epa empleo

El empleo y las profesiones a la vuelta de las vacaciones

Breve análisis sobre los datos de afiliación y desempleo de agosto

Educación, industria manufacturera, construcción, comercio y régimen agrario concentraron la mayor parte de la destrucción de afiliación en el mes de agosto, cuya caída del 0,97% es la mayor en este mes desde el 2008. En el ámbito de las profesiones, las sanitarias y de servicios sociales experimentaron un repunte mientras que las actividades profesionales, científicas y técnicas cayeron de forma moderada.

El final de la campaña estival suele venir acompañado de una destrucción de empleo marcada especialmente en el carácter estacional de la economía española. No obstante, las 179.485 afiliaciones menos registradas en agosto sobre julio que supone un 0,97%, es el peor dato porcentual en este mes desde el año 2008 según publica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Del mismo modo, la cifra total de afiliación de 18.309.844 es la más baja desde abril de este año.

El sector de la educación que ha supuesto casi un tercio de la destrucción de afiliación por el final periodo lectivo, junto con la caída, previsiblemente coyuntural, en la industria manufacturera, la construcción y el comercio, y el ajuste estacional del régimen agrario han dibujado los trazos principales del retroceso del empleo en agosto. A ello, se añade apenas un incremento residual de la afiliación en hostelería que marca ya el final de la campaña de verano y que se mantendrá el próximo mes.

Por tanto, cabe reflexionar y analizar sobre los factores que han incidido en esta situación y establecer si supone la antesala de un crecimiento más moderado a corto o medio plazo. En este sentido, si observamos las últimas previsiones de crecimiento de la economía española para este año refieren o superan el 3%. Así, el gobierno revisó al alza su previsión al 3%, el Banco de España apuntó el 3,1% al igual que el FMI, y otras entidades como Bankia, BBVA y el Instituto de Estudios Económicos apuntaron el 3,3%.

Entre sus principales argumentos señalan la mejora del crecimiento mundial, marco financiero favorable, demanda interna más estable y la mayor creación de empleo. Sin embargo, sucesos como los atentados terroristas en Barcelona de agosto, u otros eventos geopolíticos o financieros es posible que puedan tener un efecto del que aún es aún pronto señalar en el desempeño económico.

Incremento del paro, menos contratos firmados y más temporalidad

Asimismo, el aumento del paro se situó en 46.400 personas más hasta los 3.382.324 desempleados, un 1,39%. Por sectores, solo se redujo en la agricultura y en el colectivo sin empleo anterior, quizás por el efecto desánimo al dejar de sellar el paro. Mientras, creció un 1,85% en el sector servicios, un 2,42% en la industria y un 2,48% en la construcción.

Sin embargo, si atendemos al detalle del empleo creado, su carácter es cada vez más temporal e incluso estacional. En agosto se firmaron 1.536.400 contratos, un 20,34% menos que en julio, de los cuales, solo el 7,51% fueron indefinidos y cayeron un 24,09% mensual frente al 20,02% que lo hicieron los temporales.

En esta línea, también se advierte un creciente problema de subempleo pues según Eurostat, en España el 91,4% de los trabajadores con contrato eventual preferirían ser fijos frente al 62% de la media en la Unión Europea.

Comportamiento desigual en las profesiones

Dentro de la afiliación en las profesiones, la categoría de actividades de actividades profesionales, científicas y técnicas destruyó afiliación de forma moderada alrededor del 1% debido a la caída de la actividad del resto de sectores económicos que demandan estos servicios como bienes intermedios para su producción final.

En el caso de las profesiones sanitarias y de servicios sociales experimentaron un pequeño repunte de afiliación aún en agosto puesto que los principales núcleos turísticos demandan más personal sanitario para cubrir la atención ante el incremento de población, pero la subida de afiliación también se explica por el aumento de las sustituciones.

Respecto al sector de la educación fue el más castigado de nuevo al aglutinar una de cada tres del total bajas de afiliación. Un comportamiento propio del ajuste de verano por el final del periodo lectivo que denota una clara precariedad en este ámbito. En esta línea, se espera que su afiliación crezca con el comienzo del periodo escolar.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo