Profesiones 148: Especial Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (IV)

El número 148 de la revista Profesiones vuelve a dedicar un espacio especial al Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales. Precedido por el editorial, firmado esta vez, por Carlos Carnicer, presidente de Unión Profesional, y centrado en la figura del primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez y de una Visión Profesional, aclaratoria en conceptos y definiciones, dicho especial contiene la opinión sobre el texto de un vocal del Consejo General del Poder Judicial y del portavoz de Justicia del PP en el Senado.

La revista Profesiones además incluye en este número una entrevista exclusiva al padre del concepto de ‘bien común’, Christian Felber, que abre la sección de Economía, la que incluye también un artículo firmado por Lluís Cuatrecasas, presidente del Instituto de Lean Managment de España.

El tema central, dentro de la serie Profesiones en el Futuro, lo ocupa el emprendimiento y la innovación profesional. En el mismo número que incluye la visita de una delegación de Unión Profesional (UP) a la Comisión Europea para la presentación del Plan de Acción del Grupo de Trabajo sobre Emprendimiento de las profesiones liberales. Su principal mentor, Arno Metzler, escribe un artículo también en esta publicación.

La jornada organizada por UP sobre redes sociales, llevada a cabo por el experto Jaime Izquierdo, está recogida a modo de crónica en la sección Nuevas Tecnologías, junto con algunas entradas del Blog Profesiones que fueron elaboradas a raíz de la celebración del Día del Consumidor. Esta sección se completa con la opinión de Javier Plaza, sobre el derecho comunitario y la protección de datos.

La sección de Medio Ambiente contiene un apartado dedicado al presente y futuro de Fukhusima y también incluye el primer avance de Conama 2014.

Una reunión mantenida con la Subdirectora General de Títulos sobre la nueva Directiva de Cualificaciones, así como las últimas novedades sobre el Marco Español de Cualificaciones de Educación Superior (MECES) forman parte de la sección de Educación y Ciencia.

Antes de la opinión que siempre cierra nuestra publicación, dedicada en esta ocasión, a la renovación de instituciones, firmada por la catedrática de filosofía, Montserrat Galcerán, la sección de cultura recoge un reportaje sobre los museos virtuales.

La Comisión Europea presenta las líneas de acción para fomentar el emprendimiento en las profesiones liberales

Tras un año de intenso trabajo, la Comisión Europea (CE) daba a conocer hoy, 9 de abril, las principales líneas del Plan de Acción que pretende llevar a cabo desde la Dirección General de Empresa e Industria para reforzar el emprendimiento de las profesiones liberales. La educación y formación; el acceso a los mercados; la simplificación de las normas administrativas; el acceso a la financiación y el fomento de la representación y participación de las profesiones liberales en el ámbito europeo, son las cinco líneas previstas para potenciar el emprendimiento en las profesiones liberales, un sector que representa —como pusieron de manifiesto los representantes comunitarios— alrededor del 14% del Producto Interior Bruto (PIB) en los respectivos países.

Estas líneas de actuación son fruto de las conclusiones e ideas obtenidas durante las reuniones del grupo de trabajo creado específicamente por la CE para esta materia. Este grupo de trabajo sobre Emprendimiento y Profesiones Liberales ha contado con la activa participación de algunas organizaciones profesionales europeas, entre las que se encuentra el Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS) y Unión Profesional (UP), organización que agrupa a las profesiones colegiadas españolas.

Durante la conferencia celebrada en Bruselas para debatir este Plan de Acción, Antonio Tajani, vicepresidente de la Comisión Europea, ha destacado que por primera vez se ha puesto en el centro de la estrategia europea a las profesionales liberales como esenciales para el crecimiento. «Por primera vez, Europa considera a los profesionales como protagonistas de una realidad que tiene como objetivo que el 20% del PIB sea producto de la actividad empresarial», afirmó el vicepresidente.

Entre otras cuestiones, en relación con el acceso al crédito, el Plan contempla, como ha resaltado Tajani, la posibilidad de que los profesionales liberales puedan acceder a los fondos regionales, a los que proporciona el Horizonte 2020 y al Programa COSME.


Intervención de Unión Profesional

Durante la conferencia, Unión Profesional ha agradecido la especial atención que se ha prestado desde la Comisión Europea a las profesiones liberales, sector intrínsecamente relacionado con el emprendimiento: «las profesiones liberales son dinamizadoras de la actividad emprendedora y creadoras de empleo». A modo de reflexión global, Gonzalo Múzquiz, secretario técnico de UP, puso de manifiesto el valor de la profesionalización de las actividades como elemento determinante para la eficiencia, la viabilidad y la optimización de la asignación de recursos.

Además, se destacó que la calidad de los servicios profesionales prestados por profesionales liberales son el ingrediente fundamental de todo sector de actividad ya que aportan los conocimientos más cualificados y actuales para el mejor resultado, garantizando el mejor servicio a los consumidores y usuarios. Elementos como la deontología profesional y el Desarrollo Profesional Continuo son esenciales para el emprendimiento y para garantizar la calidad de los  servicios profesionales.


Sobre el Grupo de Trabajo de Emprendimiento y Profesiones Liberales

Enmarcado en el Plan de Acción de Espíritu Empresarial 2020, la Comisión Europea creaba en el mes de mayo de 2013 un grupo de trabajo para evaluar las necesidades específicas de las profesiones liberales en relación con cuestiones como la simplificación, la internacionalización o el acceso a la financiación. Este grupo de trabajo, en el que se invitó a participar a algunas organizaciones profesionales europeas —como es el caso de Unión Profesional— se reunió cuatro veces en 2013-2014, con el objetivo de identificar las necesidades de las profesiones liberales y realizar propuestas. La Comisión tiene como objetivo apoyar a los profesionales liberales para acceder a la financiación en este momento de crisis y beneficiarse de los mercados en crecimiento fuera de Europa. Además, este grupo pretende facilitar el intercambio de buenas prácticas, difundir métodos y herramientas a través de la UE y formular recomendaciones para el desarrollo de acciones en el ámbito europeo y en los Estados miembros en relación con esta materia.


>> Entrevista realizada a Marko Curavic, jefe de Emprendimiento de la Dirección General de Empresa e Industria (CE).
>> Crónica de la conferencia en ‘El Blog de las Profesiones’.

 

Unión Profesional en el Día Internacional de la Mujer apuesta por un mayor compromiso social que garantice la empleabilidad efectiva e igualitaria

En el contexto del Día Internacional de la Mujer, Unión Profesional pide a los actores implicados en la formación de los profesionales un mayor compromiso social de cara a garantizar que la empleabilidad sea efectiva e igualitaria. Como ha señalado Carlos Carnicer, presidente de la institución: «la formación es una de las herramientas clave para reducir el impacto del desempleo en los grupos más vulnerables». Esos grupos son los jóvenes y las mujeres contenidas en el espectro entre 30 y 44 años, tal y como señala un Estudio sobre el Desempleo Cualificado en España elaborado por Unión Profesional.

Así lo contempla también el informe ‘Panorama de la Educación 2013 en España’ (de la OCDE) que sostiene que un mayor nivel educativo reduce drásticamente el riesgo de desempleo, aumenta la empleabilidad y los ingresos relativos y alivia la diferencia de género. No obstante, las desigualdades en los salarios profesionales entre hombres y mujeres que realizan una misma profesión persisten, tal y como refleja la última Encuesta Anual de Estructura Salarial (INE), de donde se extrae que una profesional cualificada percibe, por el mismo trabajo, un 30% menos que un hombre que realiza esa misma actividad.

Algo parecido ocurre cuando se analiza el desempleo desde el sesgo de género según datos de la EPA: el número de mujeres desempleadas con Educación Superior es más elevado que el de los hombres, especialmente en el espectro de entre 30 a 44 años, con un 17,24% de tasa de paro. Un porcentaje sensiblemente mayor al 12,28% de tasa de desempleo que muestran los hombres con el mismo nivel de cualificación y grupo de edad.

Las profesiones cualificadas resisten mejor el envite de la crisis económica a medida que su formación es mayor, cuestión que los colegios profesionales abordan desde su esencia. Generan valor social y arrastran un volumen significativo de empleo vinculado; sin embargo, desde  la institución se es consciente del sesgo de género. Es por esto que Unión Profesional incide en la necesidad de concienciar de esta situación y pide a la sociedad un mayor esfuerzo en la visibilización de la brecha existente y en la estimulación de políticas que garanticen la igualdad en la empleabilidad.

 

>> Profesiones y género, mucho por hacer, en El Blog de las Profesiones

 

>> Ver vídeo realizado a Ana I. Lima, presidenta del Consejo de Trabajo Social y vicetesorera de UP

 

Jaime Izquierdo: «Si estás en medios sociales es porque sacas ventaja. Si no, estás perdiendo el tiempo»

Con el ánimo de trasladar y ampliar a los asistentes las oportunidades que ofrece el ágora 2.0 a los Colegios y Consejos Profesionales, Unión Profesional organizó el pasado 26 de febrero una conferencia-debate sobre los horizontes de la marca personal e institucional en el entorno colegial. Jaime Izquierdo, consultor de presencia en redes sociales para personas, equipos y organizaciones, y responsable del modelo Competencias 2.0, fue el encargado de conducir esta sesión, que contó con la presentación y participación del presidente de Unión Profesional, Carlos Carnicer, y en cuyo debate intervinieron presidentes y altos cargos de organizaciones colegiales.

Se expusieron en el debate las necesidades de adaptación, transparencia e, incluso, de innovación entre los perfiles corporativos colegiales, y la oportunidad estratégica para introducir el discurso profesional y colegial a través de unos canales menos ortodoxos; construidos estos desde la confianza que da poder hablar directamente con la institución o el presidente de la misma. ¿Por qué centrar el debate en el contraste entre marca personal y marca institucional? Desde Unión Profesional creemos que es interesante debatir sobre la pertinencia, o no, de estar en redes sociales; sobre la importancia de estar conversando en Internet y, sobre todo, escuchando. Definir qué quiere cada institución en el escenario digital y cómo llevarlo a cabo es importante; al igual que es importante definir el perfil público 2.0 del presidente de una institución y explorar el potencial para establecer sinergias por esta vía.

Tal y como afirmó Jaime Izquierdo en su conferencia, las redes sociales son herramientas interesantes para influir pero, sobre todo, para ampliar el efecto de la misión de la institución, pues la diplomacia ha ampliado el campo de batalla, desplazándose a los medios sociales con una fuerza comparable a la de los medios de comunicación tradicionales. Ese es el caso de perfiles públicos, como el del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que innovó en este ámbito incluyendo parte de su vida privada en el perfil corporativo de la campaña electoral. ¿Es esto plausible en nuestro ámbito? ¿Hace falta acercar la figura del Presidente de la corporación colegial a la ciudadanía a través de canales 2.0?

2.0 es sinónimo de «participación»

Jaime Izquierdo hizo un repaso sobre los principios de la web 2.0, llamada así por su cambio de paradigma no tanto técnico como social, «pues supuso una transformación tanto en la forma de competir como en la manera de compartir la información». Aludió Izquierdo al cambio tecnológico que supuso la imprenta de Gutenberg para explicar el salto digital que también ha traído un cambio en la forma de pensar. «La apertura de datos y la intensificación del consumo de la información traen la posibilidad de una apertura del conocimiento, lo que conlleva nuevas profesiones y nuevas formas de abrir la institución». Es ahí donde entran los medios sociales (o social media) en la ecuación.

«We are the media» (nosotros somos los medios) se impone en un contexto donde se ha perdido el control del contenido, pero donde también se ha establecido la idea de la conexión. «1.100 millones de usuarios en Facebook desde el año 2004 no es un dato para tomarse a broma», subraya Izquierdo. ¿Cómo ha cambiado la realidad? El ponente lo reflejó con una metáfora transparente: «Pensemos en cómo se consumen los actos públicos ahora (unas elecciones, unas olimpiadas, una manifestación) y cómo ocurría hace dos décadas. Los smartphones han revolucionado el consumo de la realidad».


¿Qué valor tienen los medios sociales?

«Para qué usamos la tecnología» fue una de las preguntas clave de la sesión. Izquierdo fue directo y sintético. «Los medios sociales sirven para hacer cosas nuevas y para sacar ventaja, pues son medios más baratos, rápidos, en definitiva, mejores». Fiel a su estilo metafórico, llevó el tema al ámbito personal para que los asistentes vieran el potencial de las redes sociales para llevar a cabo objetivos personales, y sentenció: «Si estás en medios sociales es porque sacas ventaja. Si no, estás perdiendo el tiempo».

Cuatro fueron las potencialidades que Izquierdo planteó en su conferencia sobre los medios sociales:

–    Comunicación directa entre personas.
–    Difusión masiva (viralización).
–    Vinculación a marcas, servicios, ideas.
–    Nuevos retos, nuevas habilidades y nuevos valores.

Los nuevos valores que traen los medios sociales son tres: PARTICIPACIÓN, APORTACIÓN y TRANSPARENCIA. Acercan una idea más abierta de lo que una institución ha de ser; a su vez instaura un principio de responsabilidad para aquellos que la representan, porque «cualquier proceso que involucre relación, comunicación o transacción entre personas es susceptible de mejora gracias a la tecnología, gracias a los medios sociales».

La otra cara de la moneda está en los riesgos del no estar en la Red. Y es que, «aunque tú no lo quieras, están hablando de ti». Los profesionales de la comunicación definen lo como «escucha activa». Es responsabilidad de la institución darle la vuelta a la ecuación, «dejar que tus colegiados, tus miembros hablen y poner la oreja».

Gestión de la ósmosis entre perfiles 2.0

Incide Jaime Izquierdo en tomarse en serio la presencia en redes sociales y entender que «no es un juego de fans and followers» pues la institución, ante todo, tiene una misión y el papel de la tecnología radica en ayudar a cumplir dicha misión. Para ello, se ha de buscar el balance entre calidad y relevancia: «el contenido no es el rey; el valor, sí»; utilizar el llamado por Izquierdo, «narcisismo digital» y utilizar la influencia de otros; y, sobre todo, tener muy claro que «una institución solo es influyente cuando puede cambiar comportamientos».

Sobre la gestión de la ósmosis entre perfiles 2.0, es decir, entre distintas facetas del Presidente de una institución, por ejemplo, el ponente sugirió un análisis previo y una estrategia acorde con la misión de la institución. Para ello sugirió como herramienta de autoanálisis la Ventana de Johari, un modelo que permite calibrar qué revelar de nosotros mismos en los perfiles. «Porque estar tiene que tener un objetivo cristalino»; si se decide estar en medios sociales, hará falta un «plan de presencia». Entender, como recordó el ponente parafraseando a Alfonso Alcántara, que «marca es lo que vendes, reputación es lo que te compran y liderazgo es lo que demuestras».

«Vamos hacia un mundo más transparente, queramos o no», concluyó Izquierdo no sin antes sugerir a los presentes una «formación continua y necesaria», sobre todo si la misión de la institución está bien definida; en ese caso, invertir en el ámbito de los medios sociales será sinónimo de eficiencia, de crecimiento.

Debate y participación

Desde cómo llevar estos temas a las organizaciones colegiales, hasta la gestión de crisis en redes, pasando por el potencial de algunas herramientas menos obvias en contraste con las más populares; en el debate se resolvieron dudas y se trajeron temas que preocupan a aquellos que gestionan la imagen pública de sus instituciones colegiales. Ante las resistencias y miedos, inherentes a estas gestiones, Jaime Izquierdo sugirió, sobre todo, planificación, análisis y formación. «La presencia en redes es una apuesta por la transparencia. El beneficio está en hacer las cosas bien, y que se sepa».

Apuesta el ponente por la multiherramienta para segmentar la presencia 2.0 —un perfil para cada objetivo; una red social asociada a cada táctica—, pero siempre que se evite la confusión entre el cargo y la persona. También recomendó para las campañas online que éstas llamen a la acción, es decir, que inviten a la participación. En definitiva, crear valor a través de la comunicación 2.0.

>> Entrevista a Jaime Izquierdo en Canal Profesiones.

Profesiones 147: Especial Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (III)

El número 147 de la revista Profesiones se inicia con un nuevo especial sobre el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales, con las últimas novedades de dicho texto.

El presente domina las páginas de este número, aunque eso sí, un presente que lleva mirando desde hace mucho tiempo al futuro. De ahí, la serie estrenada también en este número en la sección En Profundidad: Profesiones en el futuro.

Y si de presente y futuro hablamos no podemos hacerlo obviando lo que sucede en el exterior y el papel que Unión Profesional está llevando a cabo en instituciones profesionales internacionales como CEPLIS. Da cuenta de ello, el editorial y el relato del encuentro que tuvo lugar el Londres los pasados 3 y 4 de febrero.

Otros temas como la materia de financiación alternativa, véase el crowdfunding son abordados en dos secciones, una de opinión (La Visión Profesional) y otra de desarrollo (en Nuevas Tecnologías). Muy cercano, pero esta vez, vinculado a Cultura, echamos un vistazo a aquella que puede ser compartida libremente.

El encuentro de las profesiones con expertos en el buen gobierno y la deontología forma parte del especial de Global Compact.

De las últimas novedades en formación trata la sección de Opinión, gracias a la colaboración de Ana Carmen del Canto, del Organismo Autónomo de Programas Europeos. Educación e innovación vistas desde la óptica experta de Antonio Lafuente.

El número 147 se completa con aquellas secciones fijas como son Red Intercolegial o la Columna Internacional, esta vez bajo la firma de Peter Swindlehurst.

 

Unión Profesional insiste en el significado de respetar la colegiación y la independencia de las organizaciones colegiales

Alegaciones al Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales remitido al Consejo de Estado
__

El pasado sábado, 18 de enero, concluyó el plazo de audiencia pública concedido por el Consejo de Estado para la recepción de las alegaciones al Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales, antes de la emisión de su dictamen.

En sus alegaciones, Unión Profesional (UP), organización que agrupa a las profesiones colegiadas españolas, ha puesto de manifiesto las principales cuestiones que afectan a la esencia del sector colegial y que podrían tener graves consecuencias para la ciudadanía, sometiendo todo ello al criterio del Consejo de Estado.

Al tratarse de un sector de dinámica diferente a otros mercados, donde la confianza del consumidor y usuario resulta imprescindible, la colegiación se configura como el instrumento más adecuado para velar por la buena práctica profesional.

La sujeción a unas normas mínimas de comportamiento (fijadas por cada profesión en sus códigos deontológicos) viene a garantizar los derechos de consumidores y usuarios a recibir un servicios profesionales de calidad. De ahí la necesidad de mantener la colegiación en todas aquellas profesiones cuyo ejercicio afecte a la salud, la seguridad, el patrimonio, los bienes, los servicios generales o el medio ambiente. En el caso de las profesiones sanitarias se ha recogido la colegiación de la profesión cualquiera que fuese su actividad o forma de ejercicio. En lo referente a las profesiones jurídicas (a excepción de notarios y registradores), ingenierías, arquitecturas y tecno-científicas, la colegiación se ha establecido por actividades (y, por tanto, parcial) debiendo ser, sin embargo, con carácter unitario para todo el ejercicio que suponga un acto profesional. Además, desde UP se ha señalado la necesidad de contemplar el requisito de colegiación  para los economistas y titulados mercantiles, actuarios, trabajadores y educadores sociales, gestores administrativos, agentes de la propiedad inmobiliaria, administradores de fincas, agentes de la propiedad industrial o profesionales de la Educación Física y el Deporte.

Con el objetivo de proteger adecuadamente a los consumidores y usuarios de los servicios de los colegiados, se considera que la colegiación debería efectuarse en el colegio donde resida el domicilio habitual del profesional, como sucede en la actualidad. La libre elección de colegio conllevaría un perjuicio para los derechos de los usuarios, especialmente en los actos asistenciales y directos, no pudiéndose llevar a cabo el control deontológico efectivo o siendo imposible el fin esencial de los colegios que es la atención a los usuarios de los servicios de «sus» colegiados.

Otro de los ejes de las alegaciones gira en torno a la necesaria autorregulación que deben mantener las corporaciones colegiales para poder cumplir las funciones públicas que tienen encomendadas con la mayor independencia. En el caso del régimen de incompatibilidades previsto en el Anteproyecto, desde UP se considera que regular pormenorizadamente esta cuestión, respecto a cargos concretos, resulta una injerencia en el funcionamiento de estas corporaciones, cuyos cargos no son normalmente retribuidos y se asumen por vocación profesional. Las incompatibilidades han de preverse con principios o pautas, disponiendo que cuando haya una incompatibilidad concreta se producirá la abstención del ejercicio del cargo correspondiente; pero no eliminar toda posibilidad de tener un cargo público o privado y desempeñar, a su vez, un cargo colegial electo. La realidad pública y privada aporta valor a estas instituciones colegiales como parte de la sociedad civil organizada y participativa. Todo ello, sin perjuicio de que puntualmente se recojan incompatibilidades cuando estén expresamente justificadas.

El régimen de cuotas previsto en el Anteproyecto de Ley supone asimismo una manifiesta injerencia en la autonomía colegial indispensable para su funcionamiento una vez que sus funciones públicas colegiales no tienen otra fuente de financiación. Según UP, resultaría más ajustado a la técnica legal y a la realidad que el Anteproyecto de Ley recogiera unos criterios de composición de las cuotas como reparto de costes del ejercicio de las funciones obligatorias de los colegios, tanto en la incorporación a la profesión como en las cuotas periódicas, siempre que se justifiquen adecuadamente para que sean aprobados en el presupuesto anual y, en todo caso, susceptibles de ser revisadas.

Por otro lado, UP ha propuesto la creación de una Comisión Consultiva de las Profesiones de carácter mixto y paritario, formada por representantes de los Ministerios de adscripción de las diferentes profesiones colegiadas y las organizaciones interprofesionales representativas de ámbito nacional. Sus funciones podrían consistir en la emisión de informes sobre normativa que afecte al conjunto de las profesiones así como el desarrollo de la representación y coordinación de las diferentes organizaciones colegiales tanto en el ámbito estatal como ante las instituciones de la Unión Europea. Se trataría de obtener la mayor eficiencia en este campo, como ya se viene realizando por las organizaciones interprofesionales, pero reconocido por ley.

Profesiones 146: Especial Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (II)

El número 146 de la revista Profesiones, último de este 2013, incluye un nuevo especial dedicado al Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales, un pormenorizado análisis de los avances de un texto que fue aprobado el pasado 2 de agosto y que ha cubierto ya la fase de las alegaciones. El informe publicado sobre esta materia por el Consejo Económico y Social y por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia está subrayado en este segundo especial dedicado a la próxima reforma del sector profesional. El futuro de la sociedad civil organizada en relación con la respuesta de las profesiones a los malestares que esta crisis ha despertado entre los ciudadanos puede también encontrarse en este nuevo número.

La sección de Actualidad que, de nuevo incluye dos páginas dedicadas a las asociaciones interprofesionales (Red Intercolegial), también dedica espacio a la edición del Libro de Comunicación de Unión Profesional.

El recientemente elegido presidente de la Unión Mundial de Profesiones Liberales (UMPL), Eric Thiry, es entrevistado en las páginas de la sección Internacional. Páginas que también incluyen una información detallada sobre la aprobación definitiva de la nueva de la Directiva de Cualificaciones.

La información sobre el último Taller de herramientas digitales organizado por Unión Profesional, así como un espacio específicamente dedicado a la nueva Ley de Transparencia forman parte de los contenidos de la sección de Nuevas Tecnologías. Especialmente recomendable es el espacio dedicado al Pacto Mundial, pues incluye una tribuna de Javier Garilleti, experto en Buen Gobierno.

Este número de la revista Profesiones, correspondiente a los últimos dos meses del año, repasa uno de los eventos por primera vez organizado por Unión Profesional y que contó con la mayoría de sus miembros a la hora de su desarrollo; esto es ‘La Visita de Estudio’.

Tras un artículo de opinión dedicado a la democracia ambiental, Cultura inicia su sección con un reportaje sobre moda sostenible. Cerramos este número con Hilda Garrido, coordinadora de la Cátedra de Ética de la Empresa y las Profesiones de la Universidad Carlos III de Madrid, hablando sobre Deontología Profesional.

 

 

Las organizaciones colegiales debaten sobre el Buen Gobierno

Con el fin de contribuir a la modernización y a la gestión eficiente de las organizaciones colegiales, Unión Profesional (UP) organizaba el pasado 17 de diciembre la jornada ‘El Buen Gobierno en el sector colegial’. En ella, representantes de los Consejos Generales y Superiores y Colegios Profesionales asociados a nuestra institución pudieron profundizar en cuestiones relacionadas con el Buen Gobierno (o Gobierno Corporativo) y debatir sobre sus semejanzas y diferencias con la deontología profesional, término ampliamente conocido y característico del entorno colegial.

Para ello, se contó con la intervención de Javier Garilleti, director de Sostenibilidad, Reputación y RSC para España en EY, e Hilda Garrido, coordinadora de la Cátedra de Ética de la Empresas y las Profesiones de la Universidad Carlos III de Madrid. En la jornada participaron asimismo Jordi Ludevid i Anglada y José Antonio Galdón, vicepresidentes de UP, así como el vicepresidente del Consejo General de Dentistas, Juan Antonio López, en calidad de anfitrión.

Cómo aplicar el Buen Gobierno en las organizaciones colegiales

En su intervención, Javier Garilleti acercó a los asistentes el significado del Buen Gobierno y los principales aspectos que lo integran: «el Buen Gobierno es el sistema por el cual las organizaciones son dirigidas y controladas según el interés de sus representados, para mantener y crear valor». Aunque se trata de un concepto desarrollado en el ámbito empresarial, la mayoría de los principios y cuestiones que promueve podrían ser aplicadas a cualquier tipo de organización. Por ello, Garilleti animó a las organizaciones colegiales a trasladar los modelos de Buen Gobierno diseñados por las empresas a sus propias estructuras: «Del mismo modo que las empresas se dieron cuenta en su momento de que el Buen Gobierno les aportaba valor, les protegía frente a posibles riesgos en la gestión y garantizaba su reputación, las organizaciones colegiales también deben y pueden hacerlo ya que les reportará seguridad y una mayor confianza por parte de sus públicos».

Elementos como la transparencia, la responsabilidad y la implantación de un modelo de control corporativo forman parte de lo que se entiende como un Buen Gobierno efectivo, lo que se traduce en cuatro ejes fundamentales de trabajo: rendición de cuentas; equidad a la hora de proteger los derechos de los representados; transparencia para garantizar información sobre la situación financiera, el desempeño y el gobierno corporativo; y responsabilidad corporativa (RSC) en el sentido de reconocer los derechos e intereses de todas las partes legalmente interesadas y estimular la cooperación para generar un interés compartido.

Según resaltó el experto, existen unos ámbitos comunes en los que se mueven todas las organizaciones como son: el relativo al Consejo de Administración (Misión, Composición y Estructura, funcionamiento, obligaciones, conflictos de intereses, etcétera) y a las Comisiones (Auditoría, Retribuciones y Nombramientos, Cumplimiento); los sistemas y procesos de control y supervisión; la información y comunicación; y los Códigos de Conducta y RSC.

Los factores clave del Gobierno Corporativo son:

• Estructura y composición del Consejo
• Desempeño y efectividad del Consejo
• Estrategia, planificación y control
• Gestión del riesgo
• Comités efectivos y adecuados
• Transparencia e información
• Responsabilidad Social

Diferencias entre Buen Gobierno y Deontología Profesional

Por su parte, Hilda Garrido centró su ponencia en destacar los principales aspectos que diferencian el Buen Gobierno y la Deontología Profesional, concepto que se encuentra en la esencia de las profesiones colegiadas.

Aunque en el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (Art. 41 y 43) ambos conceptos aparecen entremezclados, la experta señaló que se trata de dos cuestiones distintas: «la deontología profesional son los principios de ética pública que buscan un comportamiento confiable (digno de confianza) por parte de los profesionales, mientras que el Buen Gobierno lo que persigue es que los órganos de Gobierno y las personas que ostentan el poder de la Dirección de una organización actúen conforme a unos principios».

El código deontológico establece los principios que debe cumplir un profesional cuando ejerce y el código de Buen Gobierno fija las normas éticas y de conducta que deben cumplir las Juntas de Gobierno y órganos directivos, así como los miembros de una organización.

Estos códigos se elaboran en el seno de la organización colegial y tienen una proyección en régimen de faltas y sanciones que suele incorporar el Estatuto General que es sancionado por el Gobierno en cuanto a su legalidad.

En palabras de Hilda Garrido, «a pesar de que ambos son códigos, marcan principios de ética pública y buscan generar confianza en el ciudadano o usuario final, el objeto de regulación es distinto: en un caso, estamos regulando al profesional (código deontológico); y en el otro, al directivo (código de Buen Gobierno)». En este sentido, la experta propuso a las organizaciones colegiales que, independientemente de lo establecido en la futura Ley de Servicios y Colegios Profesionales, desarrollen códigos de Buen Gobierno aparte de los códigos deontológicos que cada profesión tiene definidos.

Durante el debate, José Antonio Galdón resaltó que «hay muchas cuestiones relacionadas con el Buen Gobierno, como es el caso de la transparencia, que están presentes en la actividad diaria de muchos Consejos Generales y Colegios Profesionales».

Según Jordi Ludevid, «el tema de la deontología y el Buen Gobierno es fundamental para el sector colegial, no solo por la reputación de las profesiones o de las instituciones que las representan sino en términos de viabilidad». En este sentido, UP confeccionará unas bases que recojan los criterios comunes a tener en cuenta para la elaboración de Códigos de Buen Gobierno en el sector colegial.

>> Vídeo de la entrevista realizada a Hilda Garrido