Una ciudadanía crítica solo es posible con un periodismo que garantice una información veraz


Hoy, lunes 9 de junio, se ha celebrado, en el Centro Internacional de la Prensa, la jornada ‘La democracia y el ejercicio profesional: Sobre el derecho a la información y la comunicación’. Dado el compromiso con las profesiones y la colaboración existente entre Unión Profesional (UP), la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Cátedra de Ética de la Empresa y de las Profesiones de la Universidad Carlos III de Madrid, esta sesión ha querido profundizar en el papel que juegan las profesiones, y sus organizaciones, en el desarrollo de una democracia participativa, con especial atención al ejercicio profesional del periodismo.

Elsa González, presidenta de la FAPE, definió el periodismo en palabras del escritor mexicano, Enrique Krauze, como «una misión» a la que hay que entregarse «en cuerpo y vida» donde se ha de primar «la vocación, el rigor, la ética y la humanidad». González hizo énfasis en la capacidad de transformación social del periodismo, así como en todas aquellas amenazas —políticas, empresariales, personales— que el periodista ha de sortear si aspira a ejercer el periodismo como servicio público. Recordó que el periodismo tiene una responsabilidad y un compromiso con la verdad, lo que está estrechamente relacionado con la credibilidad: «Sin ella, la prensa se convierte en un medio de comunicación sin crédito».

Carlos Carnicer, presidente de Unión Profesional, aseguró que «las profesiones, como vigilantes de las actividades del poder, hacemos más falta que nunca», sobre todo cuando «está en puertas una normativa, la Ley de Servicios y Colegios Profesionales (LSCP), que pone en entredicho la autorregulación de los colegios profesionales». Carnicer aludió a las normas deontológicas como «derecho material», como defensa para «aquellos que atacan las posibilidades de los profesionales de erigirse en sociedad civil organizada y llevar a término su trabajo, su responsabilidad».

Javier Ansuátegui, director del Instituto de Derechos Humanos «Bartolomé de las Casas» (al que está adscrita la Cátedra de Ética), centró su intervención en el origen de la historia de los derechos, especialmente el derecho a la información recogido en el artículo 20 de la Constitución Española, y planteó una de las piezas del debate al relacionar comunicación y poder: «El ejercicio del periodismo favorece a la democracia, pues controla el poder. Pero, a su vez, también es ejercicio del poder. Favorece libertades, pero, a su vez, puede plantear problemas en relación a otras libertades». En este sentido, Ansuátegui señaló el importante lugar de la libertad de información, del ejercicio periodístico, para generar una ciudadanía crítica: «No hay ciudadanía que pueda decirle las cosas al poder si no está informada». He ahí la esencia, según el director del Instituto de DD.HH. «Bartolomé de las Casas», de la responsabilidad periodística.

Deontología profesional, garantía de información veraz

A continuación, se desarrolló una mesa redonda en la que expertos analizaron el significado de la deontología profesional en el ámbito de la información y la comunicación. Gonzalo Múzquiz, secretario técnico de Unión Profesional, Manuel Núñez Encabo, presidente de la Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE, e Hilda Garrido, coordinadora de la Cátedra de Ética de la Empresa y las Profesiones de Universidad Carlos III de Madrid (CEEP), hicieron especial hincapié en los fundamentos de la deontología profesional.

Garrido centró su intervención en acercar las definiciones y diferencias entre ética profesional y ética pública, así como en la necesidad de entender el código deontológico de cada profesión como una norma donde encontramos «unos derechos y deberes enmarcados dentro de la ética pública, adecuados a cada profesión». El debate surge cuando se plantea cómo garantizar esos derechos y deberes.

En este sentido, Gonzalo Múzquiz aludió al «acto profesional», que se define como «la incorporación de un saber hacer, con unas normas que incardinan ese acto, que no es inocuo, en un marco profesional». Desde su punto de vista, es en el modelo colegial —vertebrado por la independencia, la responsabilidad y el control colegial— donde encontramos la fórmula que permite poner en práctica una potestad disciplinaria que garantice que el código deontológico, es decir, las normas profesionales, se cumplen.

Manuel Núñez Encabo, por su parte, incidió en la idea de «hacer consciente a la ciudadanía para que participe de la democracia». Y, para que eso sea posible, es importante entender que «sin periodismo, no hay democracia». Es por esta razón que el periodismo ha de trabajar por hacer posible la gestión de los tres poderes, por garantizar la transparencia, y tratar todos los temas de interés público. «Existe una necesidad acuciante de un periodismo de investigación, de datos, de hechos; necesitamos periodistas que fomenten el desarrollo de los valores democráticos».

El presidente de la Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE aseguró que «la garantía más adecuada para regular la profesión es la autorregulación», para lo que es necesario un código deontológico «que esté elaborado por la profesión, exista un compromiso de cumplirlo y sea público; que tenga una comisión independiente, de periodistas y medios de comunicación; y que efectúe resoluciones públicas». Todo ello con el objetivo de garantizar la libertad de información, así como la responsabilidad que los medios de comunicación, los periodistas, tienen en relación con el acto profesional.

Unión Profesional impulsa el Buen Gobierno en el sector colegial

Con el fin de dar un paso firme en la gestión responsable de las organizaciones colegiales, Unión Profesional ha elaborado una Guía para fomentar el Buen Gobierno en el sector colegial.

Con la publicación de esta guía, elaborada con la colaboración de la Cátedra de Ética de la Empresa y las Profesiones de la Universidad Carlos III de Madrid y otros expertos, Unión Profesional (UP) pretende acercar el concepto del Buen Gobierno a la realidad de los colegios profesionales, mostrando el significado que posee para ellos su implantación.

En la guía se recoge la diferencia existente entre el buen gobierno y la deontología profesional, concepto profundamente arraigado en la esencia de los colegios profesionales. Al igual que desde los colegios se vela por el cumplimiento de las normas deontológicas por parte de los profesionales, como corporaciones de derecho público también se deben establecer unas normas de comportamiento para sus órganos directivos y, en general, para toda la organización.

Para facilitar el diseño de estas normas, en la guía se propone un modelo de referencia para la elaboración de códigos de Buen Gobierno en el sector colegial. Inspirado en códigos existentes, tanto en el ámbito empresarial como asociativo, este modelo contiene un articulado (serie de artículos) especialmente aplicable a cualquier organización colegial, e incluso de otros sectores, y a las relaciones que mantienen con sus grupos de interés.

Como resalta Carlos Carnicer, presidente de UP, «de la misma manera que debemos ser excelentes en nuestro ejercicio profesional, también debemos serlo al frente de nuestras organizaciones colegiales». El desarrollo de técnicas relacionadas con el buen gobierno, continúa Carnicer, nos permite «adoptar una posición proactiva en un escenario que, a nivel general, requiere de nuevos sistemas que vengan a reforzar la confianza de la ciudadanía». profesional.

>> Descargar Guía para fomentar el Buen Gobierno en el Sector Colegial

Las profesiones colegiadas españolas afianzan su unidad

El 3 de junio tenía lugar la Asamblea General de Unión Profesional en la que los máximos representantes de los 35 Consejos Generales y Colegios Profesionales tuvieron ocasión de compartir inquietudes respecto a los temas de especial afección para el común de todos ellos. Como no podía ser de otra manera, el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (LSCP) centró la mayor parte de las atenciones.

El Anteproyecto ha sido notablemente modificado desde su primer texto del 2 de agosto. No obstante, aunque se ha trabajado ante las diferentes instancias, el Ministerio de Economía y otros departamentos, así como el Senado y Diputados, con decisión y eficiencia, el texto que pasó al Consejo de Estado (fechado como 20 de diciembre de 2013) debiera ser igualmente modificado. El propio Consejo de Estado y particularmente, el voto particular abundan en ello, como así también lo hace el informe del Consejo General del Poder Judicial y su voto particular.

Durante la Asamblea, Carlos Carnicer destacó el «aluvión» de enmiendas presentadas por las organizaciones colegiales y otras asociaciones ante el Consejo de Estado, lo que demuestra la sensibilidad que suscita esta ley. El presidente de UP resaltó el buen trabajo desarrollado desde que se aprobara el Anteproyecto el 2 de agosto de 2013. Se han elaborado informes y alegaciones con una componente poco desarrollada hasta el momento, como es el impacto económico y social de una regulación equilibrada que contemple el conjunto de impactos económicos y el coste social que puede acarrear una liberalización excesiva.

No obstante, se resaltó la necesidad de seguir insistiendo en cinco puntos esenciales, como son:

  • Colegiación para todas las profesiones de Unión Profesional, sin distinción de actividades profesionales que conllevaría la escisión de la profesión y la falta de sujeción a la deontología.
  • Colegiación en el domicilio único o principal.
  • No limitación de cuotas periódicas en la ley (sin perjuicio de ser justificadas) ni prohibición de cuotas de ingreso.
  • Inadecuado procedimiento de intervención por parte de la Administración con posibilidad de disolución de Juntas de Gobierno en supuestos nada claros, ni tasados por su gravedad.
  • Comisión Consultiva en la que participen las organizaciones interprofesionales.

Además de la LSCP, existen otros muchos proyectos en los que está trabajando UP relacionados con el emprendimiento y el empleo, la digitalización, las relaciones internacionales, el buen gobierno, la formación continuada, el medio ambiente, el visado, y un largo etcétera.

En la Asamblea se aprobaron por unanimidad tanto las cuentas como los presupuestos previstos, lo que demuestra la unidad que existe en el seno de la institución.

Profesiones 148: Especial Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (IV)

El número 148 de la revista Profesiones vuelve a dedicar un espacio especial al Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales. Precedido por el editorial, firmado esta vez, por Carlos Carnicer, presidente de Unión Profesional, y centrado en la figura del primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez y de una Visión Profesional, aclaratoria en conceptos y definiciones, dicho especial contiene la opinión sobre el texto de un vocal del Consejo General del Poder Judicial y del portavoz de Justicia del PP en el Senado.

La revista Profesiones además incluye en este número una entrevista exclusiva al padre del concepto de ‘bien común’, Christian Felber, que abre la sección de Economía, la que incluye también un artículo firmado por Lluís Cuatrecasas, presidente del Instituto de Lean Managment de España.

El tema central, dentro de la serie Profesiones en el Futuro, lo ocupa el emprendimiento y la innovación profesional. En el mismo número que incluye la visita de una delegación de Unión Profesional (UP) a la Comisión Europea para la presentación del Plan de Acción del Grupo de Trabajo sobre Emprendimiento de las profesiones liberales. Su principal mentor, Arno Metzler, escribe un artículo también en esta publicación.

La jornada organizada por UP sobre redes sociales, llevada a cabo por el experto Jaime Izquierdo, está recogida a modo de crónica en la sección Nuevas Tecnologías, junto con algunas entradas del Blog Profesiones que fueron elaboradas a raíz de la celebración del Día del Consumidor. Esta sección se completa con la opinión de Javier Plaza, sobre el derecho comunitario y la protección de datos.

La sección de Medio Ambiente contiene un apartado dedicado al presente y futuro de Fukhusima y también incluye el primer avance de Conama 2014.

Una reunión mantenida con la Subdirectora General de Títulos sobre la nueva Directiva de Cualificaciones, así como las últimas novedades sobre el Marco Español de Cualificaciones de Educación Superior (MECES) forman parte de la sección de Educación y Ciencia.

Antes de la opinión que siempre cierra nuestra publicación, dedicada en esta ocasión, a la renovación de instituciones, firmada por la catedrática de filosofía, Montserrat Galcerán, la sección de cultura recoge un reportaje sobre los museos virtuales.

La Comisión Europea presenta las líneas de acción para fomentar el emprendimiento en las profesiones liberales

Tras un año de intenso trabajo, la Comisión Europea (CE) daba a conocer hoy, 9 de abril, las principales líneas del Plan de Acción que pretende llevar a cabo desde la Dirección General de Empresa e Industria para reforzar el emprendimiento de las profesiones liberales. La educación y formación; el acceso a los mercados; la simplificación de las normas administrativas; el acceso a la financiación y el fomento de la representación y participación de las profesiones liberales en el ámbito europeo, son las cinco líneas previstas para potenciar el emprendimiento en las profesiones liberales, un sector que representa —como pusieron de manifiesto los representantes comunitarios— alrededor del 14% del Producto Interior Bruto (PIB) en los respectivos países.

Estas líneas de actuación son fruto de las conclusiones e ideas obtenidas durante las reuniones del grupo de trabajo creado específicamente por la CE para esta materia. Este grupo de trabajo sobre Emprendimiento y Profesiones Liberales ha contado con la activa participación de algunas organizaciones profesionales europeas, entre las que se encuentra el Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS) y Unión Profesional (UP), organización que agrupa a las profesiones colegiadas españolas.

Durante la conferencia celebrada en Bruselas para debatir este Plan de Acción, Antonio Tajani, vicepresidente de la Comisión Europea, ha destacado que por primera vez se ha puesto en el centro de la estrategia europea a las profesionales liberales como esenciales para el crecimiento. «Por primera vez, Europa considera a los profesionales como protagonistas de una realidad que tiene como objetivo que el 20% del PIB sea producto de la actividad empresarial», afirmó el vicepresidente.

Entre otras cuestiones, en relación con el acceso al crédito, el Plan contempla, como ha resaltado Tajani, la posibilidad de que los profesionales liberales puedan acceder a los fondos regionales, a los que proporciona el Horizonte 2020 y al Programa COSME.


Intervención de Unión Profesional

Durante la conferencia, Unión Profesional ha agradecido la especial atención que se ha prestado desde la Comisión Europea a las profesiones liberales, sector intrínsecamente relacionado con el emprendimiento: «las profesiones liberales son dinamizadoras de la actividad emprendedora y creadoras de empleo». A modo de reflexión global, Gonzalo Múzquiz, secretario técnico de UP, puso de manifiesto el valor de la profesionalización de las actividades como elemento determinante para la eficiencia, la viabilidad y la optimización de la asignación de recursos.

Además, se destacó que la calidad de los servicios profesionales prestados por profesionales liberales son el ingrediente fundamental de todo sector de actividad ya que aportan los conocimientos más cualificados y actuales para el mejor resultado, garantizando el mejor servicio a los consumidores y usuarios. Elementos como la deontología profesional y el Desarrollo Profesional Continuo son esenciales para el emprendimiento y para garantizar la calidad de los  servicios profesionales.


Sobre el Grupo de Trabajo de Emprendimiento y Profesiones Liberales

Enmarcado en el Plan de Acción de Espíritu Empresarial 2020, la Comisión Europea creaba en el mes de mayo de 2013 un grupo de trabajo para evaluar las necesidades específicas de las profesiones liberales en relación con cuestiones como la simplificación, la internacionalización o el acceso a la financiación. Este grupo de trabajo, en el que se invitó a participar a algunas organizaciones profesionales europeas —como es el caso de Unión Profesional— se reunió cuatro veces en 2013-2014, con el objetivo de identificar las necesidades de las profesiones liberales y realizar propuestas. La Comisión tiene como objetivo apoyar a los profesionales liberales para acceder a la financiación en este momento de crisis y beneficiarse de los mercados en crecimiento fuera de Europa. Además, este grupo pretende facilitar el intercambio de buenas prácticas, difundir métodos y herramientas a través de la UE y formular recomendaciones para el desarrollo de acciones en el ámbito europeo y en los Estados miembros en relación con esta materia.


>> Entrevista realizada a Marko Curavic, jefe de Emprendimiento de la Dirección General de Empresa e Industria (CE).
>> Crónica de la conferencia en ‘El Blog de las Profesiones’.

 

Unión Profesional en el Día Internacional de la Mujer apuesta por un mayor compromiso social que garantice la empleabilidad efectiva e igualitaria

En el contexto del Día Internacional de la Mujer, Unión Profesional pide a los actores implicados en la formación de los profesionales un mayor compromiso social de cara a garantizar que la empleabilidad sea efectiva e igualitaria. Como ha señalado Carlos Carnicer, presidente de la institución: «la formación es una de las herramientas clave para reducir el impacto del desempleo en los grupos más vulnerables». Esos grupos son los jóvenes y las mujeres contenidas en el espectro entre 30 y 44 años, tal y como señala un Estudio sobre el Desempleo Cualificado en España elaborado por Unión Profesional.

Así lo contempla también el informe ‘Panorama de la Educación 2013 en España’ (de la OCDE) que sostiene que un mayor nivel educativo reduce drásticamente el riesgo de desempleo, aumenta la empleabilidad y los ingresos relativos y alivia la diferencia de género. No obstante, las desigualdades en los salarios profesionales entre hombres y mujeres que realizan una misma profesión persisten, tal y como refleja la última Encuesta Anual de Estructura Salarial (INE), de donde se extrae que una profesional cualificada percibe, por el mismo trabajo, un 30% menos que un hombre que realiza esa misma actividad.

Algo parecido ocurre cuando se analiza el desempleo desde el sesgo de género según datos de la EPA: el número de mujeres desempleadas con Educación Superior es más elevado que el de los hombres, especialmente en el espectro de entre 30 a 44 años, con un 17,24% de tasa de paro. Un porcentaje sensiblemente mayor al 12,28% de tasa de desempleo que muestran los hombres con el mismo nivel de cualificación y grupo de edad.

Las profesiones cualificadas resisten mejor el envite de la crisis económica a medida que su formación es mayor, cuestión que los colegios profesionales abordan desde su esencia. Generan valor social y arrastran un volumen significativo de empleo vinculado; sin embargo, desde  la institución se es consciente del sesgo de género. Es por esto que Unión Profesional incide en la necesidad de concienciar de esta situación y pide a la sociedad un mayor esfuerzo en la visibilización de la brecha existente y en la estimulación de políticas que garanticen la igualdad en la empleabilidad.

 

>> Profesiones y género, mucho por hacer, en El Blog de las Profesiones

 

>> Ver vídeo realizado a Ana I. Lima, presidenta del Consejo de Trabajo Social y vicetesorera de UP

 

Jaime Izquierdo: «Si estás en medios sociales es porque sacas ventaja. Si no, estás perdiendo el tiempo»

Con el ánimo de trasladar y ampliar a los asistentes las oportunidades que ofrece el ágora 2.0 a los Colegios y Consejos Profesionales, Unión Profesional organizó el pasado 26 de febrero una conferencia-debate sobre los horizontes de la marca personal e institucional en el entorno colegial. Jaime Izquierdo, consultor de presencia en redes sociales para personas, equipos y organizaciones, y responsable del modelo Competencias 2.0, fue el encargado de conducir esta sesión, que contó con la presentación y participación del presidente de Unión Profesional, Carlos Carnicer, y en cuyo debate intervinieron presidentes y altos cargos de organizaciones colegiales.

Se expusieron en el debate las necesidades de adaptación, transparencia e, incluso, de innovación entre los perfiles corporativos colegiales, y la oportunidad estratégica para introducir el discurso profesional y colegial a través de unos canales menos ortodoxos; construidos estos desde la confianza que da poder hablar directamente con la institución o el presidente de la misma. ¿Por qué centrar el debate en el contraste entre marca personal y marca institucional? Desde Unión Profesional creemos que es interesante debatir sobre la pertinencia, o no, de estar en redes sociales; sobre la importancia de estar conversando en Internet y, sobre todo, escuchando. Definir qué quiere cada institución en el escenario digital y cómo llevarlo a cabo es importante; al igual que es importante definir el perfil público 2.0 del presidente de una institución y explorar el potencial para establecer sinergias por esta vía.

Tal y como afirmó Jaime Izquierdo en su conferencia, las redes sociales son herramientas interesantes para influir pero, sobre todo, para ampliar el efecto de la misión de la institución, pues la diplomacia ha ampliado el campo de batalla, desplazándose a los medios sociales con una fuerza comparable a la de los medios de comunicación tradicionales. Ese es el caso de perfiles públicos, como el del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que innovó en este ámbito incluyendo parte de su vida privada en el perfil corporativo de la campaña electoral. ¿Es esto plausible en nuestro ámbito? ¿Hace falta acercar la figura del Presidente de la corporación colegial a la ciudadanía a través de canales 2.0?

2.0 es sinónimo de «participación»

Jaime Izquierdo hizo un repaso sobre los principios de la web 2.0, llamada así por su cambio de paradigma no tanto técnico como social, «pues supuso una transformación tanto en la forma de competir como en la manera de compartir la información». Aludió Izquierdo al cambio tecnológico que supuso la imprenta de Gutenberg para explicar el salto digital que también ha traído un cambio en la forma de pensar. «La apertura de datos y la intensificación del consumo de la información traen la posibilidad de una apertura del conocimiento, lo que conlleva nuevas profesiones y nuevas formas de abrir la institución». Es ahí donde entran los medios sociales (o social media) en la ecuación.

«We are the media» (nosotros somos los medios) se impone en un contexto donde se ha perdido el control del contenido, pero donde también se ha establecido la idea de la conexión. «1.100 millones de usuarios en Facebook desde el año 2004 no es un dato para tomarse a broma», subraya Izquierdo. ¿Cómo ha cambiado la realidad? El ponente lo reflejó con una metáfora transparente: «Pensemos en cómo se consumen los actos públicos ahora (unas elecciones, unas olimpiadas, una manifestación) y cómo ocurría hace dos décadas. Los smartphones han revolucionado el consumo de la realidad».


¿Qué valor tienen los medios sociales?

«Para qué usamos la tecnología» fue una de las preguntas clave de la sesión. Izquierdo fue directo y sintético. «Los medios sociales sirven para hacer cosas nuevas y para sacar ventaja, pues son medios más baratos, rápidos, en definitiva, mejores». Fiel a su estilo metafórico, llevó el tema al ámbito personal para que los asistentes vieran el potencial de las redes sociales para llevar a cabo objetivos personales, y sentenció: «Si estás en medios sociales es porque sacas ventaja. Si no, estás perdiendo el tiempo».

Cuatro fueron las potencialidades que Izquierdo planteó en su conferencia sobre los medios sociales:

–    Comunicación directa entre personas.
–    Difusión masiva (viralización).
–    Vinculación a marcas, servicios, ideas.
–    Nuevos retos, nuevas habilidades y nuevos valores.

Los nuevos valores que traen los medios sociales son tres: PARTICIPACIÓN, APORTACIÓN y TRANSPARENCIA. Acercan una idea más abierta de lo que una institución ha de ser; a su vez instaura un principio de responsabilidad para aquellos que la representan, porque «cualquier proceso que involucre relación, comunicación o transacción entre personas es susceptible de mejora gracias a la tecnología, gracias a los medios sociales».

La otra cara de la moneda está en los riesgos del no estar en la Red. Y es que, «aunque tú no lo quieras, están hablando de ti». Los profesionales de la comunicación definen lo como «escucha activa». Es responsabilidad de la institución darle la vuelta a la ecuación, «dejar que tus colegiados, tus miembros hablen y poner la oreja».

Gestión de la ósmosis entre perfiles 2.0

Incide Jaime Izquierdo en tomarse en serio la presencia en redes sociales y entender que «no es un juego de fans and followers» pues la institución, ante todo, tiene una misión y el papel de la tecnología radica en ayudar a cumplir dicha misión. Para ello, se ha de buscar el balance entre calidad y relevancia: «el contenido no es el rey; el valor, sí»; utilizar el llamado por Izquierdo, «narcisismo digital» y utilizar la influencia de otros; y, sobre todo, tener muy claro que «una institución solo es influyente cuando puede cambiar comportamientos».

Sobre la gestión de la ósmosis entre perfiles 2.0, es decir, entre distintas facetas del Presidente de una institución, por ejemplo, el ponente sugirió un análisis previo y una estrategia acorde con la misión de la institución. Para ello sugirió como herramienta de autoanálisis la Ventana de Johari, un modelo que permite calibrar qué revelar de nosotros mismos en los perfiles. «Porque estar tiene que tener un objetivo cristalino»; si se decide estar en medios sociales, hará falta un «plan de presencia». Entender, como recordó el ponente parafraseando a Alfonso Alcántara, que «marca es lo que vendes, reputación es lo que te compran y liderazgo es lo que demuestras».

«Vamos hacia un mundo más transparente, queramos o no», concluyó Izquierdo no sin antes sugerir a los presentes una «formación continua y necesaria», sobre todo si la misión de la institución está bien definida; en ese caso, invertir en el ámbito de los medios sociales será sinónimo de eficiencia, de crecimiento.

Debate y participación

Desde cómo llevar estos temas a las organizaciones colegiales, hasta la gestión de crisis en redes, pasando por el potencial de algunas herramientas menos obvias en contraste con las más populares; en el debate se resolvieron dudas y se trajeron temas que preocupan a aquellos que gestionan la imagen pública de sus instituciones colegiales. Ante las resistencias y miedos, inherentes a estas gestiones, Jaime Izquierdo sugirió, sobre todo, planificación, análisis y formación. «La presencia en redes es una apuesta por la transparencia. El beneficio está en hacer las cosas bien, y que se sepa».

Apuesta el ponente por la multiherramienta para segmentar la presencia 2.0 —un perfil para cada objetivo; una red social asociada a cada táctica—, pero siempre que se evite la confusión entre el cargo y la persona. También recomendó para las campañas online que éstas llamen a la acción, es decir, que inviten a la participación. En definitiva, crear valor a través de la comunicación 2.0.

>> Entrevista a Jaime Izquierdo en Canal Profesiones.

Profesiones 147: Especial Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (III)

El número 147 de la revista Profesiones se inicia con un nuevo especial sobre el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales, con las últimas novedades de dicho texto.

El presente domina las páginas de este número, aunque eso sí, un presente que lleva mirando desde hace mucho tiempo al futuro. De ahí, la serie estrenada también en este número en la sección En Profundidad: Profesiones en el futuro.

Y si de presente y futuro hablamos no podemos hacerlo obviando lo que sucede en el exterior y el papel que Unión Profesional está llevando a cabo en instituciones profesionales internacionales como CEPLIS. Da cuenta de ello, el editorial y el relato del encuentro que tuvo lugar el Londres los pasados 3 y 4 de febrero.

Otros temas como la materia de financiación alternativa, véase el crowdfunding son abordados en dos secciones, una de opinión (La Visión Profesional) y otra de desarrollo (en Nuevas Tecnologías). Muy cercano, pero esta vez, vinculado a Cultura, echamos un vistazo a aquella que puede ser compartida libremente.

El encuentro de las profesiones con expertos en el buen gobierno y la deontología forma parte del especial de Global Compact.

De las últimas novedades en formación trata la sección de Opinión, gracias a la colaboración de Ana Carmen del Canto, del Organismo Autónomo de Programas Europeos. Educación e innovación vistas desde la óptica experta de Antonio Lafuente.

El número 147 se completa con aquellas secciones fijas como son Red Intercolegial o la Columna Internacional, esta vez bajo la firma de Peter Swindlehurst.