El alza de ocupación en las actividades sanitarias debido a la pandemia sujetó la caída general de las profesiones en el segundo trimestre según la EPA

Breve análisis de Unión Profesional sobre la EPA del segundo trimestre del 2020

 

El subsector de servicios profesionales redujo su ocupación en 1.800 personas, un 0,06% más en el segundo trimestre, sobre el primero del 2020, el peor dato en este periodo desde el año 2013. Además, registró 8.500 parados más que alzó la tasa de paro casi tres décimas hasta el 4,68%. En este comportamiento, la división de actividades sanitarias fue el principal sostén del subsector al crecer la demanda de profesionales para cubrir el periodo más intenso de la pandemia en los centros sanitarios. Ello compensó las ligeras caídas del resto de divisiones que componen el subsector entre las que destacó la disminución de actividad debido al estado de alarma en la consultoría de gestión de empresarial, y en publicidad y estudios de mercado. 

 

Esta imagen contrasta con el balance general de la economía que restó más de un millón de ocupados en el segundo trimestre frente al primero, un 5,46%. La mayor caída se produjo en el sector servicios en aquellas áreas que no fueron esenciales como el turismo y que requerían la proximidad física para su desempeño. De tal forma, la tasa de paro creció casi un punto porcentual hasta el 15,33%. 

 

A continuación, el análisis más detallado de los resultados de cada división del subsector:

 

>> ACTIVIDADES AUXILIARES A LOS SERVICIOS FINANCIEROS Y SEGUROS

La ocupación creció un 2,20% trimestral en esta división, lo que podría responder a la demanda de servicios, que fueron considerados esenciales durante el estado de alarma, para atender cuestiones financieras y de aseguramiento, singularmente del tejido empresarial. En todo caso, contrasta con el aumento del 11,42% que apuntó el año pasado en el mismo periodo. No obstante, la ocupación creció en los hombres un 6,25%, al contrario que en las mujeres cuya caída fue del 3,07%. La tasa de paro general cayó casi dos puntos porcentuales hasta el 5,55% con una población activa estable. La diferencia fue que en mujeres el paro se aplanó hasta el 3,91% desde el 6,56% del primer trimestre por la mayor caída de su población activa, y en los hombres cayó cinco décimas hasta el 2,32%.

 

>> ACTIVIDADES JURÍDICAS Y DE CONTABILIDAD

Su ocupación se mantuvo prácticamente estable con una solo una aminoración trimestral del 0,14%. La necesidad de determinados servicios de índole jurídica para gestionar temas laborales y mercantiles, y la reducción en otras áreas, explicarían los datos de esta división. Una vez que se solvente esta situación será necesario ver en qué medida la destrucción de tejido empresarial afecta a la actividad de estas profesiones. En este caso, fue la ocupación de las mujeres la que protagonizó la subida con un 3,20% trimestral más frente a la caída de sus compañeros de un 4,92% trimestral. La tasa de paro cerró sin movimiento, solo una centésima más hasta el 1,95%. Si bien, en las mujeres creció medio punto porcentual hasta el 2,49% por la subida de su población activa que demanda empleo. En los hombres, la tasa disminuyó siete décimas hasta el 1,09% al caer más su población activa.

 

>> ACTIVIDADES DE CONSULTORÍA DE GESTIÓN EMPRESARIAL

Fue una de las divisiones del subsector que más acusaron el estado de alarma en el segundo trimestre pues produjo que el grueso del tejido empresarial no precisara el mismo ritmo y tipología de servicios que hasta entonces. Ello provocó que su ocupación disminuyera un 5,22% trimestral que habría de recuperarse algo más de cara al tercer trimestre si la temporada estival refleja un cierto tono de mejora. La tasa de paro de la división se disparó hasta el 5,46% frente al 1,05% del primer trimestre. En todo caso, datos aún contenidos y 10 puntos por debajo del dato conjunto de la economía. Los hombres concentraron la destrucción de ocupación con un 12,16% trimestral menos que solo fue mitigado por el avance del 1,25% trimestral en mujeres. En consecuencia, la tasa de paro para ellos subió tres puntos porcentuales hasta el 4,65% y en mujeres algo más hasta el 6,09%, casi cinco puntos más que se explican por el mayor incremento de su población activa.

 

>> SERVICIOS TÉCNICOS DE ARQUITECTURA E INGENIERÍA

Su comportamiento fue uno de los más estables en el segundo trimestre pues el resultado de pérdida de ocupación se saldó solo con un 0,08% menos frente al primer trimestre. En ello, hay diversos factores que podrían haberse balanceado: entre los cuáles, la vuelta a la actividad de cierta parte del sector de la construcción durante el mes de junio frente al parón que sufrió por seguridad en abril y mayo. En el caso de la industria no esencial también recuperó parte de su tono hacia el final del trimestre con lo que se espera que en el tercer trimestre los datos de ocupación sean incluso algo más positivos. Mientras, su tasa de paro bajó casi dos puntos porcentuales hasta el 2,75%. En la desagregación, en los hombres la ocupación se aminoró un 0,76% trimestral por un crecimiento del 1,28% en sus compañeras. Ello produjo que la tasa de paro de ellos se redujera más de dos puntos porcentuales hasta el 2,78% al reducirse más su población activa, y que bajará seis décimas en las mujeres hasta el 2,58%.

 

>> INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

Sus datos de ocupación estuvieron entre los más débiles al perder un 4,77% trimestral. Sugiere que la posible mayor demanda de estas actividades en el área sanitaria y científica no fue suficiente para contrarrestar la menor demanda en otras áreas como la social o de humanidades por el momento. Con todo, la tasa de paro general se redujo alrededor de dos puntos y medio porcentuales hasta el 5,52%. En ello, guarda explicación la disminución en la ocupación de las mujeres que fue más pronunciada con un 7,51% por un 2,02% de sus compañeros. En ambos casos, la reducción de la población activa fue mayor lo que también podría explicar, quizás, una salida de parte de estos profesionales de nuestro mercado laboral hacia otros países para continuar su actividad. La tasa de paro en hombres cayó hasta el 4,59% y hasta el 6,38% en sus compañeras.

 

>> OTRAS ACTIVIDADES PROFESIONALES, CIENTÍFICAS Y TÉCNICAS

También fue una de las profesiones que más sufrió en ocupación durante el segundo trimestre con un 4,41% trimestral menos. Áreas como la certificación de obras, cuestiones técnicas sobre medio ambiente o el diseño industrial podrían necesitar aún más tiempo para recuperar su actividad anterior. Más en detalle, la caída de ocupación se produjo en los hombres con un 8,47% trimestral menos, un movimiento que solo fue del 0,65% trimestral menos para sus compañeras. La tasa de paro para ellos creció hasta el 4,60% y en ellas se redujo hasta el 3,03% al caer más su población activa. Su tasa de paro general creció cinco décimas hasta el 3,68%.

 

>> ACTIVIDADES VETERINARIAS

Fue la división que arrojó un mejor comportamiento en términos porcentuales con un 10,66% trimestral de más ocupación. La explicación residiría en la plena vuelta de su actividad privada, especialmente a partir de junio, con el fin del estado de alarma. Hasta entonces, solo habían mantenido, básicamente, su actividad de urgencias. En los próximos meses se espera una estabilización positiva de su nivel de ocupación. Esta vez, en los hombres se produjo el mayor crecimiento con un 15,38% trimestral más por un 7,91% trimestral más en sus compañeras. La tasa de paro general creció dos décimas hasta el 1,01%, con datos de prácticamente pleno empleo para los hombres y del 1,96% para sus compañeras, 5 décimas más que en el primer trimestre ante el mayor alza de su población activa.

 

>> ACTIVIDADES SANITARIAS

Fue el gran sostén de la ocupación del subsector de servicios profesionales durante el segundo trimestre. La demanda de ocupación generalizada por las comunidades autónomas de personal sanitario para cubrir la atención de los afectados por la pandemia se reflejó en los datos con un 1,90% más, el dato más en los últimos tres años. De cara al tercer trimestre, su evolución aún es una incógnita pues dependerá de la progresión que siga el incremento de los contagios desde el fin del estado de alarma y cómo afecte la menor demanda de ocupación para cubrir, sobre todo, los centros sanitarios de las zonas turísticas que tendrán menos afluencia. El desglose de la ocupación muestra que creció sobre todo en los hombres con un 4,65% trimestral más, por un 0,86% trimestral en las mujeres. Todo ello dejó la tasa de paro general en el 3,72%, dos décimas más que en el primer trimestre ante el aumento de población activa en las profesiones sanitarias, es decir, aquella que trabaja o busca empleo. Así, la tasa de paro en las mujeres sumó dos décimas hasta el 4,02% y en los hombres, se redujo cinco centésimas hasta el 3,24%.

 

>> ASISTENCIA EN ESTABLECIMIENTOS RESIDENCIALES

Anotó una caída de la ocupación del 1,72% trimestral. Podría ser el resultado del reajuste producido en el personal de las profesiones sanitarias y sociales en los centros no sanitarios como las residencias. Se trata del peor dato desde el 2009 de la serie histórica iniciada en el 2008. Entre las causas estarían la reducción de plantilla con contrato temporal una vez que solventó el periodo más intenso de la pandemia en estos lugares y también la menor necesidad de personal por el momento. Si bien, es probable que pueda repuntar si continúa el incremento de contagios como en las últimas semanas. En esta línea, la ocupación en los hombres se redujo más con un 5,63% trimestral menos, por solo un 0,92% trimestral menos en su compañeras. En las mujeres la tasa de paro se aplanó dos décimas hasta el 7,48% y en sus compañeros medio punto porcentual hasta el 7,84%. La tasa de parao general apenas se redujo una décima hasta el 7,64%.

 

>> ACTIVIDADES DE SERVICIOS SOCIALES SIN ALOJAMIENTO

Dentro de las sanitarias fue la división que menos cayó en ocupación con un 0,12% trimestral. De tal forma, los servicios sanitarios y sociales prestados en domicilio habrían sorteado algo más por el momento el ajuste de ocupación tras controlar el periodo más rígido de la pandemia y habrá que observar si se mantiene o crece de cara al tercer trimestre si la oleada de contagios por COVID-19 vuelve a dispararse. Destaca que la ocupación subió un 11,34% trimestral en los hombres, mientras que disminuyó un 1,97% trimestral en las mujeres. La tasa de paro general creció más de un punto porcentual hasta el 8,67% con un pico del 10,51% en los profesionales, dos puntos porcentuales más, y del 8,29% en las profesionales, un punto porcentual más. 

 

>> EDUCACIÓN

En cuanto al sector de la educación, como división que tiene relación con el subsector de servicios profesionales, registró una caída de la ocupación intensa del 7,17% trimestral. Se trata también de una anomalía debida al trastorno producido en el periodo lectivo debido a la pandemia. Normalmente, la reducción de ocupación en esta división se dejaría notar más en el tercer trimestre por el fin de curso y recuperaría su tono en septiembre. Si bien, la situación actual no permite establecer una previsión clara de su comportamiento pues el sector aún está en ajuste y dependerá de la evolución de la pandemia. Esta vez, la ocupación cayó casi por igual para hombres y mujeres con un 7,22% y un 7,16% trimestral, respectivamente. Ello dejó la tasa de paro general en el 5,56%, un punto y medio porcentual más, que se acusó más en las mujeres con más de dos puntos porcentuales más hasta el 6,16% y apenas sin movimiento con un 4,37%, tres centésimas más, en sus compañeros.

 

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo