Las profesiones cierran el 2018 con un desempeño económico positivo

Unión Profesional realiza un breve análisis sobre la actividad económica del subsector de los servicios profesionales en España durante el 2018

 

Nos acercamos a los últimos días del año y consideramos interesante hacer retrospectiva de los últimos meses para analizar cómo ha evolucionado el subsector de los servicios profesionales. Cierto es, que aún faltan algunos datos e indicadores correspondientes al cuarto trimestre del año, si bien, es posible aproximarnos con los datos interanuales al desempeño de las profesiones en el 2018.

Del resultado general, podemos afirmar un balance favorable apoyado en un mayor empleo, reducción de las tasas de paro, más Valor Añadido Bruto y facturación, y liderazgo en gasto en I+D y comercio internacional.

 

Más afiliación

Cuando nos centramos en el empleo, a nivel agregado el subsector de servicios profesionales registró un ritmo de afiliación anual positivo en noviembre del 4,98% obtenido a partir de los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Un dato ligeramente superior al de hace justo un año con un 4,26%. Ello cobra más relevancia cuando se compara con el ritmo anual de afiliación del conjunto de la economía que se ha reducido del 3,58% al 2,87% debido a la moderación de la economía que tratamos en la revista Profesiones 175. Entre las causas de esta atenuación, un agotamiento del consumo, estancamiento salarial y menor dinamismo en el sector exterior así como en el turismo, entre otros factores.

Dentro de las ramas reconocidas a nivel estadístico que podemos asociar a las profesiones, el resultado general fue provechoso. Se mueven en un intervalo de mayor afiliación anual que va del 2,08% de las actividades jurídicas y de contabilidad, al 8,80% de otras actividades profesionales, científicas y técnicas.

Como explicaciones de este comportamiento podemos encontrar causas variopintas o incluso no concluyentes que tienen cierta relación con las que se desarrollan de sus tasas de paro. Con todo, la nota general es el mantenimiento de la actividad que requiere también estos servicios como bienes intermedios para la producción, e igualmente, un cierto incremento de oferta en la esfera pública.

 

Menos tasa de paro general

Al detenernos en las tasas de paro a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA) entre el tercer trimestre del 2018 y del 2017, vemos como la tasa de paro de la economía ha disminuido del 16,38% al 14,55%. Entretanto, las categorías principales agrupadas de las profesiones mostraron un comportamiento estable en niveles notablemente inferiores. En las actividades profesionales, científicas y técnicas el paro bajó al 4,03% desde el 4,19% anterior. Por el contrario, en las actividades sanitarias y sociales subió tres décimas hasta el 4,28% sobre el 3,90% de hace un año. En el sector de la educación llegó al 6,92%, una décima menos que hace año.

Cuando descendemos en el desagregado de ramas que se obtiene a partir de la estadística, se observa que descendió en las actividades de la sedes centrales y consultoría empresarial al 4,49%, y en publicidad y estudios de mercado con un 8,02%. La prolongación del tono en la demanda empresarial de estos servicios habría contribuido en sentido favorable. En los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería la reducción llegó al 3,20% gracias al auge del sector de la construcción con más visados de obra. Y en las actividades de servicios sociales sin alojamiento, es decir, prestados en domicilio, la caída fue desde el 10,46% al 7,02% lo que reflejaría una mayor incidencia y necesidad social de estos servicios a seguir en los próximos meses.

En sentido inverso, hubo algunas ligeras subidas en otras ramas como las actividades jurídicas y de contabilidad con un 2,92% de paro, en las actividades veterinarias con un 2,20%, a pesar de ser la más reducida de todas, y en las actividades sanitarias que cerró en el 2,92%. No obstante, se trata de tasas que se aproximan al pleno empleo y reciben el nombre de desempleo friccional cuya fluctuación muestra en gran parte el momento del tránsito de una ocupación a otra cuando se realiza la estadística.

En otras actividades profesionales, científicas y técnicas con un 4,71%, y en las actividades en establecimientos residenciales para recibir atención con una tasa de paro del 7,44% también presentaron leves subidas pero se mantienen estables.

 

Avances en Valor Añadido Bruto y facturación

Este buen comportamiento de la ocupación directa y el paro de las profesiones ha sido reflejo también de la evolución del Valor Añadido Bruto (VAB) y la facturación. De acuerdo al nivel de desagregación que ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE) en sus datos de contabilidad nacional trimestral ajustados estacionalmente y de calendario, la economía creció un 2,5% interanual entre el tercer trimestre del 2018 y del 2017, un ritmo por debajo del 2,9% del pasado año.

Mientras, el VAB de las actividades profesionales, científicas y técnicas creció un 6,2% anual en el tercer trimestre. Un ritmo superior al 5,9% de hace un año. Un contraste significativo con el agregado de la economía que es señal del buen tono mostrado por la demanda empresarial, de los consumidores finales de estos servicios, y también del comportamiento sólido de las exportaciones de estos servicios como veremos a continuación.

Igualmente, el VAB de administración pública, educación y sanidad, si bien no permite deslindar como sería deseable a las profesiones de este perfil, creció un 2,2% anual en el tercer trimestre respecto al 1,6% anterior. Por ende, se inferiría una cierta revitalización pública de estas actividades junto con la privada.

Por su parte, si solo nos focalizamos en los meros datos de facturación que ofrece el INE en sus Indicadores de Actividad del Sector Servicios (IASS) que nos remite a los datos corregidos de octubre, la categoría de actividades profesionales, científicas y técnicas subió en facturación un 8,8% anual frente al 9,2% de octubre del 2017. Rendimiento positivo por encima del agregado del sector servicios situado en el 6,9%. Aún en concordancia con el VAB, la atenuación en el ritmo podría deberse además al comportamiento de los precios. Cabe destacar la buena tendencia de los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería con un 7,1% anual gracias al tirón continuado del sector de la construcción.

 

Líderes en gasto en I+D y en comercio internacional

Otros datos que no debemos olvidar que han arrojado este año las profesiones tienen que ver, por ejemplo, con el gasto en I+D empresarial que ha supuesto el 29,8% del total en el 2017 según lo publicado por el INE que convierte a este subsector en el más relevante en esta materia.

De igual modo, la Encuesta de Comercio Internacional de Servicios del INE nos muestra que los servicios empresariales, que incluyen muchos de los profesiones prestados a empresas, demostraron su alto nivel competitivo pues fueron el ámbito que más ingresos generó por exportaciones para nuestra economía con un 30,99% del total con más de 4.959,4 millones de euros en el tercer trimestre del 2018. Vuelve así a tasas positivas con un 2,6% anual más frente a la caída del 4,5% que registraba hace un año. En el lado de las importaciones también estos servicios fueron los más demandados con un 36,47% del total y 4.288,3 millones de euros, lo que habla bien de nuestra actividad económica que precisa servicios profesionales para su desarrollo.

Por último, al tomar perspectiva general es interesante apuntar el Índice PMI (Índice de Gestión de Compras, en español) elaborado por Markit Services y tomado como referencia de la evolución económica. Del sector servicios conocemos que el Índice PMI de servicios de noviembre en España, en el que se incluyen los servicios empresariales —y, por tanto, muchos de los profesionales prestados a empresas—, cerró en 54, un dato que siempre que se sitúa por encima de 50 se traduce en que hay crecimiento y expansión que parece soportarse en una mayor demanda interna. Además, se ha mantenido sobre el baremo de 50 todo el año con lo que presenta cierta solidez de cara al 2019.

 

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo