% fueron indefinidos, con un número que fue un 28,11% mensual inferior. La cobertura por desempleo fue del 45,4% y los beneficiarios fueron 1.977.597 personas, lo que supone un 39,0% inferior respecto al año anterior. 

 

Accede al ANÁLISIS DEL SUBSECTOR DE SERVICIOS PROFESIONALES POR DIVISIONES DE ACTIVIDAD PERTENECIENTES O RELACIONADAS CON EL MISMO.

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo