El auge de la litigiosidad y el mejor tono de la industria y la construcción compensan la caída de la afiliación en sanidad durante marzo para las profesiones

Análisis de Unión Profesional sobre los datos de afiliación y paro registrados en marzo del 2021 

 

El subsector de servicios profesionales concluyó marzo con el aumento de afiliación más tímido en este mes desde el año 2013, un 0,26% mensual. En esta ocasión, a excepción de las actividades veterinarias, sobresalió una leve caída mensual en las profesiones sanitarias y sociales que llama la atención ante el curso de la campaña de vacunación y el repunte de contagios desde mediados de marzo. Algo que en la serie histórica iniciada en el 2009 nunca había sucedido y que supone, además, el tercer mes en retroceso de la ocupación para estas profesiones, a pesar de que en enero y febrero el efecto estacional por Navidad y sustituciones fue menor como describimos puntualmente. 

 

Destaca la subida de la afiliación en las profesiones jurídicas y de I+D 

En el lado opuesto, destaca el crecimiento de la afiliación en las profesiones jurídicas y de contabilidad con el mejor dato en un mes de marzo en su registro iniciado en el 2009 que respondería a la creciente y sostenida demanda de servicios jurídicos para atender la casuística derivada de la crisis socioeconómica en los ámbitos civil, laboral y mercantil, esencialmente. Aunque también para responder a la asesoría ante la llegada de los fondos europeos, línea que también abonaría el incremento de afiliación anotado por las profesiones de consultoría de gestión empresarial, y de servicios financieros. 

Igualmente, las profesiones que se desempeñan en la investigación y desarrollo también dataron el alza mensual de afiliación en este mes más elevada en su registro con casi un 2% más. De tal modo, sugiere un avance en la demanda de estos servicios, al menos por la contratación pública.

 

 

Las profesiones sanitarias y sociales disminuyeron levemente su volumen de afiliación por tercer mes consecutivo en el contexto de la campaña de vacunación y el repunte de los contagios.

 

 

El buen tono de la industria y la construcción favorece a las profesiones de arquitectura e ingeniería

En el resto de divisiones que componen el subsector de servicios profesionales se observa una subida mensual de la afiliación en torno al 1%, en sintonía con la tendencia prepandemia y entre las que podemos señalar a las profesiones de arquitectura e ingeniería, aupadas esta vez por el pulso más elevado en la industria desde diciembre del 2006 gracias al aumento de la demanda nacional e internacional de productos manufacturados según el Índice PMI Markit Services, considerado de referencia que, no obstante, también argumenta tensionamientos en las cadenas de suministro de determinados insumos. Al mismo tiempo, el sector de la construcción también repuntó ligeramente en marzo después de dos meses en retroceso debido, entre otros motivos, a las condiciones meteorológicas más adversas y las expectativas de inversión más limitadas por la tercera ola de contagios que tuvo lugar.

Y en línea positiva también terminaron las profesiones en el ámbito de la informática que siguen gozando de buena salud en su demanda por el resto del tejido productivo. Mientras, el sector de la educación mostró signo de estabilidad en su comportamiento de la afiliación en línea con años precedentes.

 

 

Las profesiones jurídicas registraron los mejores datos de afiliación en su serie histórica en marzo debido al crecimiento de la litigiosidad. Además, el buen tono registrado en la industria y la construcción produjo datos más favorables en las profesiones de arquitectura e ingeniería.

 

 

El empleo autónomo en las profesiones se mostró con más vigor

En síntesis, el subsector de servicios profesionales añadió un 0,26% mensual de afiliación, el dato más débil en este mes desde el 2013. Con todo, el ritmo anual creció dos décimas hasta el 3,03%, el más alto desde abril del 2020, y el tercer mes de mejora creciente. 

Por su parte, la economía sumó un 0,38% mensual de afiliación, el dato más discreto en un mes de marzo desde el 2013, con excepción del 2020, y que se añade a la caída en términos desestacionalizados del 0,24% que recoge mejor el pulso real de la actividad económica. De esta manera, la caída en términos anuales se sitúa en el 0,45%, la menor desde marzo del 2020. Si bien, el retroceso es mayor si contabilizamos las personas que están en situación de ERTE. En este comportamiento, sobresale la debilidad en la contratación de la hostelería y el comercio, casi la mitad que en el año 2019 con el que podemos realizar una comparación más útil. 

En el subsector de servicios profesionales, la ocupación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos volvió a registrar por segundo mes un mayor vigor en términos porcentuales con un 0,70% mensual más frente al 0,17% del Régimen General. Situación que dejó sus ritmos anuales en el 2,35%, el más alto dese agosto del 2019 para los autónomos, y en el 3,16%, el más elevado desde agosto del 2019 para los asalariados.  

 

Los profesionales en ERTE suponen el 3,42% del total. Su número cayó un 13,08% mensual pero el descenso fue algo mayor en el conjunto de la economía con un 14,30% mensual.

 

 

Los profesionales en ERTE son el 3,42% del total

Los trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el subsector de servicios profesionales disminuyeron hasta sumar 22.930, un 13,08% mensual menos que febrero y suponen el 3,42% de todas las personas en ERTE frente al 2,93% del mes anterior. 

Ello respondió a que la caída global de las personas en ERTE en el conjunto de la economía fue del 14,30% y dejó el peso de la afiliación en esta casuística en el 4,12%, casi un punto porcentual menos que hace un mes. En términos agregados, los profesionales en ERTE suponen el 0,89% de la afiliación media del subsector de servicios profesionales, igual que en febrero. 

La caída fue generalizada en el subsector de servicios profesionales y se produjo con mayor intensidad en las divisiones de profesiones sanitarias y sociales con ritmos cercanos al 30%. Además, son las que presentan menor afectación con porcentajes de ERTE en el conjunto de su afiliación media inferiores al 1%. La división más afectada continúa siendo la de publicidad y estudios de mercado con un 4,1% de su afiliación media. 

 

La caída del paro registrado en marzo fue la mayor en este mes desde el 2015

En cuanto al paro registrado, en marzo cayó en 59.149 personas, un 1,48% mensual más hasta dejar un volumen de 3.949.640 parados. La mayor bajada en este mes desde el año 2015. En términos anuales hay 401.328 parados más, un 11,31%. En cualquier caso, no se ha de olvidar que en estos datos no están computadas las personas en ERTE, con lo que el paro real es aún más elevado.

Por sectores, solo creció en la agricultura con 2.368 parados más, un 1,24%, y en el colectivo sin empleo anterior con 3.529, un 1,00%. En el resto, se redujo con la industria a la cabeza en un 2,46% y 7.685 parados menos, seguido del sector servicios con 53.686 parados menos, un 1,89%, y de la construcción con un 3.675 menos, un 1,16%. Además, el paro en los hombres se redujo un 1,91% con 32.469 menos, por un 1,16% de descenso en las mujeres con un 26.680 menos. 

Respecto a los contratos registrados, se firmaron 1.404.107, un 11,75% anual más, de los cuales, el 14,76% fueron indefinidos con un 14,76% más. La cobertura de prestación por desempleo se situó en el 62,92% y el número de beneficiarios está en 2.359.191 con un crecimiento del 17,8% anual.

 

 

*ANÁLISIS DEL SUBSECTOR DE SERVICIOS PROFESIONALES POR DIVISIONES DE ACTIVIDAD PERTENECIENTES O RELACIONADAS CON EL MISMO.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo