Deontología profesional: garantía para la ciudadanía

Unión Profesional y Wolters Kluwer celebran la buena acogida del webinar ‘Deontología profesional: garantía para la ciudadanía’

 

Bajo el título ‘Deontología profesional: garantía para la ciudadanía’, Unión Profesional y Wolters Kluwer organizaban el 9 de junio un webinar dirigido específicamente a las corporaciones colegiales y a las y los profesionales colegiados, seguido por casi trescientas personas, que será la antesala de un taller práctico que se celebrará previsiblemente en el mes de julio.

Moderado por Dolores Martín Villalba, responsable del Departamento de Estudios de Unión Profesional, se contó con las intervenciones de Hilda Garrido Suárez, miembro del Instituto en Derechos Humanos Gregorio Peces Barba de la Universidad Carlos III de Madrid y Directora de Innovación del Consejo General de la Abogacía, Iñaki Rodríguez Cueto, representante de la Comisión de Ética y Deontología del Consejo General de Educadoras y Educadores Sociales y coordinador de la Comisión de Ética y Deontología del Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales del País Vasco y Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial y exvicepresidente de Unión Profesional.

 

Revisión constante y dinámica

La deontología profesional consta de «una serie de reglas, principios, normas que rigen la conducta de los profesionales desde el mismo momento en el que están vinculados al ejercicio de una profesión», comenzaba Hilda Garrido Suárez a acotar el concepto que está sustentado, tal y como apoyaba Iñaki Rodríguez Cueto, en «un planteamiento ético», cuyo valor intrínseco reside en la «toma de conciencia de la responsabilidad de cumplir con lo establecido en el código deontológico». Fue Juan José Rodríguez Sendín quien ejemplificó este sistema de autorregulación en la profesión médica y el tránsito de la ética médica a la «concreción de las normas de obligado cumplimiento para las y los profesionales médicos», haciendo hincapié en una de las principales características de estos códigos: «su dinamismo».

Y es que precisamente la utilidad de estas normas internas se ha puesto de manifiesto a lo largo de la pandemia que desde el año pasado estamos padeciendo. «La pandemia nos ha obligado a acelerar procesos de adaptación que no teníamos previstos». Se trataría entonces, de aprovechar esa aceleración por parte de las corporaciones colegiales, incluidas aquellas cuya profesión, como comentó Rodríguez Cueto, «se encuentra en construcción». Los colegios profesionales tienen en este sentido, una doble función que explicó durante una de sus intervenciones Garrido Suárez, la de trabajar y acompañar al profesional y la de regular la conducta de este. Por este motivo, la deontología profesional debe estar presente desde el inicio de la formación en la Universidad, pues es, «ayuda a entender la función social de las profesiones».

 

Reflexión interna y apertura a la sociedad

Necesitamos, apuntaba el representante de la Comisión de Ética y Deontología del Consejo General de Educadoras y Educadores Sociales, no solo como profesiones, si no como sociedad, del pensamiento crítico. Algo que fue apoyado Rodríguez Sendín, quien recomendó la «autoimposición de una reflexión crítica de lo que supone y significa la profesión desde el punto de vista humano y no solo técnico». Caminar hacia la profundización debe ser la ruta a seguir por parte de la deontología en las corporaciones colegiales, pues se trata de la herramienta adecuada para «ir más allá de la apariencia».

No obstante, la ciudadanía, receptora de los servicios profesionales, necesita conocer la existencia de estos códigos deontológicos y de que parte de sus derechos están amparados en los mismos. ¿Cómo? «Haciendo crítica deontológica de los hechos cotidianos», resolvía el presidente de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial. Porque aunque desde las profesiones colegiadas se tiene consciencia de que el código deontológico debe conformarse como «un traje a medida», como apuntó durante la sesión Hilda Garrido, «hay principios comunes: diligencia, competencia, secreto profesional, confianza, etc». El valor de dichos principios comunes en las profesiones colegiadas fue abordado en el estudio sobre deontología elaborado y editado por Unión Profesional en el 2009 ‘Deontología Profesional: los códigos deontológicos’.

 

 

Otros materiales de interés:

Estudio (Año 2016): La función deontológica de las organizaciones colegiales y su impacto económico y social

Cuadernillo (Año 2017): La función deontológica de las organizaciones colegiales y su impacto económico y social

 

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo