Estrategias de futuro desde las profesiones

Tribuna de Victoria Ortega, presidenta de Unión Profesional

 

 

Tras un año de crisis provocada por la COVID-19, los distintos actores institucionales han comprendido que, sin un claro compromiso por la salud pública, la recuperación económica es imposible, una máxima que el amplio espectro de profesiones reunidas en Unión Profesional conocemos muy bien. Nos encontramos en un momento clave, que no solo nos permite valorar los esfuerzos realizados por las profesiones colegiadas para garantizar el desempeño de la labor de sus profesionales; además se ha adquirido conciencia, dadas las dificultades planteadas por la pandemia, sobre lo importante de cubrir las necesidades de la ciudadanía.

En cierta manera, esta grave situación que aún hoy causa incertidumbre ha redundado en un reconocimiento público de los y las profesionales, traducido en su consideración de «esenciales» para garantizar el bienestar, la sostenibilidad, la resiliencia, la seguridad y la competitividad de la sociedad presente y futura.

 

Las profesiones han encontrado en los discursos de futuro una oportunidad para liderar el cambio desde la perspectiva holística y multidisciplinar que ofrecen los ocho sectores y treinta y siete profesiones que alberga Unión Profesional.

 

En este trayecto, y teniendo en cuenta el actual marco de recuperación y transformación económica y social, las profesiones han encontrado en los discursos de futuro una oportunidad para liderar el cambio desde la perspectiva holística y multidisciplinar que ofrecen los ocho sectores y treinta y siete profesiones que alberga Unión Profesional. Esta misión de futuro ha de plantearse desde el análisis, la cooperación y la prevención. Para ello es necesario sintonizar con aquellos retos que nos permitan vincular las profesiones a un proyecto transformador, diverso y sostenible. La Agenda 2030 de Naciones Unidas es, en este sentido, un instrumento privilegiado desde el que trazar un mapa de nuevas coordenadas con la apuesta por la innovación, el compromiso medioambiental y la lucha por la igualdad como guías principales.

Para ello, es indispensable trasladar a nuestra sociedad la idea de que el fortalecimiento de las estructuras colegiales es esencial, así como los riesgos a que se expone la ciudadanía en un escenario de desregulación de las profesiones. En el marco presente y futuro que barajamos, nuestro deber pasa por hacer llegar a la esfera pública la labor de los Consejos Generales y Colegios Profesionales e incidir en el amparo institucional derivado del ejercicio de la función deontológica, así como de la permanente actualización procurada por las entidades colegiales. El porvenir de todos y todas depende de ello.

 

Tribuna publicada en el Diario de Burgos – 31 de mayo del 2021.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo