El ministro José Luis Escrivá presenta la reforma de autónomos a las profesiones colegiadas

Encuentro organizado por el Consejo General de Economistas y Unión Profesional.

 

Una reforma muy ambiciosa cuya finalidad es lograr la convergencia del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) con el Régimen General en materia de pensiones y mejorar las coberturas de las y los trabajadores por cuenta propia. Es el mensaje principal que trasladó José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en la presentación de la reforma del RETA dirigida a las profesiones colegiadas. Un evento celebrado el 28 de julio que organizaron el Consejo General de Economistas, en su sede, con la presencia de su presidente, Valentín Pich, y Unión Profesional, con su presidenta, Victoria Ortega. 

 

Antecedentes y contexto

En contexto, el Gobierno aprobó el 26 de julio en Consejo de Ministros el Real Decreto-ley por el que se establece un nuevo sistema de cotización para los trabajadores por cuenta propia o autónomos y se mejora la protección por cese de actividad, cuyo texto fue publicado en el BOE el 27 de julio. A tal efecto, entrará en vigor el 1 de enero del 2023 con un periodo transitorio que se extenderá hasta el 2025, momento en el cual será preciso llevar a cabo una evaluación institucional de la reforma y dotarla de su diseño definitivo.

Como recordó Escrivá, esta reforma del sistema de cotización del colectivo de autónomos estaba pendiente desde hace décadas y da compromiso a lo dispuesto en las recomendaciones —singularmente, 4 y 5— del Pacto de Toledo. Al mismo tiempo, persigue homologar su funcionamiento al esquema europeo de previsión social y estar en sintonía con la economía del comportamiento respecto al ahorro. Un camino que no ha sido sencillo, con unos últimos meses caracterizados por intensas negociaciones entre los principales agentes sociales de autónomos como ATA, UPTA y UATAE, además UGT y CCOO, y el propio ministerio ante la profundidad de la reforma y los múltiples aspectos que supondrá para el ejercicio de aquellos que ejerzan por cuenta propia.

 

Aspectos principales de la reforma

En cuanto a lo más destacado de la norma, el ministro repasó los siguientes aspectos. En primer lugar, es un sistema de despliegue progresivo que cuenta con quince tramos que determinan las bases de cotización y las cuotas en función de los rendimientos netos del autónomo. Así, las cuotas mensuales irán desde los 230 euros/mes a los 500 euros/mes en el 2023, y de los 200 euros/mes a los 590 euros en el 2025. Para calcular los rendimientos netos, el autónomo deducirá de los ingresos todos los gastos producidos en ejercicio de la actividad y necesarios para la obtención de ingresos. Sobre este cómputo, se aplicará adicionalmente una deducción por gastos genéricos del 7%, o del 3% si se trata de autónomos societarios. 

Mientras, el sistema permitirá cambiar de base de cotización hasta seis veces al año, y al final del ejercicio fiscal, conocidos los rendimientos netos anuales, se regularizarán las cotizaciones. Ello conllevará la devolución o reclamación de cuotas si el tramo de rendimientos netos definitivo está por debajo o por encima del indicado por el autónomo en las previsiones durante el año.  

En cuanto a los colectivos más beneficiados de la reforma, Escrivá subrayó, sobre todo, a las mujeres y a los jóvenes, pues el 70% y el 77%, respectivamente, tienen ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Como ejemplo, habrá una cuota bonificada de 80 euros para los nuevos autónomos durante doce meses, extensible otros doce más siempre que los ingresos netos sean inferiores al SMI.

 

Profesiones, el 15% de las afiliaciones al RETA

En lo que atañe a las profesiones colegiadas, la presidenta de Unión Profesional, Victoria Ortega, enunció que el 15% de las 3,3 millones de afiliaciones al RETA corresponden al subsector de servicios profesionales y trasladó al ministro la cuestión de cómo podrán beneficiarse los y las profesionales de este nuevo sistema. En respuesta de ello, Escrivá argumentó que la extensión de la nueva acción protectora del RETA también se dejará notar en el ejercicio profesional autónomo. En esta línea, manifestó que «los profesionales podrán ver que a medida que sus ingresos mejoren, tendrán mejores pensiones en el futuro; en comparación con las actuales, que son más bajas». 

Al mismo tiempo, se mostró confiado en que cuando el Gobierno acometa el bloque de reformas que tiene pendientes podrá comprobarse que el sistema público de pensiones tiene más solidez y solvencia, y podrá asegurar el poder adquisitivo de las pensiones. 

 

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo