Cambio climático y salud: acciones para mejorar la salud de las personas y del planeta

El Instituto DKV de la Vida Saludable, Ecodes y Pacto Mundial se han unido para presentar el informe Cambio climático y salud

«La contaminación del aire ocasiona más de 33.000 muertes prematuras al año y el aumento de fenómenos meteorológicos extremos, como huracanes, ciclones o tormentas tropicales, es causante de unas 60.000 muertes anuales. De hecho, la OMS ya advertía que el cambio climático causará unas 250.000 defunciones adicionales al año entre 2030 y 2050». Así comienza la presentación del informe elaborado por el Instituto DKV de la Vida Saludable, Ecodes y Pacto Mundial, unidos en esta ocasión ante uno de los retos ambientales más prioritario: el cambio climático, precisamente por sus graves efectos en la salud.

Bajo el título Cambio climático y salud, actuando frente al cambio climático para mejorar la salud de las personas y del planeta, el informe ofrece de manera sencilla, divulgativa y visual, algunas claves, herramientas y propuestas dirigidas a conocer las relaciones entre el cambio climático y la salud. Para su mejor comprensión este estudio está dividido en bloques, cada uno de ellos en correspondencia con los diferentes ámbitos de la salud: escenarios meteorológicos extremos, calidad del aire, seguridad alimentaria y enfermedades infecciosas.

Procedente de datos obtenidos del Informe Calidad del Aire en Europa 2015 (Agencia Europea del Medio Ambiente) se advierte que la contaminación del aire es la responsable del más de 33.000 muertes prematuras al año. Además, las 60.000 muertes anuales por fenómenos meteorológicos (el número de desastres naturales relacionado con estos se ha triplicado desde los años 60) pueden verse incrementadas con el calentamiento global que está sufriendo el planeta.

El cambio climático también afectaría al riesgo de sufrir hambre y malnutrición en el año 2050. Ante este tipo de amenazas, las instituciones reunidas para la elaboración de este informe piden a los profesionales sanitarios que sean pioneros en la respuesta, apoyando los acuerdos o compromisos climáticos, usando la evidencia científica para defender la necesidad de adoptar medidas  o haciendo por promover la participación del resto de profesionales.

Por su parte, el Instituto DKV de la Vida Saludable añade una serie de sugerencias prácticas, para aplicar en el ámbito individual, como por ejemplo: aprovechar la luz natural, cocinar utilizando el calor residual, usar transporte público o priorizar los productos locales, cercanos y de temporada.

Sobre el Autor

UnionProfesional

Redacción digital - UNIÓN PROFESIONAL

Conecta conmigo